A National Award-Winning Publication

Nueva caída en ventas de autos en junio

En junio, las ventas de automóviles en Estados Unidos aumentaron para Hyundai y Fiat Chrysler, mientras que Ford, General Motors, Honda, Nissan, y Toyota reportaron caídas. En general la industria automotriz reportó su sexto descenso mensual consecutivo, con una caída de 2.6%. Sin embargo, la tasa anual ajustada por temporada superó de nuevo los 17 millones de vehículos por tercera vez.
Hyundai extendió su racha de meses ganadores a 11 con un aumento del 1.5 por ciento, y la FCA se levantó por un aumento del 45% en la marca Ram. Ford sufrió un descenso del 4.7% en junio, a pesar de una pequeña ganancia, General Motors tuvo una caída en sus ventas de 0.9%, en tanto, Tesla reportó un segundo trimestre récord, entregando más de 95, 200 vehículos a clientes en todo el mundo.

Las ventas de Honda cayeron un 7.3 por ciento, con un volumen a la baja de 6.3 % en Honda y 16 % en Acura, mientras que en Nissan, las entregas se deslizaron un 15 por ciento detrás de una caída del 15 % en la marca Nissan y una caída del 8 % en Infiniti.

Toyota por su parte tuvo su séptimo descenso mensual, de 3.5%, a pesar del éxito de su híbrido RAV4, debido a las caídas en los segmentos de automóviles y camiones. Otros ganadores entre las marcas pequeñas fueron: Subaru, que extendió su racha de ganancias superando las 60, 000 unidades en ventas en el último trimestre; Kia con un aumento de 0.4%, Mitsubishi y Volkswagen 9.6%.

Entre las marcas de lujo la mayoría reportaron ganancias. BMW con un crecimiento del 7.5% en junio, Mercedes 7.0%, 0,7 por ciento en Volvo 0.7%, Porsche 6.4 % y 137 % en Genesis de Hyundai. Las ventas cayeron 0.3 % en Audi, 20 % en Jaguar y 5.6 % en Land Rover.

En los primeros seis meses del año las ventas han bajado 2.4 por ciento, y algunos analistas ven un rebote en la segunda mitad del año, con el lanzamiento de camionetas ligeras nuevas y rediseñadas, así como un posible recorte de la tasa de interés de la Reserva Federal.

 

 

Apoyo a la exportación de pequeñas empresas de Illinois

El Departamento de Comercio y Oportunidades Económicas de Illinois recibió $700,000 dólares en fondos federales para apoyar el crecimiento de las exportaciones de las pequeñas empresas, de acuerdo con un comunicado de la oficina del gobernador Rauner.

Los recursos se otorgarán a través del Programa de Promoción de Comercio y Exportación del Estado de Illinois, que recibirá solicitudes de las empresas todo el año. Este apoyo significa un respaldo a más de 800,000 empleos en la región.




El programa ofrecerá asistencia financiera a las pequeñas empresas de Illinois que ingresan o se expanden a nuevos mercados internacionales, a fin de que participen en misiones comerciales, ventas individuales en el mercado exterior, cumplimiento de normas en productos, localización de sitios web y capacitación en exportaciones.

Las misiones comerciales contempladas en este programa brindan a las pequeñas empresas de Illinois una experiencia única en ventas internacionales que se personaliza para maximizar esfuerzos y oportunidades en la promoción de sus productos y servicios a nuevos clientes.

En ellas se incorpora una variedad de industrias como: la aeroespacial, procesamiento de alimentos, tecnología ambiental, ciencias de la vida y medicina, así como empaque. Para el año fiscal 2019 existe un calendario de misiones comerciales a 16 mercados internacionales:

  • WETEX 2018: Dubai, UAE | October 2018
  • MEDICA: Dusseldorf, Germany | November 2018
  • Arab Health: Dubai, UAE | January 2019
  • Mobile World Congress: Barcelona, Spain | February 2019
  • Israel Multi-Sector Trade Mission |February 2019
  • Water Philippines: Manila, Philippines | March 2019
  • Brazil and Colombia Multi-Sector Trade Mission |March 2019
  • Ethiopia and Kenya Multi-Sector Trade Mission | March 2019
  • South Korea Multi-Sector Trade Mission | April 2019
  • IE Expo: Shanghai, China | April 2019
  • SIAL Canada: Toronto, Canada | April/May 2019
  • Africa Health: Johannesburg, South Africa | May 2019
  • Expo Pack: Guadalajara, Mexico | June 2019
  • Paris Air Show: Paris, France | June 2019
  • FOOMA: Tokyo, Japan | July 2019

Renuncia principal asesor económico del presidente Trump

Gary D. Cohn, el principal asesor económico del presidente Trump, dijo el martes que renunciaría, convirtiéndose en el último de una serie de salidas de alto perfil de la administración Trump.
Su decisión de irse se produjo después de que parecía dispuesto a perder una lucha interna por el plan de Trump de imponer aranceles elevados a las importaciones de acero y aluminio. El Sr. Cohn había advertido la semana pasada que podría renunciar si el Sr. Trump cumplía con las tarifas, contra las cuales había ejercido presión internamente.
“Gary ha sido mi principal asesor económico e hizo un excelente trabajo al impulsar nuestra agenda, ayudando a realizar recortes tributarios históricos y reformas y desatando la economía estadounidense una vez más”, dijo Trump en un comunicado al New York Times. “Es un talento raro, y le agradezco su dedicado servicio al pueblo estadounidense”.
Se espera que el Sr. Cohn se vaya en las próximas semanas. Se unirá a una serie de recientes salidas de altos funcionarios de la Casa Blanca, incluido el director de comunicaciones del Sr. Trump y una poderosa secretaria de personal.
Sin embargo, la partida de Cohn, un demócrata orientado al libre comercio que evitó una serie de políticas nacionalistas durante su año en la administración Trump, podría tener un efecto dominó en las decisiones económicas del presidente y en la industria financiera.
Deja al Trump rodeado principalmente por asesores con fuertes puntos de vista proteccionistas que defienden los tipos de medidas comerciales agresivas, como los aranceles, que el Sr. Cohn luchó.
Cohn fue visto por los legisladores republicanos como la mano firme que podría evitar que Trump se involucre en actividades que podrían desencadenar una guerra comercial.

El TLCAN parece camino a un nuevo año con pocas alegrías

Estados Unidos, México y Canadá se dirigen hacia 2018 sin un plan claro para salvar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN, o NAFTA por sus siglas en inglés).

Los negociadores están listos para concluir su última ronda de conversaciones el viernes en Washington sin cerrar ningún capítulo nuevo de un acuerdo reestructurado. Si bien los funcionarios avanzaron en temas como las telecomunicaciones y el comercio electrónico esta semana, según fuentes al tanto, las partes no han llegado a acuerdos sobre asuntos ni siquiera menores desde octubre. La falta de progreso hace que el objetivo de llegar a un acuerdo en marzo parezca cada vez menos realista.

“La gente tiene que estar planeando qué hacer en el peor de los casos”, dijo Robert Holleyman, un socio de Crowell & Moring que se desempeñó como representante comercial adjunto de Estados Unidos bajo el gobierno de Barack Obama. “Al mismo tiempo, nunca he visto a la industria más involucrada en todos los sectores a la hora de argumentar que EE.UU. debe presentar un TLCAN que permita a los tres países declarar la victoria”.

Solo se han completado dos capítulos de un nuevo acuerdo que se espera que incluya casi 30. Las tres naciones ya han recomendado debates sobre temas difíciles, como los requisitos de contenido regional para autos que busquen los beneficios del TLCAN y los sistemas de disputas entre inversionistas y estados, donde las propuestas estadounidenses han sido descritas como inviables por Canadá y México.

Con una elección general en México y una legislativa en EE.UU. el próximo año, se está acabando el tiempo para salvar el acuerdo de 23 años, que rige más de US$1 billón (millones de millones) en comercio. El presidente Donald Trump ha amenazado con retirar a EE.UU. del acuerdo si un nuevo pacto no es favorable para su país. La próxima ronda de conversaciones en Montreal del 23 al 28 de enero se perfila como un momento clave.

Las expectativas de grandes avances en las últimas dos rondas de conversaciones se vieron atenuadas por la falta de participación política. Se espera que los ministros responsables del TLCAN participen directamente en las reuniones del próximo mes en Canadá.

La lentitud de las conversaciones que comenzaron en agosto y la política arriesgada de Trump han alimentado las especulaciones sobre lo que sucedería si EE.UU. da un preaviso de retiro del acuerdo de seis meses. Los abogados y economistas comerciales de Washington debaten si el Congreso tiene la autoridad para impedir que el presidente aumente los aranceles a México y Canadá.

“Trump puede tuitear que se retira, pero las preferencias arancelarias podrían permanecer en su lugar”, dijo Caroline Freund, miembro senior del Peterson Institute for International Economics. “Sería un retiro en papel pero no en sustancia”.

Advertencia

Legisladores republicanos, incluidos los senadores John Cornyn y Ted Cruz, han advertido a Trump que no se retire. Aún así, algunos expertos dudan que el Congreso pueda interponerse en el camino del mandatario. “La historia sugiere que sería muy difícil para el Congreso reunir la voluntad y la energía para contrarrestar eso enérgicamente”, dijo Holleyman.

Mientras tanto, los legisladores de izquierda como el senador de Vermont Bernie Sanders están presionando a Trump para que cumpla su promesa de entregar un mejor acuerdo para los trabajadores.

Un avance el próximo mes puede requerir un cambio en la dinámica entre las tres naciones. México y Canadá son reticentes a presentar contrapropuestas sobre lo que ven como propuestas provocativas de EE.UU. Mientras tanto, los negociadores estadounidenses están frustrados por la falta de intercambios sobre sus exigencias centrales. En la última ronda, en Ciudad de México, el representante comercial estadounidense, Robert Lighthizer, dejó en claro que EE.UU. quiere cambios que “reequilibren” el comercio en el continente, e instó a México y Canadá a participar de una “manera seria”.

“La ronda de negociaciones en enero será el momento de la verdad”, dijo Lori Wallach, directora del programa Global Trade Watch en Public Citizen, un grupo sin fines de lucro que dice que el TLCAN ha perjudicado a los trabajadores.

Nota Original: Nafta May Be On Track for an Unhappy