A National Award-Winning Publication

Search
Close this search box.

La Fed duda de la restricción de su política monetaria 

Jerome Powell no está seguro de que las tasas de interés sean todavía lo suficientemente altas como para bajar la inflación al 2 %.
Facebook
Twitter
LinkedIn

Redacción Negocios Now

El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), Jerome Powell, dijo que no está seguro de que las tasas de interés sean todavía lo suficientemente altas como para lograr bajar la inflación y reducirla al objetivo del 2 %.

Explicó que la Fed está comprometida a lograr una política monetaria suficientemente restrictiva, aunque “no estamos seguros de haberlo logrado”. Aseguró que, de ser necesario, subirán más las tasas de interés. En este sentido remarcó que, “si resulta apropiado endurecer más la política, no dudaremos en hacerlo”.

Powell habló en una conferencia del Fondo Monetario Internacional, una semana después de que el banco central estadounidense votó a favor de mantener los réditos en un máximo de 22 años por segunda reunión consecutiva del Comité Federal de Mercado (FOMC).

Hasta el momento la Fed ha realizado 11 alzas, desde marzo del 2022, y la tasa de interés de referencia se mantiene en el rango de 5.25 % al 5.5 %, su máximo nivel desde 2001.

Powell afirmó que los nuevos movimientos se harían con cautela, “para abordar tanto el riesgo de ser engañados por unos buenos meses de datos económicos, como el riesgo de un endurecimiento excesivo”. La Fed mantendrá además “ese nivel hasta que el trabajo esté terminado”, agregó.

El líder de la Fed informó que se siguen tomando decisiones reunión por reunión en función de la totalidad de los datos entrantes y sus implicaciones. “La lucha por restaurar la estabilidad de precios tiene un largo camino por recorrer”, dijo.

En el futuro, “es posible que una mayor parte del progreso en la reducción de la inflación tenga que venir de una política monetaria restrictiva que limite el crecimiento de la demanda agregada”, consideró Powell. La Fed podría decidir alguna nueva alza en la reunión del FOMC del 12 y 13 de diciembre.

La inflación está ya muy por debajo del pico que alcanzó en junio de 2022, cuando se colocó en el 9.1 %, pero aún se encuentra en niveles que no son los deseados. La tasa de septiembre fue del 3.7 %.

Sin embargo, la tasa anual de la inflación subyacente, que mide la subida de precios sin contar ni la energía ni los alimentos, uno de los indicadores más observado por la Fed para tomar sus decisiones, cayó dos décimas en septiembre y confirmó su tendencia a la baja.