A National Award-Winning Publication

Search
Close this search box.

Estadounidenses gastan menos en regalos y más en diversión

El mes pasado, el gasto en servicios aumentó un 2,5 %, mientras que el gasto minorista, excluyendo restaurantes, cayó un 1 %.
Facebook
Twitter
LinkedIn

Redacción Negocios Now

Los estadounidenses están gastando menos dinero en regalos y más en comidas, opciones de entretenimiento y entradas, de acuerdo con datos de las tarjetas de Bank of America, citados por el Wall Street Journal (WSJ).

El mes pasado, por ejemplo, el gasto en servicios aumentó un 2,5 %, mientras que el gasto minorista, excluyendo restaurantes, cayó un 1 %. Según el WSJ, «los profesionales financieros y los economistas dicen que gastar dinero en experiencias genera una alegría más duradera que comprar cosas».

En sentido general, se espera que los estadounidenses gasten casi un billón de dólares en esta temporada navideña, marcando el decimoquinto año consecutivo de crecimiento, de acuerdo con el vaticinio de la Federación Nacional de Minoristas.

«El aumento en el gasto durante la temporada navideña se produce a pesar de que muchos compradores habían planeado gastar menos que el año pasado», según el estudio del Bank of America. Probablemente, los salarios más altos y el acceso a crédito barato han sido las razones por las que han decidido gastar un poco más.

Importancia de priorizar la diversión en familia

Si bien los regalos debajo del árbol son una postal típica en Navidad, no es menos cierto que pasar tiempo en familia, haciendo cosas divertidas, constituye una excelente alternativa a considerar.

  1. Fomenta experiencias significativas: Gastar en diversión brinda la oportunidad de crear recuerdos duraderos a través de experiencias compartidas, en lugar de posesiones materiales.
  2. Reduce el estrés financiero: Priorizar la diversión sobre los regalos puede ayudar a evitar presiones económicas innecesarias, contribuyendo a un ambiente más relajado durante las festividades.
  3. Fortalece las relaciones personales: Compartir momentos de alegría y diversión con seres queridos puede fortalecer los lazos emocionales, creando conexiones más profundas que la simple entrega de regalos.
  4. Prioriza el presente: Invertir en actividades divertidas promueve la apreciación del momento presente, permitiendo escapar temporalmente del consumismo asociado con las compras navideñas.
  5. Enaltece la creatividad: Al destinar recursos a actividades lúdicas, se abre la puerta a una variedad de opciones creativas, desde eventos culturales hasta aventuras al aire libre, enriqueciendo la celebración de las fiestas de manera única.

Y tú, ¿eres más de regalos o de experiencias divertidas?