A National Award-Winning Publication
Search

Certificaciones federales para empresas de veteranos

Las pequeñas empresas de veteranos y veteranos discapacitados pueden certificarse como tales para hacer negocios con el Gobierno federal.
Facebook
Twitter
LinkedIn

Redacción Negocios Now

La Agencia Federal de Pequeños Negocios (SBA, por sus siglas en inglés) les ofrece a las pequeñas empresas propiedad de veteranos y veteranos con discapacidad la posibilidad de certificarse como tales para acceder a magníficas oportunidades en calidad de contratistas gubernamentales.

Mediante el programa de certificación para veteranos VetCert, la SBA les permite a los Pequeños Negocios Propiedad de Veteranos (VOSB, por sus siglas en inglés), debidamente certificados, conseguir contratos de fuente única y reservados por parte del Departamento de Asuntos de los Veteranos (VA, por sus siglas en inglés).

Entretanto, el programa para la contratación federal de Pequeñas Empresas Propiedad de Veteranos con Discapacidad (SDVOSB, por sus siglas en inglés), les posibilita a sus participantes aprovechar oportunidades de contratación especialmente diseñadas para ellos, aparte del derecho de licitar por los citados contratos de fuente única.

Beneficios de las certificaciones federales

Una de las ventajas principales de acreditarse como VOSB y/o SDVOSB, es que el Gobierno federal les concede a los pequeños negocios certificados como tales, al menos, el 3 % del presupuesto destinado a la contratación con el Estado.

Naturalmente, para conseguir estas certificaciones, cada organización aspirante debe cumplir con ciertos requisitos, entre ellos, ser considerada como empresa pequeña, de acuerdo con el estándar estipulado por la SBA, y pertenecer o estar controlada por un veterano en, al menos, un 51 %.

En el caso concreto de la certificación SDVOSB, al menos, el 51 % del negocio debe pertenecer o estar controlado por un veterano con discapacidad, pues así lo requiere el VA. Si el dueño padece de una incapacidad permanente y total, que le impide manejar su empresa, también podría calificar, siempre y cuando su cónyuge o cuidador permanente le ayude en las operaciones del negocio.

Desde luego, convertirse en un contratista federal exitoso no es cosa de un día. Los veteranos y veteranos con discapacidad que deseen ser parte de la contratación pública deberán prepararse muy bien para aprovechar al máximo esta oportunidad.

Capacitación para emprender en el mercado federal

El Programa de Capacitación Empresarial en Adquisiciones Federales para Veteranos (VFPETP, por sus siglas en inglés), es una de las opciones con que cuentan a fin de ganar conocimientos y habilidades para trabajar exitosamente en este terreno.

Uno de los grandes beneficios adicionales de este programa radica en el hecho de que ofrece tres cursos diferentes (VIP START, VIP GROW y VIP INTERNATIONAL), en dependencia de la etapa del proceso de contratación en la que se encuentre el veterano. Según datos de la SBA, «los graduados de VIP GROW informan un aumento en sus ingresos en un promedio del 54 % durante el primer año tras completar el programa».

La propia SBA igualmente ofrece muchísimas herramientas en línea, de gran utilidad, para iniciarse en las lides de la contratación federal, así como un curso básico sobre el desempeño en este lucrativo campo, disponible en su centro de aprendizaje.