A National Award-Winning Publication

FBI advierte de la amenaza de protestas de personas armadas en todo el país

Redacción Negocios Now

El Buró Federal de Investigaciones (FBI) ha advertido en un boletín interno sobre la amenaza de protestas de personas armadas en todo el país a partir del fin de semana y durante los días previos a la toma de posesión del presidente electo Joe Biden prevista para el 20 de enero.

De acuerdo con el memo del FBI, que fue obtenido por los principales medios de prensa estadounidenses, “protestas armadas están siendo planeadas en los 50 capitolios estatales del 16 de enero hasta al menos el 20 de enero, y en el Capitolio federal del 17 de enero hasta el 20 de enero”.

La agencia federal también ha recibido información en los últimos días sobre un grupo que pide “asaltar” cortes y edificios administrativos del gobierno estatal, local y federal en caso de que el presidente Donald Trump sea destituido de su cargo.

El FBI advierte además de un nuevo intento de asalto al Capitolio federal como el ocurrido la semana pasada, que dejó cinco muertos, entre ellos un policía, y que provocó la evacuación de todos los congresistas que se encontraban en el edificio y del vicepresidente Mike Pence, que presidía la certificación de los resultados de la elección de Biden.

“El FBI tiene información de un grupo armado identificado que tiene la intención de viajar a Washington el 16 de enero. Han avisado que si el Congreso intenta sacar al presidente por medio de la enmienda 25 habrá un gran levantamiento”, indica el boletín.

Para la investidura de Biden, la capital estadounidense se blindará con más de 10,000 efectivos de la Guardia Nacional para prevenir cualquier incidente violento similar al del pasado 6 de enero, cuando simpatizantes de Trump invadieron el Congreso estadounidense, en lo que Biden calificó de “insurrección” protagonizada por “terroristas doméstico”.

El FBI ya ha arrestado a varios de los supuestos “insurgentes” y pide la colaboración de la comunidad para identificar al resto.

El general del Ejército Daniel Hokanson, a cargo de la Guardia Nacional, declaró a la prensa que los efectivos estarán vigilantes “en todo el país” y que mantienen una “estrecha coordinación” con los distintos cuerpos policiales para “brindar cualquier apoyo solicitado”.

Los congresistas demócratas instaron el lunes a Pence a invoque la Enmienda 25, para destituir a Trump,  de lo contrario someterán al presidente a un nuevo juicio político por “incitación a la violencia contra el gobierno”.

 

 

 

Lori Lightfoot: “No dejaremos a nuestra ciudad en las ruinas”

Chicago  1 de Junio (Negocios Now)- La alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot, llamó hoy a reconstruir los negocios de la ciudad destrozados por manifestantes y dijo que su gobierno dirigirá esos esfuerzos.

   Tras un fin de semana caótico que generaron las protestas por la muerte del afroamericano George Floyd, en Minnesota, Lori dejó en claro que la ciudad será reconstruida y que ella personalmente dirigirá los esfuerzos por resarcir los daños. 

 Las protestas por la muerte Floyd, estrangulado por un policía de Minnesota,  convirtieron parte de Chicago en una “zona de guerra” con feroces enfrentamientos entre manifestantes y policías, y una ola de saqueos, incendios de autos, edificios y destrozos a negocios en varios vecindarios de la ciudad.

La ciudad, que sufre un conocido problema de violencia entre pandillas, registró además 80 víctimas por disparos con armas de fuego, según el reporte de la Policía.

Lightfoot, dijo que se ha puesto en contacto con las cámaras de comercio y ha desplegado trabajadores de limpieza para reconstruir los daños de los negocios.

Lightfoot negó que se haya dado prioridad a los negocios del centro de la ciudad (downtown), en detrimento a los del Oeste y el Sur, escenario se vandalismo.

“Vamos a reconstruir la ciudad y nuestro gobierno dirigirá las labores de reconstrucción”, prometió la alcaldesa. “No abandonaremos a nuestros vecindarios. No dejaremos a la ciudad en ruinas”, dijo.

    Lo que empezó hace unos días pacíficamente por el reclamo de justicia a Floyd devino en un verdadero caos, no obstante el toque de queda decretado por la alcaldesa Lightfoot, y la presencia de la Guardia Nacional que, según el gobierno, tiene la misión de apoyar al cuerpo policial.

.

    Floyd murió asfixiado con el pie en el cuello de un un policía de Minnesota, en un hecho filmado por un transeúnte y convertido en viral, levantando la ira y el dolor a lo largo del país. Dos días después del incidente, uno de los oficiales involucrado en los hechos, Dereck Chauvin, fue arrestado y acusado de asesinato de tercer grado y homicidio involuntario.

    El arresto no aplacó la furia de los manifestantes como se demuestra en imágenes repetidas de costa a costa, en una reacción en cadena de un país que  en los últimos años ha visto morir a un sinnúmero de afroamericanos víctima de la brutalidad policial.

  Los manifestantes y líderes por los derechos civiles reclaman una sentencia más fuerte para Chauvin y que los otros tres policías involucrados en el incidente también deben ser arrestados y acusados de homicidio. 

  Frente a los incidentes violentos en todos el país, las autoridades han impuesto  toques de que en al menos 40 ciudades y han desplegado a los miembros de la Guardia Nacional  en 15 estados y Washington, DC, donde también hubo manifestaciones frente a la Casa Blanca y el presidente Trump debió ser evacuado a un lugar seguro.

    Por otro lado, varios incidentes, algunos recogidos en videos,  echan más gasolina al fuego de las protestas. Un video de la ciudad de Nueva York parece mostrar un camioneta del Departamento de Policía arremetiendo contra una multitud, mientras que en Minnesota, un hombre condujo un camión cisterna a través contra manifestantes y fue acusado de asalto. Asimismo, un joven de 21 años murió baleado a Detroit durante la protesta y siete policías fueron heridos en Boston.

   Según reportes, alrededor de 4.000 personas han sido arrestadas desde que comenzaron las primeras oleadas de indignación por la muerte de Floyd la semana pasada.

Alcaldesa Lori Lightfoot decreta toque de queda en Chicago

Redacción Negocios Now – 

 La ira por la muerte de George Floyd en Minnesota llegó a las calles de Chicago, donde la alcaldesa Lori Lightfoot decretó hoy sábado 30 de mayo un toque de queda de 9:00 pm a 6:00 am para contener la furia de los manifestantes.

   Las imágenes de un auto de policía envuelto en llamas, protestantes quemando banderas, arrojando botellas y enfrentados a los cuerpos de uniformados que se repiten en varias ciudades del país, también tuvieron como escenario el downtown de Chicago.    

Mientras una parte de los manifestantes marcharon pacíficamente reclamando justicia para Floyd,  uno de tantos afroamericanos víctimas de la brutalidad policial,  otros subieron el tono de su protesta prendiendo fuego a inmuebles y autos de policía convirtiendo la ciudad en escenario caótico.

 “He visto a manifestantes lanzar proyectiles a nuestro departamento de policía … botellas de agua, orina y Dios sabe qué más”, dijo la alcaldesa Lori en palabras que recoge el Chicago Tribune.

  “Quiero expresar mi decepción y, de verdad, mi disgusto total por la cantidad de personas que asistieron a las protestas de hoy armadas para una batalla total”, dijo Lori, quien enfatizó que el Departamento de Policía de Chicago hará cumplir el toque de queda a través de medidas que incluyen advertencias, multas y arrestos.

Al explicar en qué consiste el toque de queda, la alcaldesa dijo que es “exigible por ley y restringe a las personas a permanecer en cualquier lugar público, incluidas, entre otras, las calles y carreteras, y áreas comunes de escuelas, hospitales, edificios de oficinas y tiendas; o en las instalaciones de cualquier establecimiento, definido como cualquier negocio privado operado con fines de lucro al que se invita al público, dentro de la ciudad de Chicago durante las horas de toque de queda”.

El toque de queda excluye a las personas involucradas en actividades esenciales como se define en el Código Municipal, Orden 2020-3 (enumerado aquí en la Sección 2.5), dijo.

    Floyd murió ahogado por el policía  Derek Chauvin que le puso la rodilla en el cuello mientras yacía en el piso con esposas e inmovilizado por otros tres policías. Una transeúnte grabó el incidente en el que se escuchaba al detenido decir repetidamente “no puedo respirar”.

    El viernes, tras dos días de protestas, el oficial Chauvin fue detenido y acusado de ‘asesinato de tercer grado’ y ‘homicidio involuntario en segundo grado’ por la muerte de Floyd que generó protestas de costa a costa en el país, desde Nueva York, Washington, Denver, Atlanta, Miami, Salt Lake City, Los Ángeles, Filadelfia y Seattle, entre otras.

    En Minnesota, también se impuso el toque de queda, pero no detuvo las manifestaciones y los enfrentamientos con la policía. Como en Chicago, las autoridades condenaron los destrozos que han ocasionado las protestas.