A National Award-Winning Publication
Search

Más de $100,000 en ingresos para comprar casa típica

En 2024, los estadounidenses que desean comprar una vivienda necesitan ganar más de $100,000 al año para adquirir una casa típica.
Facebook
Twitter
LinkedIn

Redacción Negocios Now

Los estadounidenses que desean ser propietarios de una vivienda necesitan un ingreso al año de más de $100,000 para comprar en 2024 una casa típica en casi la mitad de los estados de la unión americana, exponen estudios recientes de consultoras financieras.

Los compradores primerizos deben ganar $114,000, casi $30,000 más que el ingreso medio de un hogar, de $74,500, para comprar una vivienda inicial típica, cuyo precio creció un 8.5% respecto al año pasado y casi el doble que antes de la pandemia, expone en su análisis RedFin, líder inmobiliaria.

Los aspirantes deben ganar $110,871 al año, un 46 % más que en enero de 2020, para poder pagar una vivienda de precio medio, de $402,343, en casi la mitad de los estados, afirma el estudio de Bankrate. Desde 2020, el nivel de ingresos mínimos requeridos para costear una vivienda en todo el país aumentó casi un 50 %, dice.

En tanto, la investigación de la consultora Zillow encontró que los posibles propietarios tendrían que ganar más de $106,000 al año para poder comprar una casa típica en el país, lo que significa un aumento del 80 % con respecto a un ingreso anual de $59,000 que permitía tener cómodamente una casa en 2020.

En febrero del 2020, explica RedFin, los estadounidenses necesitaban ganar $40,465 al año para poder comprar una vivienda inicial a precio de venta medio de $169,000 y tasa hipotecaria promedio de 3.5 %. A la fecha, los ingresos aumentaron, pero a menos de la mitad del aumento del costo de una vivienda.

Hoy en día, el ingreso familiar medio es sólo un 11 % mayor que el  necesario para comprar una vivienda inicial, según los datos de los estudios. “Hace un año era un 14 % más alto, y hace cuatro años, justo antes de iniciar la pandemia, el ingreso medio era un 63 % más alto”, sostiene.

“Al comprador le queda poco dinero después de los pagos de la vivienda en comparación de hace cuatro años”, dice en su análisis. “Desde 2020, se han registrado aumentos drásticos en los precios de las viviendas, las tasas hipotecarias y el crecimiento de los alquileres, superando ampliamente las ganancias salariales”, agrega.

Ese aumento de precios y de tasas hipotecarias está empujando a los compradores que ganan más que el ingreso medio a comprar viviendas iniciales y, a menudo, expulsando del mercado a los compradores que ganan menos dinero, afirma por su parte Zillow.

El análisis de Bankrate dice que en enero de 2020, sólo seis estados y el Distrito de Columbia necesitaban un salario de seis cifras para acceder a una casa típica de precio medio. Hoy en día, 22 estados y el D.C. requieren un salario de seis cifras o más, como California $197,057; Hawai $185,829 y el D.C., $167,87.

Los aspirantes a propietarios de viviendas en el oeste y el noreste necesitan la mayor cantidad de ingresos anuales para costear una casa típica, en comparación, en el sur y el medio oeste son ingresos anuales más bajos, como Misisipí, $63,043; Ohio, $64,071; Arkansas, $64,714; Indiana, $65,143, y Kentucky, $65,186.

Los estados con el mayor aumento en el ingreso anual necesario para comprar una casa típica desde 2020 son: Montana, 77.7 %; Utah, 70.3 %; Tennessee, 70.1 %; Carolina del Sur, 67.3 %, y Arizona, 65.3 %. Aquellos en donde el aumento fue menor son: Dakota del Norte, 9.2 %; D.C., 24.6 %; Luisiana, 24.9 %; Illinois, 27.2 %, y Kansas, 29.3 %.

Por ciudades, Zillow incluye a Seattle, Nueva York, Boston, San José, San Francisco, Los Ángeles y San Diego como lugares donde los hogares tendrían que ganar más de $200,000 al año para costear una casa típica. Memphis, Cleveland, Nueva Orleans y Birmingham se encuentran entre las ciudades más asequibles, en especial Pittsburgh, St. Louis y Detroit.