Illinois y los aranceles contra México

Empresas estadounidenses con sede en Illinois y producción o compra de productos en México se preparan para el impacto de la inminente imposición de aranceles a las importaciones mexicanas.
Muchas compañías locales buscaron ahorros invirtiendo en México y actualmente enfrentan la amenaza de elevados costos potenciales si las negociaciones entre funcionarios de alto nivel no logran un acuerdo que frene el establecimiento de impuestos contra productos del vecino país a partir del lunes próximo.
El 31 de mayo, Trump amenazó con imponer un arancel del 5 por ciento a las exportaciones mexicanas a partir del 10 de junio, con un aumento hasta el 25 por ciento en octubre, si México no toma medidas para detener el flujo de migrantes que pasa por su territorio hacia la frontera con los Estados Unidos.
Illinois importa bienes mexicanos por un valor estimado en $ 12.87 mil millones al año, lo que convierte al vecino del sur en la tercera fuente de importaciones del estado después de China y Canadá, según datos del Departamento de Comercio y Economía local.
Para México la tierra de Lincoln representa el cuarto destino más grande de sus productos, detrás de Texas, con un monto de $ 106 mil millones de dólares, Michigan $ 56 mil millones, y California $ 44 mil millones, de acuerdo con datos de la Oficina del Censo.
Con la imposición de aranceles, los sectores más afectados en Illinois serían los distribuidores de cerveza, fabricantes de productos electrónicos, fabricantes de automóviles y proveedores, y fabricantes de maquinaria agrícola y de construcción, que son las categorías más importantes de las exportaciones mexicanas a Illinois.
Las tarifas de Trump agregarían hasta $ 3, 220 millones de dólares al costo de los productos mexicanos que ingresan a Illinois, lo que deja a las empresas con una opción difícil: aceptar menores márgenes de ganancias, o transferir el costo a precios más altos y esperar que los clientes sigan comprando.
El sector de bebidas en Illinois es el principal importador del estado. El año pasado adquirió de México $ 3.29 mil millones de productos, la mayor parte cervezas. La industria de computación y electrónica del estado importó $ 1.9 mil millones en 2018; mientras que computación y electrónica $ 1.9 mil millones.
Estimaciones de la Cámara de Comercio de Estados Unidos indican que un incremento de arancel del 5% a las importaciones de productos mexicanos podrían generar una carga de $ 5, 300 millones de dólares en el estado de Texas, el mayor importador, y de hasta $ 26,700 millones si llega a octubre la amenaza de aranceles, e incrementa al 25%.
La organización también calcula que el arancel del 5% significaría a partir del 10 de junio una carga adicional en el costo de importaciones de $ 2, 800 millones de dólares para Michigan, $ 2, 200 millones para California, $ 657 millones para Illinois, $ 459 millones Ohio, y $ 452 millones Arizona. NN

Nacional

2019-06-08T02:33:38+00:00 Chicago|