A National Award-Winning Publication

Hoteles de Chicago a favor de acelerar los permisos de trabajo para migrantes

Facebook
Twitter
LinkedIn

La industria hotelera de Illinois apoya la legislación que busca otorgar los permisos de empleo de manera más rápida.

Negocios Now

Con base en fuentes consultadas, la industria hotelera de Chicago está respaldando un proyecto de ley para acelerar los permisos de trabajo para los migrantes, que en su mayoría son solicitantes de asilo.

Los hoteles están en la búsqueda de más trabajadores, mientras que muchos migrantes en la ciudad quieren que se les brinde la oportunidad de trabajar en el país. En otras palabras, existe la necesidad de trabajadores y la urgencia de tener empleo.

Pasan meses antes de solicitar un permiso

Sin embargo, los solicitantes de asilo, tienen que estar en Chicago durante meses antes de que puedan solicitar un permiso.

Así, los hoteles cerrados, edificios abandonados, colegios comunitarios y estaciones de policía se han convertido en refugios para los más de 10 mil inmigrantes que han llegado a Chicago desde hace 10 meses.

El dinero no alcanza

Varias voces coinciden en que la verdad es que, aun con la mejor de las voluntades políticas, el dinero no alcanza para ayudar a los miles de migrantes. La solución que han dado esas fuentes es poner a trabajar a estas personas lo antes posible.

Sin embargo, dado que la ley federal prohíbe expresamente que los inmigrantes trabajen y que los empleadores los contraten, hasta que se apruebe un permiso de trabajo para los solicitantes de asilo, que es un proceso que por lo regular lleva meses. El primer paso es presentar una solicitud de asilo y esperar la respuesta.

Acelerar el proceso de permisos de trabajo

En este contexto, la industria hotelera de Illinois apoya la legislación co patrocinada por los congresistas de Chicago Mike Quigley y Jesús ‘Chuy’ García, con el fin de acelerar el proceso de permisos de trabajo para los solicitantes de asilo de seis meses a 30 días.

Según Michael Jacobson, presidente y director ejecutivo de la Asociación de Hoteles y Alojamiento de Illinois, hay al menos 1,500 puestos vacantes en hoteles de Chicago y más vacantes en todo el estado. Muchos de los migrantes ya están alojados en hoteles.

Así que, como dice el dicho, “se juntó el hambre con las ganas de comer”.

También puede leer