A National Award-Winning Publication

Search
Close this search box.

Persisten disparidades entre empleados blancos y afroamericanos

En enero, la tasa de desempleo para los blancos fue de un 3,4 %, mientras que la de los empleados afroamericanos fue del 5,3 %.
Facebook
Twitter
LinkedIn

Redacción Negocios Now

En enero de 2024, la tasa de desempleo para los trabajadores blancos fue de un 3,4 %, mientras que la de los empleados afroamericanos fue del 5,3 %, hecho que demuestra la brecha existente entre unos y otros, según datos de la Oficina de Estadísticas Laborales reseñados en un reporte de Forbes.

Considerado como un patrón, este panorama refleja que la tasa de desempleo de los blancos ha estado oscilando entre el 3 y el 3,5 % durante más de dos años, al tiempo que la de los afroamericanos ha estado en un rango del 5 al ​​7 % en el mismo período.

De acuerdo con el informe de Forbes, «una desigualdad tan persistente seguramente merece un seguimiento cuidadoso para comprenderla y mejorarla», sobre todo, si se tiene en cuenta que «detrás de estas cifras se esconde un desafío más profundo: el hecho de que los datos en sí mismos son insuficientes para contar la historia real de cómo les está yendo a los trabajadores afroamericanos en la economía actual».

En cuanto a las causas del mayor desempleo entre los empleados de color, el mismo reporte señaló que «todas reflejan la persistencia de la discriminación y el racismo estructural que reducen la competencia justa en nuestra economía». Basándose en diferentes investigaciones, el propio texto enumeró otros aspectos que demuestran la disparidad entre ambos grupos poblacionales.

En primer lugar, «los trabajadores afroamericanos tienen más probabilidades de ser despedidos cuando una empresa reduce su tamaño, y luego tienen menos posibilidades de ser contratados en comparación con trabajadores blancos igualmente calificados».

En segundo lugar, «tanto los empleados blancos, como los afroamericanos, usan sus redes para tratar de encontrar un nuevo trabajo a precios similares, pero esto lleva a que las ofertas de empleo sean menos frecuentes para los segundos».

Y en tercer lugar, «los trabajadores afroamericanos tienen menos acceso al seguro de desempleo y a redes de seguridad privadas, lo que podría conducir a peores opciones laborales cuando intentan encontrar un nuevo empleo».