A National Award-Winning Publication

Lincoln Yards en el proceso final de su aprobación

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
El mega proyecto Lincoln Yards tiene mucho camino avanzado para su aprobación, y podría ser antes de abril que obtenga la plena autorización de la ciudad para el inicio de su construcción, prevista en 54.5 acres a lo largo del río Chicago, en el lado norte de la ciudad, con un costo de $6 mil millones de dólares.
El desarrollador Sterling Bay pretende que el plan esté aprobado cuando Rham Emanuel entregue el cargo de alcalde -en mayo próximo- por lo que a lo largo de varios meses ha modificado el diseño original para dar respuesta a inconformidades de vecinos, organizaciones sociales y concejales.
Su más reciente oferta incluyó nuevos cambios como reducción de alturas y densidades de construcciones, de tal forma que el edificio más alto en Lincoln Yards tendría 595 pies de altura y no los 650 pies antes propuestos. Además, el desarrollo se redujo en 500,000 pies cuadrados a un máximo de 14.5 millones de pies cuadrados. 
También aumentó a 600 las unidades asequibles dentro de la zona, y otorgó el apoyo a la construcción de casi 1,000 viviendas más en toda la ciudad, así como 15 años de subsidios de alquiler para 130 familias a través del Fondo Fiduciario de Vivienda para Personas de Bajos Ingresos de Chicago.
Bajo las reglas de la ciudad, de las 6,000 viviendas planeadas en Lincoln Yards deben reservarse 1,200 para los residentes de Chicago de ingresos bajos y moderados, número que puede completarse fuera de la zona.
En enero la firma aceptó construir el mínimo de 300 viviendas asequibles y pagar $39 millones al fondo fiduciario para cubrir su obligación de otro 25% de esas unidades.  El 50 % restante de la obligación sería una combinación de pagos y construcción de unidades fuera del desarrollo, dentro de tres millas a la redonda.
La nueva cifra de 600 viviendas asequibles la acordó con el Concejo Municipal para librar el camino de un desarrollo que incluye cerca de 15 millones de pies cuadrados de edificios comerciales y residenciales a lo largo de Lincoln Park y Bucktown, en el antiguo sitio industrial, entre las avenidas North y Webster.
Otros cambios significativos al proyecto, uno de los planes de desarrollo más ambiciosos en la historia de la ciudad, es el aumento tanto en la cantidad de espacio del parque propuesto (hasta 21 acres) como en el espacio total edificable, así como eliminar el proyecto de un estadio de 20,000 asientos.
En este proceso de aceptación, el desarrollo Lincoln Yards obtuvo un subsidio de la ciudad de  $ 900 millones de dólares en fondos TIF que se utilizarán para reembolsar a Sterling Bay los nuevos puentes sobre el río Chicago, una nueva estación de Metra, una extensión de la ruta 606, taxis acuáticos, carriles especiales para bicicletas, una vía de tránsito del tren ligero, y la extensión de la red de calles.
Este subsidio tiene que ver con la creación del propuesto Distrito Cortland / Río Chicago TIF, un nuevo distrito de financiamiento con impuestos, que abarcaría Lincoln Yards, sería el más grande creado en Chicago, y ayudaría a financiar proyectos que hagan más accesible la ubicación.
Los distritos TIF capturan todo el crecimiento sobre la base del impuesto a la propiedad en un área designada por un período de tiempo determinado, de 20 años o más, y lo desvían hacia un fondo especial para proyectos que estimulan el desarrollo y erradican el deterioro.  Bajo las reglas de la ciudad, $ 1.9 mil millones del costo de Lincoln Yards será para empresas de afroamericanos, latinos y mujeres.
Una vez completado en 10 años Lincoln Yards habrá generado 10,000 empleos de construcción, 24,000 empleos permanentes de oficina a largo plazo y 6, 000 residentes. El proyecto ya logró la aprobación del Comité de Zonificación, el martes 11 buscará la del  Comité de Finanzas, y el voto del Concejo Municipal en pleno el miércoles 13 de marzo.
 

También puede leer