La salud mental es problema de atención laboral

Más empleadores estadounidenses han logrado el acceso de sus trabajadores a la atención de salud mental, incluso asesoramiento en el lugar de trabajo y programas en línea para abordar la ansiedad, la depresión, el sueño y el dolor.
 
Una encuesta entre 523 empleadores, aplicada por la firma de consultoría de recursos humanos Mercer, indica que el estrés relacionado con el trabajo y la depresión o la ansiedad son los principales problemas de salud mental de la fuerza laboral.
 
De acuerdo con la información, casi dos tercios de los empleadores dijo no contar con acceso adecuado a la atención de salud mental ambulatoria, pero muchos buscan aumentar el acceso de los trabajadores a servicios de calidad en lugar de esperar que la situación mejore.
 
Reconocieron que los beneficios de salud son una excelente manera de atraer y retener empleados, debido a que estos valoran esos servicios. Las compañías más grandes fueron las que reportaron serias preocupaciones sobre las condiciones de salud del comportamiento en la fuerza laboral.
 
El 69% de los encuestados con 5,000 o más trabajadores expresaron que la depresión o ansiedad en la fuerza laboral es una preocupación en su empresa, en comparación con el 28 %, con menos de 500 empleados. Los pequeños empleadores calificaron el estrés relacionado con el trabajo y las finanzas como principales factores de riesgo asociados con las condiciones de salud del comportamiento.
 
Los trastornos por el uso de opioides y los problemas con el alcohol se ubican en una posición inferior en la lista, con aproximadamente una cuarta parte de los encuestados diciendo que esas son preocupaciones para sus organizaciones.
 
La mayoría de los planes de salud de los empleadores se ven afectados por la escasez de proveedores de servicios de salud mental. El 75 % de encuestados de empresas grandes dijeron que el acceso adecuado es una preocupación, mientras que para el 43 % de los pequeños empleadores el acceso es una preocupación.
 
Alrededor de un tercio de los encuestados ha implementado recientemente un programa de tele-terapia, que ofrece comodidad y acceso menos estigmatizado, amplía las opciones de acceso y también puede ofrecer otra vía para buscar servicios psiquiátricos.
 
Aproximadamente la mitad de los empleadores cree que los esfuerzos para apoyar la salud mental de la fuerza laboral han sido efectivos. Una cuarta parte dijo que no han tomado ninguna medida para mejorar el acceso de sus sus trabajadores a los servicios de salud del comportamiento.

Nacional

2019-06-12T18:48:01+00:00 Nacional|