A National Award-Winning Publication

Diez millones de razones para limpiar O’Hare

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Al timón de su empresa de limpieza Geralex, Inc, Gery Alvarado aterriza en el aeropuerto O´Hare con un contrato millonario para limpiar la Terminal 1.
Alejandro Yanun
Para la empresa de servicios de limpieza Geralex Inc. no podía haber una mejor manera de celebrar sus 10 años de vida. El regalo de cumpleaños fue la obtención de un contrato de casi 10 millones de dólares para ocuparse de una terminal del aeropuerto O’Hare por un período de cinco años.
Por su condición de empresa minoritaria de propietarios hispanos, a Geralex le corresponde un 10 por ciento del monto total del contrato ($99 millones) que la empresa United Maintenance firmó con el aeropuerto para ocuparse de su limpieza.
“Lo que conseguimos es un 10 por ciento el contrato total de los servicios de limpieza del aeropuerto. Eso corresponde a la Terminal 1, de la empresa United Airlines en el turno de las 2 de la tarde a las 10 de la noche. Tengo unos 47 empleados nuevos trabajando allí actualmente”, dijo Gerry Alvarado, vicepresidente de Geralex Inc., también conocida como Geralex Janitorial Services.
La obtención del contrato es el resultado de un largo proceso de licitación que se prolongó por un año y medio. El logro para la empresa también es una consecuencia del crecimiento profesional de Alvarado, quien tomó la decisión, en julio de 2012, de dejar su otro trabajo anterior para dedicarse completamente a su empresa de limpieza.
Durante 16 largos años Alvarado trabajó para el Departamento de Transporte de la ciudad de Chicago, donde se acostumbró a cobrar su cheque puntualmente cada quincena como cualquier empleado público. Por años mantuvo su empleo en la ciudad mientras se dedicaba a desarrollar Geralex junto a su esposa Alejandra, originaria del estado mexicano de Tlaxcala y actual presidente de la compañía, quien también pasaba varias horas diarias en su otro empleo.
Pero el espíritu emprendedor de Alvarado se vio estimulado en los últimos años cuando el empresario nacido en Chicago decidió tomar el curso “10,000 Small Businesses” de Goldman Sachs, que fue presentado por la Cámara de Comercio Hispana de Illinois. Las clases, que se desarrollaron durante 19 semanas, tenían como objetivo asistir a empresas ya existentes y ayudarlas a revitalizar sus negocios para hallar las estrategias necesarias para posicionarse mejor dentro de sus mercados.
“Con el curso aprendí a ver mejor mi negocio y cómo usar herramientas para mi empresa”, señaló Alvarado. “Eso me motivó para dejar mi otro trabajo y enfocarme en este negocio”.
El resto de la historia es más conocido. Con la valiosa experiencia del curso de Goldman Sachs en la Cámara de Comercio local, Alvarado consiguió expandir sus horizontes e inició el proceso que desembocó en el gran contrato con O’Hare. El año pasado finalmente dejó su segundo trabajo para dedicarse por completo a Geralex.
Antes del acuerdo para la limpieza de O’Hare, Geralex ya había conocido el éxito a través de diversos contratos con importantes sectores públicos y privados de Chicago. Actualmente la compañía realiza trabajos en la Oficina de Cook County Medical Examiner, el área de University Village en UIC, varios edificios cercanos a Downtown y otro negocio con las Escuelas Públicas de Chicago que ha provocado ciertos dolores de cabeza a los Alvarado en los últimos tiempos.
“Tenemos unas cinco escuelas limpiando ahorita y un porcentaje de entre 10% y 15% de esos contratos. Somos contratados para cubrir la parte minoritaria de esos contratos pero la cantidad puede cambiar porque están cerrando muchas escuelas en los últimos tiempos”, comentó Alvarado acerca de la constante reducción del presupuesto de CPS (Escuelas Públicas de Chicago).
Pero al parecer, cuando una puerta se cierra, otra se abre inmediatamente para Geralex, y los casi $10 millones que ingresarán en su cuenta en los próximos años ya ubican a la empresa en una posición más segura. Hoy los Alvarado son dos exitosos empresarios y, por fortuna, con un solo trabajo, según el dueño de la compañía. “Ahora me siento más saludable, como mejor porque tengo más tiempo y paso más tiempo con mi familia. Estoy más tranquilo porque ya no estoy dividido en dos actividades”.

Más en Negocios Now