A National Award-Winning Publication

Clases en CPS hasta el martes 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Las negociaciones entre el sindicato de maestros y autoridades del distrito escolar de Chicago no lograron avanzar este domingo por lo que se cambio de lunes a martes la reanudación de clases presenciales prevista para alumnos de jardín de niños a octavo grado de primaria, para dar más tiempo a las pláticas.

Sin embargo, los maestros deberían presentarse este lunes en las escuelas, a menos que tengan una ausencia aprobada, dijo la alcaldesa Lori Lightfoot. Aquellos que no lo hagan no podrán realizar clases en línea y tendrán sanciones, agregó la directora de CPS Janice Jackson. Se prevé que esta disposición lleve al sindicato a declarar la huelga.

Este lunes, más de 5,000 niños en edad preescolar y estudiantes con necesidades especiales, que están en clases presenciales desde el 11 de enero, regresaban a las aulas después de cuatro días de aprendizaje remoto, y cerca de 67,000 alumnos de jardín de infantes a octavo grado lo harían por primera vez desde marzo.

El sindicato instruyó a los maestros que no se presentaran en sus escuelas a partir del miércoles y se preparen para la huelga si CPS se niega a dejarlos trabajar virtualmente. Eso obliga de inmediato a regresar al aprendizaje remoto para todos, incluso los estudiantes que inicialmente habían estado en clase.

Sin embargo, La huelga prevista detendría el aprendizaje por completo para 290,000 estudiantes de las escuelas públicas de la ciudad, y sería la segunda huelga de maestros en 15 meses en Chicago.

El desacuerdo en las negociaciones mantiene como puntos conflictivos entre las dos partes las vacunas del personal, las pruebas de contagio, las adaptaciones para el trabajo desde el hogar y las métricas de salud para determinar cuándo las escuelas deberían reabrir o cerrar durante la pandemia.

El sindicato quiere que todo el personal sea vacunado antes de que se le pida que regrese al trabajo, pruebas semanales para todos los trabajadores, así como para estudiantes en vecindarios con tasas de infección más altas. También el trabajo remoto para quienes tienen o viven con quien tenga un alto riesgo de complicaciones si adquiere coronavirus.

Lightfoot sostiene que hay un orden en la vacunación y las escuelas no son fuente importante de propagación del virus,  por lo que los trabajadores esenciales que han estado en persona laborando todo este tiempo de pandemia deben tener prioridad sobre los maestros, y estos esperar su turno. NN

Más en Negocios Now