A National Award-Winning Publication

Search
Close this search box.

Circula plan económico de Johnson alejado de promesas

Facebook
Twitter
LinkedIn

La oficina del alcalde de Chicago, Brandon Johnson, se deslindó de una propuesta fiscal de $12 mil millones de dólares que se publicó en algunos medios informativos, la cual incluye un impuesto sobre la renta y recortes al Departamento de Policía de Chicago, dos medidas alejadas de sus promesas de campaña.

Jason Lee, asesor principal del alcalde, negó que el proyecto,  propiedad de un grupo aliado a Johnson, tenga que ver con los planes de la nueva administración de la ciudad. Dijo que la propuesta fiscal real es de $800 millones, y se basa “en un análisis sobrio de lo que podría ser factible”.

El plan de $12 mil millones, titulado “Primero conseguimos el dinero”, lo presentó a la prensa el Centro de Acción sobre Raza y Economía, así como la Plataforma de Unidad Popular, dos grupos vinculados al Sindicato de Maestros de Chicago, y está co-escrito por Saqib Bhatti, un miembro del equipo de transición de Johnson.

Los $12 mil millones que se recauden en ingresos anuales, dice el plan, son suficientes para proporcionar alivio de pensiones, servicio gratuito de CTA, cuidado infantil, entre otros beneficios, al gravar los ingresos y la riqueza, haciendo que grandes empresas paguen más reduciendo el gasto policial.

La propuesta prevé ingresos, a través de aumentos de impuestos y algunos recortes presupuestarios, para financiar servicios y desgravaciones fiscales. Incluye reducir en 9%, $174 millones, el presupuesto del Departamento de Policía de $1,94 mil millones, cuando Johnson prometió no recortar el presupuesto policial.

Redacción Negocios Now

 

“No tiene nada que ver con lo que estamos tratando de hacer”, dijo Jason Lee. Explicó que hubo un análisis del plan de $12 mil millones y, por ejemplo, ante la propuesta de un impuesto de empleado que recaude $100 millones al año se optó por un impuesto principal que sume $20 millones al año.

Se planteó recaudar $ 2 mil millones con un impuesto sobre la renta y un impuesto a la riqueza, detalló. “Pero en nuestro plan no teníamos un impuesto sobre la renta, porque no pensamos que eso era lo correcto”. La polémica propuesta incluye el fin de los distritos de financiación de incrementos impositivos, y eliminación permanente de 1,700 vacantes policiales.

Por su parte Saqib Bhatti, miembro del equipo de transición de Johnson y co-autor del plan “Primero conseguimos el dinero”, dijo que las ideas de la propuesta consideradas controvertidas exigen “coraje político”  para implementarlas.

“Chicago ya no puede ser rehén de las empresas que quieren recibir una lluvia de exenciones de impuestos y amenazan con irse cuando se les pide que paguen más”, dijo. “La mayor carga fiscal recae sobre las pequeñas empresas y familias pobres, porque no hacemos que las corporaciones ricas y grandes paguen su parte justa”.

Algunos de los planteamientos de esa propuesta ya se encuentran en el plan oficial de impuestos nuevos o aumentados de $800 millones, como un impuesto personal a los empleados, un impuesto a las transacciones financieras, impuestos sobre las ventas de viviendas de alto nivel y al combustible para aviones.

El plan oficial también se integra con impuestos a la riqueza y des financiamientos, pero en montos menores. Tiene como objetivo financiar los programas sociales que forman la piedra angular de la estrategia contra la violencia del nuevo alcalde de Chicago Brandon Johnson.