A National Award-Winning Publication
Search

Cada vez menos asequible la vivienda en Estados Unidos

Las tasas de interés hipotecarias se encuentran en su nivel más alto desde 2000, según un análisis del Urban Institute.
Facebook
Twitter
LinkedIn

Redacción Negocios Now

La vivienda en el país ha llegado a un punto de crisis debido a que el número de personas sin hogar alcanzó un nivel récord, más de la mitad de los inquilinos están agobiados por los costos y las tasas de interés hipotecarias se encuentran en su nivel más alto desde 2000, según un análisis del Urban Institute (UI)

El reporte destaca la urgencia de crear una estrategia nacional que pueda generar oportunidades de propiedad de vivienda asequibles, así como reducir los costos de alquiler y promover la equidad en beneficio de inquilinos, compradores y vendedores.

Las tasas de interés hipotecarias aumentaron a su punto más alto desde 2000, mientras que las viviendas en venta se han vuelto menos asequibles desde 2016. Menos del 15 % de las cotizaciones en el mercado tienen precio de $200,000 o menos, mientras que hace siete años eran más del 40 %.

Para las personas con ingresos más bajos, menos riqueza y menor movilidad ascendente, el mercado inmobiliario actual es prácticamente inalcanzable. Los jóvenes tienen tasas de propiedad de vivienda más bajas que las generaciones anteriores a la misma edad y enfrentan múltiples barreras, precisa.

Destaca que la disminución de la asequibilidad es una barrera aún mayor para los afroestadounidenses y latinos “que han tenido oportunidades limitadas de generar riqueza intergeneracional debido a la discriminación sistémica y el racismo estructural incorporado en el mercado inmobiliario”.

Michael Neal, investigador principal del Centro de Políticas de Financiamiento de Vivienda de UI, afirma en el análisis que las comunidades de color “suelen tener más probabilidades de quedarse sin hogar, más probabilidades de ser inquilinos y menos probabilidades de ser propietarios de viviendas”.

Esto sugiere, agregó, que la política pública tiene que ir más allá de simplemente equilibrar el mercado inmobiliario; “también necesita erradicar los casos de racismo sistémico para garantizar que todos puedan beneficiarse”.

En cuanto a los alquileres, el reporte de UI afirma que se han mantenido persistentemente altos en todo el país, incluso cuando los precios de otros bienes disminuyeron después de dispararse durante la pandemia. Además, los propietarios manejan tarifas ocultas disfrazando el verdadero costo de la vivienda.

“Sólo el 5 % de todas las unidades recién terminadas en 2022 tenían alquileres asequibles para un hogar con un ingreso de inquilino medio”. En enero de 2023, cerca de 650,000 personas se encontraban sin vivienda y 8,5 millones de hogares que pagaban más de la mitad de sus ingresos en alquiler, vivían en condiciones muy inadecuadas.

Actualmente, el 54 % de los inquilinos destinan más del 30 % de sus ingresos a la vivienda en todo el país, y esos inquilinos agobiados por los costos tienen más probabilidades de vivir en viviendas inadecuadas, asegura UI.

El rápido aumento de los alquileres y la escasez de 7,3 millones de viviendas asequibles y disponibles para quienes tienen los ingresos más bajos han contribuido a alcanzar niveles récord en el número de personas sin hogar en todo el país, dice.