A National Award-Winning Publication

USHCC names Synthia Jaramillo Senior Vice President of Corporate Relations

WASHINGTON D.C. (HINA Wire)- The United States Hispanic Chamber of Commerce (USHCC) has named Synthia R. Jaramillo, former Director of Economic Development for the City of Albuquerque, as the Senior Vice President of Corporate Relations.
    “The USHCC is proud to announce Synthia Jaramillo’s position with us and we know she will take our stakeholder engagement and corporate relationships to new heights. We are looking forward to her joining our growing team of professionals committed to adding value and advocating for our members,” said Ramiro A. Cavazos, President & CEO, USHCC.
   Synthia Jaramillo was not only the first woman but also the first Latina to hold the position of Director of Economic Development for the City of Albuquerque. Appointed by Mayor Timothy Keller in 2017, she oversaw the recruitment and retention of companies, the International Trade Office, Small Business Office, Film Office, the local tourism industry, and the new Albuquerque Minority Business Development Center.
   “We want to thank Director Jaramillo for her service to the City for nearly four years, and for all the City of Albuquerque’s Economic Development team has accomplished under her leadership,” said Mayor Tim Keller. “As the first woman and first Latina director of this department in the city’s history, she has made a significant impact on our community and we look forward to watching the great work she will do in her new role with the U.S. Hispanic Chamber of Commerce.”
   During her tenure with the City of Albuquerque, she led several initiatives to sustain and grow existing local businesses, create jobs, and recruit outside companies. Under her leadership, numerous nationally-recognized companies, including film giants Netflix Studios and NBCUniversal, have chosen to invest in the city. Most recently, Synthia led a collaborative effort among local and state entities to secure Albuquerque as California-based Netflix’s city of choice for an expanded production hub.
   Before taking the helm of Albuquerque’s Economic Development Department, Ms. Jaramillo spent nearly two decades at the Albuquerque Hispano Chamber of Commerce. Under her leadership, the organization grew into the largest Hispanic Chamber of Commerce in the country. She is an accomplished fundraiser, having raised millions of dollars throughout her career to benefit causes that support the local business community.
   “I am humbled by this opportunity and look forward to working with the talented staff, partners and chambers who tirelessly foster Hispanic business development,” said Ms. Jaramillo. “The USHCC is moving ahead stronger than ever. I’m excited to join Ramiro and his outstanding mission-driven team in giving voice to America’s Hispanic businesses.”
   Ms. Jaramillo is a nationally-recognized thought leader on fundraising, small business growth, community empowerment, and entrepreneurship, with particular emphasis on professional development growth for women, especially women of color.
  Ms. Jaramillo will be relocating to Washington D.C.

Encuesta: 7 de cada 10 empresas cerraron oficinas permanentemente por la pandemia

  Luego de que la pandemia de COVID-19 enviara a los empleados a implementar oficinas en el hogar y ubicaciones remotas para que las empresas pudieran continuar operando, mientras minimizaban la exposición al virus mortal, la especulación explotó sobre lo que este cambio temporal significaría para el futuro de cómo trabajan los estadounidenses.

En agosto, Digital.com encuestó a 1,250 empresas estadounidenses que, antes de la pandemia, tenían al menos algunos empleados trabajando en una oficina de manera presencial y descubrieron que una parte significativa ha cerrado permanentemente parte o la totalidad de su espacio de oficina física, principalmente como resultado de que los empleados desean continuar trabajando de forma remota.

Resultados destacados:

El 69% de las empresas en los EE. UU. han cerrado permanentemente algunos o todos sus espacios de oficinas desde marzo de 2020.

37% cerró permanentemente todo el espacio de oficinas físicas.

El 39% de las empresas prevé cerrar parte o la totalidad del espacio de oficina en los próximos 6 meses.

La mayoría de los empleados que desean trabajar desde casa es la principal razón por la que las empresas han cerrado sus espacios de oficinas físicas de forma permanente.

El 41% de las empresas ha reducido su espacio de oficinas físicas existente desde marzo de 2020.

El 51% de las empresas que planean mantener el espacio de oficina permitirá a los empleados elegir trabajar de forma totalmente remota indefinida.

Antes de la pandemia, ya estaba en marcha un cambio hacia un trabajo más remoto, gracias a las mejoras en las telecomunicaciones. Sin embargo, antes de marzo de 2020, solo alrededor del 6% de los trabajadores estadounidenses realizaban su trabajo principalmente desde casa. Ese número aumentó a un tercio de todos los trabajadores después de la pandemia.

Ahora, lo que alguna vez pudo haber parecido una forma temporal de operar se ha vuelto permanente. Entre las empresas que, antes de la pandemia de COVID-19, tenían espacio para oficinas, el 37% cerró permanentemente todas sus oficinas físicas.

Un 32% adicional de las empresas cerró algunos, pero no todos, sus espacios de oficinas desde el inicio de la pandemia.

Y la transformación aún no ha terminado. El once por ciento de las empresas que todavía tienen espacio para oficinas dicen que planean cerrar permanentemente todas sus ubicaciones dentro de los próximos 6 meses, mientras que el 28% cerrará algunas de sus oficinas dentro del mismo periodo.

Todos estos factores influyeron en la decisión de Andrew Ehlert de cerrar la oficina de su empresa de consultoría de marketing digital con sede en Raleigh. “Mi equipo demostró que podían mantener su carga de trabajo mientras trabajaban desde casa”, dice Ehlert, quien encuestó a su empresa sobre la cuestión de cerrar su espacio de oficina antes de tomar una decisión.

“Ocho de los miembros de mi equipo dijeron que preferirían trabajar desde casa porque son más felices, más saludables e incluso hacen más trabajo”, dice Ehlert. “Siempre que mis empleados realicen su trabajo de manera eficiente y eficaz, me complace permitirles trabajar de forma remota”.

58% de las empresas redujeron el espacio de oficinas

El cambio para tener más empleados trabajando de forma remota también ha resultado en un número significativo de empresas que reducen el tamaño de su espacio de oficina, como una concesión a tener menos empleados en el lugar.

Según Teresha Aird, directora de Marketing de Offices.net, su empresa decidió reducir el tamaño de su espacio de oficina porque más empleados trabajan desde casa a tiempo parcial.

Aird dice: “Cerramos nuestro antiguo espacio de oficinas a favor de un espacio de trabajo más pequeño y de concepto más abierto que sirve más como un centro social y colaborativo para que los empleados se reúnan y discutan proyectos importantes”.

A pesar de cerrar todo el espacio de oficinas, la mayoría de los empleadores ven beneficios en el trabajo en persona.

Solo el 16% de los dueños de negocios que han cerrado permanentemente todo el espacio de su oficina dice que no hay beneficios por tener empleados en la oficina.

El resto aún ve beneficios, que incluyen:

Productividad mejorada (68%)

Creatividad mejorada (55%)

Comunicaciones mejoradas (52%)

Mejora de la cultura empresarial (41%)

Mejor supervisión de los empleados (39%)

Algunas empresas, como el servicio de descontaminación Mold Busters, deben mantener una ubicación física para albergar equipos y vehículos, lo que permite que la empresa tenga lo mejor de ambos mundos.

“Dado que somos una empresa de servicios para el hogar, incluso si quisiéramos cerrar nuestras oficinas y volvernos completamente remotos, aún necesitaríamos una instalación para abastecer a nuestros equipos en el campo”, dice el director de operaciones de Mold Busters, Charles Leduc. 

“Durante el cierre, algunos de nuestros empleados prosperaron trabajando de forma remota, pero muchos otros necesitaban la energía que sólo puede derivarse de un equipo que trabaja hacia un objetivo común en el mismo espacio. Una vez que supimos cómo reabrir de forma segura, comenzamos a ejecutar un lugar de trabajo híbrido para acomodar ambos lados “.

Biden ordena la vacunación de la mayoría de empleados del país

Biden ordena vacunación

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ordenó este jueves la vacunación obligatoria contra el Covid-19 de todos los empleados del Gobierno federal, y puso en marcha un plan para forzar también a hacerlo a la mayoría de los trabajadores de las empresas privadas del país.

Se trata del paso más rotundo hasta ahora de Biden, en su intento de aumentar la tasa de vacunación en Estados Unidos, en un momento en el que la variante delta ha devuelto los contagios a niveles inéditos desde enero y provoca más de mil fallecimientos cada día, prácticamente todos de personas no vacunadas.

“Hemos sido pacientes, pero nuestra paciencia se está agotando, y su negativa (a vacunarse) ha tenido costos para todos”, aseguró Biden a los casi 80 millones de estadounidenses que cumplen los requisitos para recibir la vacuna, pero se niegan todavía a hacerlo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Desempleo en Estados Unidos cae a su nivel más bajo en 18 meses

Durante un discurso en la Casa Blanca, Biden anunció una serie de normas que en total, pronosticó, afectarán a unos 100 millones de trabajadores, “dos tercios” de la fuerza laboral del país.

En primer lugar, firmó un decreto que establece un mandato de vacunación para los 2,1 millones de empleados del Gobierno federal de Estados Unidos, que hasta ahora tenían la opción no ser vacunados si se sometían a pruebas de covid-19 de manera regular.


Una segunda orden ejecutiva establece el mismo requisito para todos los contratistas del Gobierno federal, y Biden enfatizó que quienes quieran trabajar con su Ejecutivo deberán garantizar que “su personal está vacunado”.

Esos mandatos de vacunación también se aplicarán a los empleados de la mayoría de instalaciones sanitarias de EE.UU. que reciben subsidios federales de los programas Medicare o Medicaid, lo que afecta a unos 50.000 proveedores de salud del país.

La tercera medida será, si consigue implementarse, la más significativa: el presidente anunció que el Departamento de Trabajo publicará una norma de emergencia que afectará a todas las compañías que tengan 100 empleados o más, en las que trabajan al menos 80 millones de personas.

Esas empresas deberán garantizar que sus trabajadores están vacunados con la pauta completa o, de lo contrario, obligarlos a mostrar un resultado de test negativo al menos una vez a la semana.

“Se acabó la hora de esperar. Esto no se trata de libertad o de una elección personal. Se trata de protegerse usted mismo y a los que le rodean”, subrayó el presidente.

RETOS PARA IMPLEMENTAR ESTA MEDIDA

Según expertos legales, el Departamento de Trabajo tiene autoridad para imponer una norma de ese tipo, pero eso no significa que no pueda enfrentar demandas de políticos republicanos, que se oponen a ese tipo de mandatos, y tampoco está claro si será fácil para las empresas implementar la medida.

La gobernadora de Dakota del Sur, la republicana Kristi Noem, tachó la medida de Biden sobre las empresas de “inconstitucional” y advirtió en un tuit de que acudirá a los tribunales para tratar de tumbarla.

Biden recordó que muchas grandes compañías del país ya obligan a todos empleados a vacunarse, como la aerolínea United; o han tomado medidas que se acercan a un mandato similar, como Walmart, McDonald’s, Disney o la cadena televisiva de tinte conservador Fox News.

El plan de Biden también busca mejorar la situación en las escuelas del país, donde en algunos casos ha habido ya brotes que han forzado a colegios a cerrar: el mandatario anunció la vacunación obligatoria de los casi 300.000 profesores que trabajan en un programa de educación temprana conocido como Head Start.

Además, prometió plantar cara a los gobernadores y políticos republicanos que han intentado prohibir los mandatos de mascarillas o vacunas en las escuelas, al reiterar que su Gobierno compensará el salario de cualquier superintendente o profesor al que puedan privarle de su sueldo por “hacer lo correcto”.

“Si estos gobernadores no nos ayudan a acabar con la pandemia, usaré mis poderes como presidente para conseguir que se hagan a un lado”, recalcó.

El discurso de Biden llegó poco antes de que el segundo mayor distrito escolar del país, el de Los Ángeles, aprobara un mandato de vacunas para todos los estudiantes de 12 años o más en el sistema público de la ciudad, además de exigirlo para los maestros y personal de las escuelas.

Por otra parte, la Agencia de Seguridad en el Transporte de EE.UU. anunció que a partir de este viernes duplicará las multas para los pasajeros que se nieguen a llevar mascarilla en aeropuertos o aviones, que serán de 500 a 1.000 dólares inicialmente y de hasta 3.000 para los reincidentes.

“Y, por cierto, muestren algo de respeto. La ira que vemos en la televisión contra azafatos de vuelo y otros que están haciendo su trabajo está mal”, denunció Biden.

Por último, explicó que invertirá 2.000 millones de dólares para “comprar casi 300 millones de tests rápidos para distribuirlos en centros de salud comunitarios, bancos de alimentos y escuelas”; y que tanto Amazon como Walmart y Kroger venderán pruebas caseras de covid-19 a precios baratos durante al menos tres meses.

El 53,3 % de los estadounidenses ha recibido la pauta completa de las vacunas contra la covid-19, incluidos el 62,4 % de los mayores de 12 años, de acuerdo con los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés).

Lucía Leal/EFE

Pide Chicago a viajeros sin vacuna prueba COVID o cuarentena preventiva

El Departamento de Salud Pública de Chicago anunció que a partir del viernes 10 de septiembre, debido a la situación actual de pandemia pedirá a todas las personas que no han sido vacunadas hacerse una prueba de COVID-19, 3 a 5 días antes de salir y llegar de un viaje. “A partir del viernes, viajeros no vacunados que lleguen a Chicago de los 50 estados y 4 territorios de la nación, se les recomienda tener una prueba negativa de COVID-19 o entrar en cuarentena preventiva y voluntaria por al menos 7 días”, precisó Geraldine Luna, Directora Médica del Departamento de Salud Pública de Chicago. El aviso de viaje incluye todos los estados y territorios debido a que reportan más de 15 casos positivos de COVID-19 por cada 100,000 personas en las últimas semanas. Recomiendan durante un viaje a todas las personas, independientemente del estado de vacunación, deben usar mascarillas en aviones, autobuses, trenes y transporte público dentro y fuera del país, así como en aeropuertos, estaciones de tren y autobús. En Chicago, se tiene que usar mascarillas en el interior de todos los espacios públicos, independientemente del estado de vacunación. Evitar las multitudes, tratar de mantenerse al menos a 6 pies de distancia de cualquier persona que no viaje con usted, lavarse las manos con frecuencia o usar desinfectante de manos (con al menos 60% de alcohol). Proponen después de un viaje realizarse de nuevo la prueba de COVID-19, 3 a 5 días después de llegar del viaje, quedarse en casa y entrar bajo cuarentena por 7 días completos, incluso si el resultado de la prueba es negativo. En caso de que la prueba resulte positiva, lo recomendable es apartarse para evitar que otros en su casa o trabajo se contagien. Para quien decide no hacerse la prueba recomiendan que se queden en casa bajo cuarentena por 10 días después del viaje y evitar estar cerca de personas que corren un mayor riesgo de contraer una enfermedad grave durante 14 días. Las personas completamente vacunadas están exentas del aviso de viajes. Redacción NengociosNow