A National Award-Winning Publication

¿Cómo puedo convertirme en contratista del gobierno?

El gobierno federal fomenta que las pequeñas empresas aprovechen oportunidades de contratación, según la Agencia Federal de Pequeños Negocios de Estados Unidos (SBA, por sus siglas en inglés).

La entidad gubernamental asegura que el proceso para registrarse como contratista federal es más directo de lo que piensa la mayoría y ofrece la siguiente guía par hacerlo.

Contratación con el gobierno federal

El gobierno de Estados Unidos es el cliente más grande del mundo, compra todo tipo de productos y servicios y está obligado por ley a darles oportunidad a las pequeñas empresas, de acuerdo con la SBA.

Hay dos categorías amplias de contratistas del gobierno:

1- Primarios. Participan en licitaciones y ganan contratos directamente con las agencias del gobierno.

2- Subcontratistas. Participan en los equipos de los contratistas primarios para suministrar una capacidad o producto específico.
Para que su pequeña empresa sirva de contratista primario o subcontratista, necesita estar calificada legalmente como pequeña empresa y registrarse como contratista del gobierno. Sólo así podrá buscar oportunidades de contratación con el gobierno federal.

Para que su pequeña empresa sirva de contratista primario o subcontratista, necesita estar calificada legalmente como pequeña empresa y registrarse como contratista del gobierno.

Contratista federal, una guía de la SBA: Cumplimiento de las reglas de contratación federal

En su sitio web, la SBA asegura que gobierno federal es muy particular para adquirir productos y servicios. Su objetivo es asegurarse que la competencia sea justa y esté abierta a todos, que los precios sean competitivos, que reciba aquello por lo que esté pagando y que se cumplan todas las leyes.

Hay reglas y regulaciones diferentes que se aplican a cada tipo de adquisición federal. La Regulación Federal de Adquisiciones y el Suplemento de la Regulación de Adquisiciones Federales de Defensa se aplican a la mayoría de las agencias federales, así que le conviene leerlas con detenimiento. Además, cada organización suele tener sus propias reglas.

Algunas reglas comunes son:

  • Normas de tamaño que varían según la industria.
  • Reglas de suministro que impiden que su compañía manufacture sus propios materiales.
  • Requisitos legales como la Ley de Compra Estadounidense y la Ley de Acuerdos Comerciales.
  • Límites a lo que puede subcontratarse y a quiénes se puede subcontratar.
  • La cantidad mínima que debe gastarse en trabajo o materiales para el contrato.
  • Debe de documentar y reportar cuidadosamente las actividades de su empresa para cumplir con las reglas de adquisición del gobierno.

Contratista federal, una guía de la SBA: pequeñas y en desventaja

El gobierno federal trata de otorgar un porcentaje significativo de los fondos de contratación con el gobierno federal a pequeñas empresas. Además, trata de otorgar un determinado porcentaje a empresas de las siguientes categorías:

El Programa de desarrollo de empresas 8(a) de la SBA ayuda a personas en desventaja social y económica para que hagan crecer su empresa mediante asesorías personales, talleres de capacitación, oportunidades de encuentros con compradores del gobierno federal y otra orientación administrativa y técnica.

Fuente: SBA

Redacción Negocios Now

Cómo convertirse en un exitoso contratista del gobierno

Contratista del gobierno

Ganar su primer contrato con el gobierno puede llevarle mucho tiempo y también requerir de una cantidad significativa de dinero. Algunas empresas gastan entre $80,000 y $130,000 para lograr su primer negociación, según la Agencia Federal de Pequeños Negocios de Estados Unidos (SBA, por sus siglas en inglés)

Además, indica, empezar a recibir dividendos por su inversión podría llevarle hasta dos años, por lo que requeriría contar con un flujo de caja necesario para sostener su empresa. Esto requiere mantener una lista diversificada de clientes en el sector privado para compensar cualquier posible pérdida.

El camino parece difícil, pero no hay mejor cliente que el gobierno, incluso en tiempos de crisis, por lo que atender estas sugerencias puede convertirlo en un exitoso contratista. El objetivo debe ser mostrarse como una empresa confiable y establecida, con reputación dentro de la industria donde se maneja.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESA: Dollar Tree abrirá 600 tiendas nuevas este año  

Tener antecedentes de suministrar bienes y servicios de calidad a tiempo y dentro del presupuesto es una buena carta de presentación, y estar familiarizado con el comercio electrónico es muy importante en los contratos con el gobierno. Por ejemplo, para trabajar con el Departamento de Defensa debe ser capaz de facturar y recibir pagos vía electrónica.

La SBA menciona cuatro requisitos básicos que una pequeña empresa debe cumplir para poder competir por contratos del gobierno, el primero de ellos es obtener los números apropiados de registro e identificación, El Dun & Bradstreet (DUNS), es el número único de identificación, compuesto por nueve dígitos, correspondiente a cada localidad física de su empresa.

Cuando se registre para obtener su número DUNS necesitará tener a la mano información sobre su empresa. También requiere tramitar un código del Sistema Estadounidense de Clasificación Industrial (NAICS), que clasifica a los negocios según la particularidad del producto y servicio que proporcionen.

El segundo requisito es cumplir con las normas de tamaño para tener derecho a los contratos gubernamentales reservados a pequeños negocios, y que definen la magnitud máxima que puede tener una empresa considerada pequeña para un contrato en particular. La SBA le asigna una norma de tamaño a cada código NAICS.

La mayoría de las compañías manufactureras con 500 empleados o menos, y la mayoría de las empresas no manufactureras con recibos anuales de menos de $7.5 millones en promedio se consideran pequeñas empresas. Sin embargo, hay excepciones por industria, precisa SBA.

El tercer requisito para participar en las contrataciones gubernamentales es registrarse en el Sistema de Administración de Adjudicaciones (SAM), una base de datos en la que las agencias del gobierno buscan contratistas.

El registro certifica que su empresa tiene derecho a los contratos reservados para pequeñas empresas. El perfil de su negocio en el SAM es como un currículo, por lo que es importante usar términos precisos, descriptivos y atractivos para que los funcionarios de contratos los encuentren en los resultados de las búsquedas.

El registro también establecerá el derecho a contratos dentro de algún programa de la SBA por ser una empresa en desventaja, propiedad de mujeres, veteranos, minorías, o por situarse en una zona subutilizada. El cuarto requisito es mantener el cumplimiento de todas las leyes y reglamentos para mostrarse siempre como opción atractiva.

Redacción Negocios Now