A National Award-Winning Publication

Cierra el parque de atracciones de Indiana Beach

Después de casi un siglo de atraer a los habitantes de Chicago a disfrutar montañas rusas en medio de los campos de maíz de la zona rural de Monticello, Indiana, el parque de atracciones Indiana Beach cerrará al público.

Apex Parks Group, empresa con sede en California y propietaria del parque nacional de diversiones que compró Indiana Beach en 2015, anunció que suspendería las operaciones en cuatro propiedades, incluida la famosa atracción de Indiana, ubicada a dos horas al sur de Chicago.

“A pesar de los importantes esfuerzos para mejorar el desempeño financiero y la considerable inversión en atracciones e infraestructura, no hemos visto una mejora en los resultados operativos en Fantasy Island (Nueva York), Indiana Beach, SpeedZone Dallas y Boomers Houston”, dijo Apex en un comunicado de prensa.

Indiana Beach era una propiedad familiar que había funcionado durante la mayor parte de su historia. El parque de atracciones fue lanzado en 1926 como Ideal Beach por Earl Spackman, ubicado junto al lago artificial Shafer, y creció de una zona de baño en un maizal a una atracción regional.

Su promoción por muchos años en Chicago en innumerables comerciales de televisión presentaba un graznido y la frase “hay más que maíz en Indiana”, una llamada atendida por generaciones de buscadores de diversión familiar dispuestos a conducir dos horas para llegar al sitio.

La familia Spackman vendió el parque en 2008 a Morgan RV Resorts, que lo dirigió durante siete años antes de venderlo a Apex de propiedad privada. Fundada en 2014, Apex construyó una cartera nacional de parques de atracciones en asociación con empresas de capital privado, incluidos Edgewater Funds, con sede en Chicago.

Indiana Beach indica en su sitio web “Cerrado permanentemente” en coloridos guiones sobre videos de familias que viajan en el Corn Ball Express, chapoteando en el parque acuático y disfrutando de docenas de otras atracciones que ofrecía el parque de diversiones.

“Estamos agradecidos por los muchos años que hemos pasado juntos y apreciamos su apoyo y patrocinio”, dice en su despedida. La empresa explicó que estos movimientos le permitirán concentrar los recursos en sus propiedades restantes, “creando así una compañía mucho más fuerte y vibrante”.

Gana juicio Motorola a su rival de radio china por robo

Motorola Solutions Inc. ganó un veredicto de $ 764.6 millones luego de que un jurado federal en Chicago determinó que su rival chino Hytera Communications Corp. robó importantes secretos comerciales de la compañía para la tecnología de radio bidireccional.

El jurado otorgó $ 345.8 millones en daños compensatorios y $ 418.8 millones en daños punitivos, el monto total buscado por Motorola. Los miembros del jurado tomaron su decisión después de deliberar 2 horas y media en un juicio que duró tres meses, mientras que Hytera anunció que apelará.

Los abogados de Motorola dijeron que buscarían una orden que bloqueara la venta de las radios de Hytera en Estados Unidos para detener el uso posterior de sus secretos comerciales y su código fuente protegido por derechos de autor.

El caso, seguido en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos, Distrito Norte de Illinois (Chicago), es el último ejemplo de una empresa estadounidense que acusa a una empresa china de robar tecnología con el fin de ayudar a los esfuerzos de la nación asiática para transformarse de la fábrica mundial a una superpotencia económica.

“Hytera simplemente se estaba beneficiando del trabajo duro y la innovación de nuestros ingenieros de clase mundial”, aseguró en un comunicado el presidente ejecutivo de Motorola Greg Brown. La empresa china negó haber robado tecnología y dijo que desarrolló sus radios por su cuenta.

El juicio en Chicago es parte de la batalla global por la tecnología de radio digital para walkie-talkies. El jurado dijo que Hytera había robado secretos comerciales e infringió los derechos de autor de Motorola, empresa estadounidense que pasó décadas desarrollando la próxima generación de comunicación bidireccional.

Huyera apareció con un producto similar poco después de que los reguladores estadounidenses ordenaran un cambio a la tecnología digital, con una ventaja que procedía de contratar ingenieros de Motorola y aprovechar miles de documentos propiedad de Motorola, argumentó la compañía con sede en Chicago.

Hytera, un antiguo distribuidor de radios Motorola, reconoció que contratar a los ingenieros fue un error, pero dijo que desarrolló sus radios por su cuenta. La compañía acusó a Motorola de usar la demanda, sus patentes y su poder de mercado para expulsar a la competencia. Un caso antimonopolio contra Motorola está pendiente en Chicago ante un juez diferente.

Los secretos que Motorola dijo que le robaron incluyen comunicaciones manos libres, funcionalidad de ubicación, alarmas de emergencia para trabajadores en apuros y un medio para conectar a un usuario de teléfono con un grupo de usuarios de radio.

El veredicto se produjo un día después de que los fiscales estadounidenses en Nueva York presentaron cargos de extorsión acusando a otra compañía china, el gigante de telecomunicaciones Huawei Technologies Co., de un plan de décadas para robar tecnología estadounidense para desarrollar su negocio.