A National Award-Winning Publication

Trump a los estadounidenses: “No tengan miedo del Covid”

  El presidente Donald Trump pidió a los estadounidenses que “no tengan miedo del Covid” tras anunciar que dejará el Centro Médico Militar Nacional Walter Reed donde se atiende tras contagiarse con coronavirus y continuar el tratamiento en la Casa Blanca.

   La pandemia, que ha matado a casi 210,000 personas y enfermado a otras 7.4 millones, aún está fuera de control en muchas partes del país donde se ha visto un repunte de contagios, como es el caso de Wisconsin.

   “No le tengas miedo a Covid”, agregó Trump sobre el virus. “No dejes que domine tu vida. Hemos desarrollado, bajo la Administración Trump, algunas drogas y conocimientos realmente excelentes. ¡Me siento mejor que hace 20 años!”, dijo.

   El despido de Trump se produce cuando la Casa Blanca enfrenta acusaciones de falta de transparencia sobre la gravedad de la enfermedad del presidente, y cuando el presidente ha tratado de proyectar una apariencia de normalidad a pesar de contraer el virus.

  Su regreso a la Casa Blanca se produce después de que su equipo médico dijera el domingo que el presidente podría ser dado de alta del hospital “tan pronto como mañana” y “continuar allí su curso de tratamiento”.

   El anuncio tiene lugar sólo algunas horas después que su secretaria de prensa anunciara que también dio positivo de Covid.

   

Secretaria de prensa de la Casa Blanca da positivo de Covid-19

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, anunció hoy que dio positivo de Covid-19, sumándose a empleados que, como Donald Trump, han contraído la enfermedad complicando la campaña de reelección del presidente.

McEnany dijo que recibió el resultado positivo de la prueba este lunes por la mañana y que actualmente no muestra síntomas.

También afirmó no tener conocimiento de que la asistente senior de Trump, Hope Hicks, dio positivo por Covid-19 antes de realizar una conferencia de prensa sin máscara el jueves pasado, una decisión que ha sido criticada por exponer potencialmente a los presentes.

McEnany también ha tenido múltiples intervenciones sin cubrirse la cara en los días posteriores, aunque dijo que los expertos médicos de la Casa Blanca no consideran que haya tenido contacto cercano con ningún miembro de los medios de comunicación.

Al menos tres reporteros que han estado en la Casa Blanca y sus alrededores dieron positivo recientemente, dijo la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca a fines de la semana pasada.

“Deseamos a Kayleigh, el presidente y todos los demás que luchan contra el virus una pronta recuperación”, dijo el lunes el presidente de la Asociación, Zeke Miller, en un comunicado. “En este momento no tenemos conocimiento de casos adicionales entre los periodistas de la Casa Blanca, aunque sabemos que algunos están esperando los resultados de las pruebas”.

El contagio de Kayleigh es una mala noticia para Donald Trump que busca reelegirse en una difícil campaña contra el demócrata Joe Biden, quien aumentó su ventaja después del primer debate presidencial.

El jefe de gabinete, Mark Meadows, también habló con los medios de comunicación sin cubrirse el rostro después de que se anunció la madrugada del viernes que el presidente Donald Trump había dado positivo por el virus. 

Meadows dijo a los periodistas que no llevaba una máscara porque había dado negativo ese mismo día, a pesar de que Covid-19 puede tardar días en aparecer en una prueba después de que una persona ha sido infectada.

Además del presidente, la primera dama Melania Trump, el director de campaña Bill Stepien, el hombre del cuerpo Nick Luna, el exgobernador de Nueva Jersey Chris Christie, la presidenta del RNC Ronna McDaniel y Kellyanne Conway, hasta hace poco asistente de alto nivel de la Casa Blanca, dieron positivo por coronavirus. Tres senadores republicanos también han dado positivo.