Virus agrava situación de minoristas 

Antes de la pandemia de coronavirus, varias cadenas de almacenes minoristas de Estados Unidos ya enfrentaban dificultades para funcionar, pero fue el brote del COVID-19 lo que impulsó cierres de tiendas en este sector. Durante los meses más críticos de la crisis sanitaria grandes marcas se declararon en bancarrota.

Entre ellas, JC Penney solicitó la protección por bancarrota del Capítulo 11 en mayo e informó planes de cerrar 154 de sus casi 850 tiendas, Neiman Marcus siguió el mismo procedimiento por exceso de deudas, pero sin anuncio de cierre de tiendas, mientras que a fines de junio Macy’s dijo que cerrará 125 tiendas y recortará  3,900 empleos.

Nordstrom anunció planes para cerrar en mayo 16 grandes almacenes, sus tres boutiques Jeffrey, y despedir a miles de trabajadores, Lucky Brand Dungarees se declaró en bancarrota el 3 de julio con planes de cerrar 13 de sus tiendas, también Brooks Brothers que cerrará permanentemente más de una cuarta parte de sus 200 tiendas.

J. Crew se declaró en bancarrota del Capítulo 11 en mayo, mientras que J. Jill anunció que llegó a acuerdos de indulgencia con prestamistas que le otorgan hasta el 16 de julio para cumplir con algunos términos de los préstamos. Ascena Retail Group, empresa matriz de Ann Taylor y Lane Bryant, se está preparando para declararse en bancarrota y planea cerrar 1,200 tiendas, The Children’s Place cerrará 300 tiendas para fines del próximo año.

El minorista de descuentos Tuesday Morning dijo que planea cerrar 230 tiendas, o aproximadamente un tercio de sus ubicaciones, después de declararse en bancarrota por el Capítulo 11 en mayo, mientras que cadenas de descuento como TJ Maxx y Ross resisten los cierres de tiendas. Stage Stores y Pier 1 Imports también están en Capítulo 11.

Otros minoristas que han declarado que la pandemia aceleró sus planes para cerrar tiendas incluyen al vendedor de vitaminas y suplementos GNC Holdings, que recurrió al Capítulo 11 de protección por bancarrota el mes pasado, y planea cerrar hasta 1,200 de sus 5,200 tiendas en los Estados Unidos. Bed Bath & Beyond reveló planes para cerrar 200 tiendas en los próximos dos años e invertir más en ventas digitales.

Noticias Relacionadas

Lo más leído

Suscríbete Hoy

Nos dedicamos a cubrir las noticas de ultima hora. Para brindarte las historias que más te importan.