A National Award-Winning Publication

Viajar por Thanksgiving en tiempos de COVID-19

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Aún cuando la sugerencia de las autoridades es quedarse en casa este jueves de Acción de Gracias, y reducir el número de invitados al festejo por seguridad sanitaria, es posible que muchas personas prefieran arriesgarse y viajar para celebrar con la familia. Si lo estás pensando, te damos estos datos para que tomes una decisión:

Los aeropuertos, estaciones de trenes y autobuses estarán funcionando con menos vacacionistas que de costumbre, aunque eso no significa que encontrarás un servicio rápido solo para ti, y muchos asientos vacíos que aseguren tu comodidad con  distanciamiento social.

Si prefieres conducir hasta tu destino, también toma en cuenta que viajar por carretera es la opción favorita en tiempos de coronavirus. La Agencia Americana de Automovilistas pronostica que 2, 480 millones de personas en Illinois, y 50, 600 millones a nivel nacional viajarán durante el fin de semana largo y la mayoría de ellas lo harán por carretera conduciendo.

Tal vez volar es tu elección, por la distancia de tu destino o la comodidad del tiempo y el espacio. La crisis que padece este sector ha generado ofertas para atraer clientes, como el asiento libre de en medio con Delta Air Lines y Southwest Airlines, o la eliminación de tarifas de cambio de vuelo de United, Delta y American.

En contraparte encontrarás las reglas de seguridad sanitaria que deberás cumplir para el abordaje y mientras vuelas, así como una limitada oferta de alimentos y bebidas. Los datos indican que las aerolíneas registran una caída del 65% en las ventas de boletos, respecto al año anterior, y del 54% en sus vuelos, según Airlines for America.

 

Si te resulta más cómodo llegar a tu destino por tren, tendrás la ventaja que Amtrak está funcionando al 50% de su capacidad, lo que te garantiza sentarte junto a un asiento vacío. La desventaja es que muchas rutas tienen un servicio menos frecuente, por una caída de su demanda en casi 75%, y la mayoría de los trenes de larga distancia diarios operan tres veces por semana.

Además, el servicio de vagón restaurante está suspendido en todas las rutas, los vagones café ofrecen sólo servicio de comida para llevar, y el único servicio que funciona es a las habitaciones para los clientes de camarotes. El uso de cubre-bocas es obligatorio a riesgo de ser bajado del tren si no obedeces en portarlo.

Los autobuses registran una mayor demanda, pero la empresa Megabus garantiza que todos los pasajeros tendrán un asiento vacío al lado de ellos, mientras que Greyhound agrega autobuses al horario para dispersar a los pasajeros cuando comienzan a llenarse algunos vehículos. Los pasajeros que no cumplan con el cubre-bocas obligatorio son excluidos de viajes futuros.

Y para disfrutar con seguridad ese encuentro familiar en la cena de agradecimiento, es conveniente que todos los que se reúnan limiten el contacto con personas fuera de su hogar durante al menos una semana antes de reunirse.

Más en Negocios Now

Suscríbete a nuestro newsletter

Suscríbete hoy y mantente informado de las noticias más importantes.