A National Award-Winning Publication

Trump califica de “situación vergonzosa” allanamiento del FBI a su abogado personal

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

El presidente Donald Trump criticó el lunes al FBI por confiscar los registros de su viejo abogado personal Michael Cohen, calificándolo de una “situación vergonzosa” y un “nuevo nivel de injusticia”.

“Tengo esta caza de brujas constantemente en marcha”, dijo el presidente. “Es un ataque a nuestro país en un sentido verdadero”, reaccionó Trump ante el reporte dado como primicia por el New York Time.

Actuando bajo “recomendación” de la oficina del abogado especial Robert Mueller, el FBI se incautó de los registros del abogado personal del presidente Donald Trump, Michael Cohen según un abogado de Cohen.

“Hoy, la Fiscalía Federal para el Distrito Sur de Nueva York ejecutó una serie de órdenes de allanamiento y confiscó las comunicaciones privilegiadas entre mi cliente, Michael Cohen, y sus clientes”, dijo el abogado Stephen Ryan en un comunicado. “Los fiscales federales me han informado que la acción de Nueva York es, en parte, una referencia de la Oficina del Asesor Especial, Robert Mueller”.

La acción se produjo en medio de un torbellino de preguntas sobre el papel de Cohen en una variedad de asuntos relacionados con Trump, incluido un pago preelectoral de $130,000 a una estrella de cine adulta que afirmó haber tenido una aventura con el magnate inmobiliario una década antes.

Las actividades de Cohen también han sido objeto de escrutinio por parte de investigadores del Congreso que investigan presunta colusión entre la campaña de Trump y Rusia.

La gama completa de lugares que el FBI allanó el lunes en busca de los registros de Cohen no estaba clara de inmediato. Según los informes de prensa, se realizó un allanamiento en el bufete de abogados del Centro Rockefeller de Cohen, así como en su apartamento de Park Avenue. Vanity Fair informó que los agentes ingresaron a la habitación de un hotel que Cohen había estado usando en el Loews Regency Hotel en Manhattan

 

 

También puede leer