A National Award-Winning Publication

También en el espacio lleva Elon Musk la delantera

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Elon Musk, el CEO de Tesla Motors, creador del primer automóvil eléctrico económicamente viable, demostró     este mes que también lleva la delantera en el espacio con sus pruebas exitosas del Crew Dragon, sucesor del transbordador espacial diseñado por su empresa Space X.

La nave espacial completó exitosamente una prueba de escape de emergencia antes de la primera misión con astronautas abordo, la que podría ser en el mes de abril para viajar a la Estación Espacial Internacional, según publico Musk en su twitter.

La NASA pidió al sector privado que desarrollara una nave con el fin de remplazar el programa del transbordador espacial, después de que se retiró en 2011. Para tal fin SpaceX recibió $ 2.6 mil millones y la empresa Boeing $ 4.2 mil millones en 2014.

La agencia espacial inicialmente predijo que sus vehículos estarían listos para el transporte de astronautas en 2017, pero el desarrollo de ambas naves tardó más años de los esperados. Mientras tanto, la NASA ha pagado a Rusia miles de millones de dólares con el fin de que los astronautas estadounidenses viajen a bordo de las cápsulas Soyuz de Rusia.

Aun cuando la NASA pagó a las compañías para el desarrollo de sus vehículos, el modelo Starliner de Boeing y Crew Dragon de SpaceX son de propiedad y operación privadas, por lo que la agencia espacial sólo será un cliente de las compañías para la realización de sus misiones, mientras que ambas empresas planean desarrollar vuelos privados al espacio.

En el desarrollo de su nave espacial Boeing sufrió un revés ya que Starliner no funcionó correctamente durante un vuelo de prueba orbital en diciembre, y no se sabe  cuándo estará listo el vehículo para las misiones tripuladas.

Mientras que Crew Dragon de Space X obtendrá en las próximas semanas la certificación final, ya que sólo le resta completar dos pruebas adicionales del sistema de paracaídas. La cápsula ya demostró que puede volar en órbita y acoplarse de forma autónoma con la Estación Espacial Internacional, cuando completó una misión de demostración sin tripulación en marzo de 2019.

Boeing no tiene programada una prueba análoga a la prueba de aborto en vuelo de SpaceX debido a que cada compañía tiene diseñado su propio programa de pruebas, flexibilidad permitida por la NASA siempre que cumplan con su estrategia general, por lo que cada uno de los proveedores propone las pruebas que tienen sentido para sus sistemas.

El primer vuelo de astronautas de Crew Dragon, con nombre en código DM-2, significará  la primera misión de vuelo espacial humano de la NASA en casi una década y la primera misión tripulada para SpaceX en sus 18 años de historia. Los primeros pasajeros serán los astronautas Bob Behnken y Doug Hurley, ambos ex pilotos de prueba, militares y veteranos de las misiones del transbordador espacial.

Más en Negocios Now