A National Award-Winning Publication

Más de 72,000 restaurantes cerrados permanentemente

Desde que empezó la pandemia en Estados Unidos y hasta el 10 de julio, los cierres permanentes de restaurantes alcanzaron a 72, 842 establecimientos en el país, según cifras del informe de impacto económico de Yelp para el segundo trimestre de 2020.
De acuerdo con el reporte, hasta el 15 de junio más de 57,000 restaurantes que figuran en el sitio habían cerrado permanentemente desde el inicio de la pandemia de coronavirus. En menos de un mes se sumaron cerca de 20, 000 locales más.
Los especialistasq aseguran que la crisis afectó a los restaurantes de forma diferente al comercio minorista, con cierres dispares y una rápida evolución implementada a nivel local para sobrevivir. Actualmente, los restaurantes ocupan un lugar destacado en la lista de pequeñas empresas que necesitan más ayuda.
En los primeros días de la pandemia, los analistas de empresas de servicios alimentarios predijeron que las principales cadenas podrían tener más posibilidades de sobrevivir a los cierres y las restricciones de capacidad que los independientes.
Sin embargo, los datos indican otra situación, ya que Le Pain Quotidien cerró 63 de sus 98 restaurantes estadounidenses, Sweet Tomatoes/Souplantation 97 unidades, y TGI Friday’s podría cerrar hasta 20% de sus 386 ubicaciones.
La crisis también afectó a restaurantes de otros tipos: locales que habían estado en el negocio durante generaciones, lugares nuevos y llamativos con clientes distinguidos, y restaurantes dirigidos por chefs famosos como Wolfgang Puck, José Andrés, David Chang, Daniel Boulud, Charlie Palmer y el fallecido Paul Prudhomme.
En Chicago el más reciente caso de cierre permanente de un restaurante famoso es Rainforest Cafe del centro, que abandona  River North después de 23 años en la esquina noreste de las calles Ohio y Clark. De acuerdo con su propietario, Sean Conlon, el restaurante de dos pisos con temática de la jungla cerró sus puertas un año antes de lo esperado, debido a la crisis por coronavirus.
La cadena propietaria Landry’s Restaurants, con sede en Houston y que opera varias marcas como Morton’s Steakhouse y Bubba Gump Shrimp, cerró su ubicación Rainforest Cafe en Woodfield Mall en los suburbios de Schaumburg a principios de este año.
La variedad de restaurantes desaparecidos a causa de la pandemia de coronavirus incluye en la ciudad a Blackbird, del  West Loop, inaugurado hace 22 años por Paul Kahan; al Fat Rice, cocina de fusión portuguesa-china de Macao; y al Katana, exclusivo restaurante japonés con sede en Los Ángeles, especialista en ofertas creativas de sushi y carne wagyu de primera línea cocinada en carbón importado de Japón.
¿Más Noticias Chicago? Consulta en negociosnow.com

Cerraron en Chicago 4,000 empresas durante el confinamiento

Durante el confinamiento por la pandemia de coronavirus cerca de 4, 400 empresas del área de Chicago cerraron, de las cuales 2, 400 dicen que nunca volverán a abrir, de acuerdo con los datos publicados por la plataforma de revisión de negocios de fuentes múltiples Yelp.

A nivel nacional, más de 132,500 empresas han cerrado de manera permanente o temporal desde marzo, según Yelp. Los cierres comerciales temporales están disminuyendo a nivel nacional a medida que algunos estados vuelven a abrir, pero los cierres permanentes están aumentando, representando el 55% de todos los negocios cerrados.

El área de Chicago ha sufrido el cuarto mayor número de cierres entre las áreas metropolitanas de la nación, detrás de Los Ángeles, Nueva York y San Francisco. Los restaurantes y el comercio minorista fueron los sectores más afectados en la zona de Chicago.

Según la información de Yelp, más de 800 restaurantes y 700 negocios minoristas han cerrado de manera permanente o temporal desde el 1 de marzo. Otros sectores que han reportado  el cierre de 350 negocios incluyen servicios de belleza, servicios para el hogar y servicios financieros.

Yelp recopiló los datos de las empresas en su plataforma el 1 de marzo y registró cuántos de esos propietarios habían cerrado sus negocios antes del 10 de julio, ya sea a través de horarios cambiantes o mediante un banner COVID-19 en sus páginas. Los empresarios tienen la opción de marcar su negocio como cerrado permanente o temporalmente.