A National Award-Winning Publication

Más apertura a restaurantes en Chicago

Más apertura a restaurantes

Después de casi 15 días, Chicago abrió finalmente el servicio en interiores de bares y restaurantes al 40% de la capacidad o 50 personas, medida de la Fase 4 del plan del gobernador  J. B. Pritzker “Restaurar Illinois” a la que ya había ingresado la ciudad, pero por disposición de la alcaldesa Lori Lightfoot no se implementaba.

La oficina de la alcaldesa informó que la expansión es posible debido a la continua disminución de nuevos casos de Covid-19 por día, que se mantuvo por debajo de 400 durante tres días consecutivos. Al martes 16, cuando se anunció la medida, la tasa de casos positivos en siete días era de 3.6%, frente a 4.9% anterior.

“En los últimos días, hemos logrado un progreso increíble en el esfuerzo continuo para salvar vidas y derrotar a este virus mortal. Hemos avanzado lo suficiente para suavizar con cuidado más restricciones”, dijo Lightfoot en un comunicado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Taxi aéreo del centro de Chicago al O’Hare

Las nuevas reglas indican que los bares deberán ofrecer comida para servir a los clientes en el interior o establecer una asociación con un restaurante local para gozar del permiso. Los clientes y las mesas de bares y restaurantes deben estar a seis pies de distancia, con un máximo de seis personas por mesa.

Además, se deberán usar cubiertas faciales en todo momento, excepto al comer y beber. La venta de alcohol a clientes del interior y para llevar finalizará a las 11 p.m., y los locales cerrarán a la medianoche.

Los grandes bares, restaurantes y eventos bajo techo no pueden exceder las 50 personas, incluso si eso es menos del 40% de la capacidad del edificio. Si Chicago se mantiene en un nivel de riesgo moderado o más bajo durante dos semanas, la capacidad de servicio interior se expandirá al 50%, prometió la ciudad.

Chicago pasó a la Fase 4 a fines de enero, lo que significaba que  aumentaban los límites de capacidad en restaurantes y bares hasta 50% o 50 personas, pero la alcaldesa decidió mantener las restricciones del Nivel 1 de la Estrategia de Mitigación Emergente.

El 11 de febrero Lightfoot anunció el incremento del límite de 25 a 50 personas por habitación en bares y restaurantes, pero se mantenía el 25% de capacidad establecido en el Nivel 1, al que ya no pertenecía Chicago desde dos semanas antes. Cinco días después subió la capacidad de 25% a 40%.

Redacción Negocios Now

Aflojan restricciones en restaurantes y bares de Chicago

La alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot, aceptó que los bares y restaurantes de la ciudad amplíen la cantidad de personas que atienden en el interior, pese a que declaró a fin de enero que el ingreso a la Fase 4 del Plan “Restaurar Illinois” no alteraría las restricciones que se seguían en una etapa anterior.
Desde el jueves 11 se permite el aumento de 25 a 50 personas por habitación en bares y restaurantes, cifra límite incluida en la Fase 4. No obstante, se mantiene el 25% de capacidad establecido en el Nivel 1 de la estrategia de mitigación emergente, de la que salió Chicago hace dos semanas.
“La ciudad continuará manteniendo restricciones más estrictas sobre los restaurantes que las reglas más flexibles permitidas en otros lugares por el estado”, aseguró la alcaldesa Lori Lightfoot. En respuesta, los restauranteros consideraron que las reglas relajadas de la ciudad son insuficientes y benefician solo a  grandes restaurantes.
Antes de la medida, la Coalición de Restaurantes de Chicago hizo un llamado a la ciudad para expandir la capacidad de comedor interior al 50% para el fin de semana y el feriado del Día de San Valentín. El anuncio de la alcaldesa causó descontento por considerar que la mayoría de restaurantes familiares de Chicago seguían quedando al margen.
Al respecto la Dra. Allison Arwady, comisionada del Departamento de Salud Pública de Chicago, dijo que el objetivo del plan es evitar un tercer aumento de contagios y asegurarse que los restaurantes puedan abrir de manera segura, de tal forma que la medida no lleve a la necesidad de cerrarlos nuevamente.
Advirtió que se ampliará la capacidad interior al 40% una vez que la ciudad alcance mejores cifras en casos de contagios por día, visitas a emergencias por enfermedades similares, y total de camas ocupadas por pacientes Covid-19. Dicha capacidad interior subirá a 50% cuando Chicago registre dos semanas de mantener buenos niveles.