A National Award-Winning Publication

Cuidado con las estafas que se propagan como el Covid-19, advierten autoridades

Cuidado con las estafas

Autoridades y expertos advierten sobre una nueva modalidad de fraudes que se ha ido propagando como el Covid-19 en estos tiempos de pandemia.

El segundo cheque de estímulo de 600 dólares ha desatado un número sin precedentes de estafas: hasta mediados de enero, la Comisión Federal de Comercio (FTC) había recibido más de 320,000 informes de fraude relacionados con coronavirus.

Y ahora que el Congreso comenzará a debatir en los próximos días el nuevo paquete de ayuda de emergencia que el presidente Joe Biden ha propuesto y que incluye otro cheque, esta vez por 1,400 dólares, los estafadores podrían hacer más de la suyas.

Por ello, las autoridades y los expertos instan a la comunidad a mantenerse vigilante y no caer en la trampa.

Las técnicas de los delincuentes son las mismas de siempre: se están haciendo pasar por representantes de agencias del gobierno para engañar a sus víctimas y lo hacen mediante llamadas o mensajes de correo electrónico, entre otras formas.

Cuidado con las estafas: Las cuatro estafas más comunes, según SocialCatfish.com

1- Llamadas telefónicas: puede llamar una persona o puede tratarse de un ‘robocall’.
El estafador llamará pretendiendo ser un representante de Servicio de Rentas Internas (IRS) y le pedirá su información financiera personal. Le dirán que la necesitan para depositar el cheque de estímulo en su cuenta. De esta forma pueden vaciar su cuenta.
El FTC recuerda que el IRS no llamará acerca del cheque de estímulo.

Cómo evitarla: No dé ninguna información personal. El gobierno ya tiene su información archivada sobre sus impuestos. El cheque de estímulo se depositará automáticamente en su cuenta o se lo enviará por correo a su casa.

2- Por correo electrónico: los estafadores le enviarán un correo electrónico, un mensaje de texto o un mensaje de phishing en las redes sociales alegando que son representantes del gobierno.
Es posible que le envíen un correo electrónico indicándole que haga clic en un enlace para “verificar” la información, o le enviarán un mensaje de texto con un enlace para completar una solicitud para recibir su cheque.

Cómo evitarla: No haga clic en ningún enlace que se le envíe por correo electrónico o mensaje de texto. Una vez más, el gobierno ya tiene su información y los cheques o tarjetas de débito se depositan directamente o se le envían por correo.

3- Sitio web falso. Si hace clic en enlaces sospechosos, probablemente lo llevarán a sitios web falsos que descargarán algún malware en su dispositivo y robarán su información para vaciar su cuenta bancaria.
Estos sitios también contienen formularios falsos, por lo que cualquier información personal o financiera que proporcione irá al estafador.

Cómo evitarla: No vaya a ningún sitio web que no termine en “.gov”. No hay sitios web no gubernamentales que ofrezcan controles de estímulo. Si sospecha de un sitio web falso, sálgase de inmediato y denúncielo.

4- Cheques falsos: Los estafadores han estado enviando cheques falsos que se parecen exactamente a los cheques de estímulo en papel emitidos por el gobierno. Una vez depositado, los estafadores le envían un mensaje de texto pretendiendo ser el gobierno pidiendo la devolución de parte del dinero alegando que se envió demasiado.

Cómo evitarla: asegúrese de que el cheque sea legítimo, solicite a su banco que lo verifique. Si alguien solicita la devolución de una parte del cheque, informe a su banco de inmediato.

Si tienes preguntas sobre los pagos de impacto económico, el IRS insta a la gente a visitar su sitio web, IRS.gov, donde se pueden encontrar las respuestas a las preguntas más frecuentes. También puede llamar al IRS al 800-919-9835.

Entérate de las estafas relacionadas con el COVID-19 en ftc.gov/coronavirus/es. Y si alguien trata de engañarte para que le des tu información — o si ya sufriste una estafa — repórtalo a la FTC.

Redacción Negocios Now

Ex Jefe de campaña de Trump fue encontrado culpable de 8 delitos

Un jurado declaró culpable de múltiples cargos por fraude a Paul Manafort, el exjefe de campaña del ahora presidente de EE.UU., Donald Trump, en un juicio por el que podría pasar el resto de su vida en prisión.
Manafort fue declarado culpable de 8 de los 18 delitos por fraude que le imputaba el fiscal especial para la llamada trama rusa, Robert Mueller, después de que un jurado así lo decidiera en el tribunal federal del Distrito de Virginia.

Los doce miembros del jurado, sin embargo, no fueron capaces de alcanzar una decisión unánime en los otros diez delitos que se le imputaban en el marco de la investigación de la trama rusa, por lo que el juez decidió declarar nulo el juicio para estos diez cargos.

La decisión de la comisión llegó en el cuarto día de deliberaciones y después de que los miembros ya advirtieran horas antes de que no podían consensuar un posicionamiento en al menos uno de los cargos, que finalmente resultó que eran diez.

Ahora, el juez deberá fijar una fecha de sentencia para los delitos que ya han sido juzgados y deberá tomar una decisión sobre los diez en los que no se determinó un veredicto, lo que generalmente implica que se repita el juicio con un nuevo jurado.

Manafort fue enviado a la cárcel el 15 de junio tras haber intentado influir en las declaraciones de al menos dos testigos, lo que colmó la paciencia de la jueza de su otro juicio pendiente, quien le mantenía el arresto domiciliario desde octubre, cuando se entregó al FBI.

Manafort encara un segundo proceso judicial en el marco de la trama rusa, en el que también se ha declarado no culpable y que se iniciará el 17 de septiembre en Washington, dos meses antes de las elecciones legislativas.

Mueller investiga desde mayo de 2017, de manera independiente al Gobierno, los posibles lazos entre miembros de la campaña de Trump y Rusia, a la que las agencias de Inteligencia de EE.UU. acusan de interferir en los comicios presidenciales de 2016.

Manafort supuestamente trabajó entre 2006 y 2017 para Gobiernos extranjeros, incluido el Ejecutivo prorruso del expresidente ucraniano Víktor Yanukóvich (2010-2014), y para oligarcas rusos, a los que ayudó a mejorar su imagen en Washington sin comunicárselo a las autoridades de EE.UU., lo que constituye un crimen.

El proceso contra él es producto de la investigación de Mueller, pero no está relacionada directamente con las actividades que desempeñó entre marzo y agosto de 2016 en la campaña del mandatario, donde llegó a ser el jefe hasta que se vio obligado a dimitir por ocultar el cobro de 12,7 millones procedentes de Yanukóvich.

España prorroga investigación a Shakira por fraude

 Barcelona (España)- La Fiscalía de Barcelona ha prorrogado las diligencias de investigación a la cantante Shakira por un fraude a Hacienda entre 2011 y 2014, cuando presuntamente habría simulado residir en países considerados paraísos fiscales con el fin de eludir el pago de impuestos.

Según informaron fuentes de la investigación, el área de Delitos Económicos de la Fiscalía ha pedido a la Fiscalía General del Estado que se prorroguen las diligencias abiertas en diciembre del año pasado para continuar investigando a la cantante.
El Ministerio Público tenía previsto comunicar a mediados de junio si presentaba denuncia o querella contra Shakira por uno o varios delitos fiscales.
La Fiscalía decidió abrir diligencias en 2017 a raíz de un informe remitido por la Agencia Tributaria que alertaba de un presunto fraude fiscal en el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) entre 2011 y 2014.
Los datos apuntan a que la artista colombiana habría eludido el pago de impuestos a la Hacienda española, simulando que en los ejercicios investigados residió mas de seis meses al año en determinados países considerados paraísos fiscales, cuando es de conocimiento público que no es así.
La cantidad defraudada, según la información remitida por la Agencia Tributaria, superaría los 120.000 euros anuales (algo más de 140.000 dólares), cuota a partir de la cual la evasión de impuestos está considerada delito fiscal, castigado con penas de uno a cinco años de prisión.