A National Award-Winning Publication

Ciudad de Chicago demanda a Grubhub y DoorDash

Ciudad de Chicago demanda a Grubhub y DoorDash

La Alcaldía de Chicago ha presentado dos demandas contra los gigantes de entrega de comida a domicilio Grubhub y DoorDash.

Las empresas “participaron en prácticas comerciales engañosas e injustas” en perjuicio de consumidores y restaurantes que enfrentaban “momentos difíciles” debido a la pandemia del Covid-19, dijeron las autoridades de la ciudad.

“Estas demandas son el resultado de una investigación llevada a cabo por la Oficina Asuntos Comerciales y Protección al Consumidor (BACP) y el Departamento Legal de la Ciudad”, indicaron en un comunicado de prensa.

La acción legal busca que se tomen medidas cautelares “en forma de mayor transparencia y otras modificaciones clave de conducta, restitución para los restaurantes y consumidores afectados por estas tácticas depredadoras y sanciones civiles por violaciones de la ley”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: T-Mobile confirma que ciberataque afectó a más 40 millones de personas

“Mientras contemplábamos una pandemia global que cerró negocios y obligó a la gente a permanecer dentro de sus casas, las aplicaciones de servicio de entrega de comidas ??se convirtieron en una forma importante para que las personas y sus familias pudieran alimentarse, así como para apoyar a los restaurantes locales”, dijo la alcaldesa de Chicago Lori E. Lightfoot.

Para la alcaldesa, “es profundamente preocupante y lamentable que estas empresas infringieran la ley durante estos tiempos increíblemente difíciles, utilizando tácticas injustas y engañosas para aprovecharse de los restaurantes y consumidores que luchaban por mantenerse a flote”.

LAS PRÁCTICAS “ENGAÑOSAS”, SEGÚN LA CIUDAD

Según la demanda, la “mala conducta” de DoorDash y Grubhub se han mantenido durante años y sigue hasta el día de hoy e incluyen prácticas “engañosas” para atraer a los consumidores. Por ejemplo, la Ciudad de Chicago argumenta que estas aplicaciones de entrega de comida cobran tarifas bajas por adelantado, pero luego al final de la transacción aumentan el costo total del envío “hasta seis veces más la cantidad anunciada inicialmente”.

Además, las acusan de ocultar que los precios del menú en sus plataformas son a menudo significativamente más altos que los precios en los restaurantes.

Entre otras prácticas engañosas, las autoridades de la ciudad aseguran que estas plataformas “crean y mantienen ‘sitios web impostores’ para restaurantes, que se parecen al sitio web real del restaurante, pero que dirigen a los consumidores desprevenidos a Grubhub”.

Asimismo, afirman que estas empresas lanzan campañas promocionales engañosas para “salvar a los restaurantes” durante la pandemia, mientras se les obliga a extender sus contratos, cubrir el costo de las promociones y pagarles su comisión completa en todos los pedidos.

“La mala conducta específica de DoorDash ha incluido engañar a los consumidores haciéndoles creer que estaban dando propina a los conductores directamente, cuando en realidad la ‘propina’ del cliente se utilizó para subsidiar el propio pago de DoorDash a sus conductores”, indica el comunicado de la ciudad.

La alcaldía sostiene que DoorDash impone una “tarifa de Chicago” engañosa de 1.50 dólares, que sugiere que la tarifa fue requerida por la ciudad, “cuando de hecho DoorDash era el único beneficiario”.

“Descubrimos que Grubhub y DoorDash se han involucrado en prácticas comerciales engañosas  que dañan a los consumidores y explotan a los restaurantes. Estas prácticas continuaron sin cesar durante la pandemia cuando los restaurantes luchaban por sobrevivir ”, dijo el comisionado interino de BACP, Kenneth Meyer. “Escuchamos de la industria hotelera y de los consumidores de Chicago sobre estas prácticas injustas y esta acción demuestra que responsabilizaremos a las empresas que no cumplan”.

Redacción Negocios Now

 

Crocs demanda a Walmart por presuntamente copiar sus ‘zuecos’

Crocs demanda a Walmart

Crocs ha demandado a Walmart y a otra veintena de empresas por presuntamente copiar sus populares “zuecos”.

De acuerdo con la compañía de zapatos, el gigante minorista,  así como también Hobby Lobby y Loeffler Randall, entre otras empresas, están infringiendo su marca registrada al vender imitaciones de sus sandalias.

Según una de las demandas interpuestas por Crocs en una corte de Colorado, Walmart vende imitaciones baratas de sus “zuecos” de 50 dólares en 12 dólares.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Apagón digital: falla masiva afecta sitios web de empresas

Crocs indicó en la acción legal, una de cuatro que presentó en los últimos días en los tribunales, que las imitaciones “probablemente causen confusión o error, o engañen a los clientes y, por lo tanto, infringen las marcas registradas de Crocs”.

La empresa de “zuecos” reportó en mayo que sus ventas se dispararon en un 64% en el primer trimestre de 2021 gracias a la pandemia del Covid-19.

LEA MÁS: Biden: algunas empresas seguirán “en apuros por un tiempo”

Con la nueva popularidad que han adquirido sus sandalias, Crocs prevé que sus ingresos del cuarto trimestre aumenten un 55 por ciento, a unos 410 millones de dólares.

Redacción Negocios Now

Negocios Now is currently the only Hispanic business publication in Illinois. It is now distributed nationally in digital format.
The publication reaches out thousands entrepreneurs with its print publications and digital platform We inform Latino businesses on good business strategies. We connect companies that offer B2B services through our networking events. Negocios Now has receive more than 20 national awards from the National Association of Hispanic Publications, and a “Peter Lisagor Award” for General Excellence in 2012.

Walmart pagará 10 millones de dólares a empleados en Illinois

Walmart

Walmart pagará 10 millones de dólares a varios empleados de sus tiendas de Illinois para resolver las acusaciones por utilizar un dispositivo de escaneo que violó sus derechos de privacidad.

La demanda colectiva incluye a 21,677 trabajadores, lo que equivaldría a 461.32 dólares por persona, aunque la suma final dependerá de cuántas trabajadores presenten reclamos y de la cantidad del acuerdo que se destina a honorarios de abogados y costos judiciales, que podrían totalizar hasta un tercio de los 10 millones dólares.

El proceso empezó en 2019, cuando Ethan Roach, quien trabajaba en un Walmart en Litchfield, una ciudad de Illinois, a unas 50 millas de St. Louis, presentó la demanda en la que alegaba que el minorista le exigió que usara un dispositivo de escaneo en la palma de la mano al pagar y devolver los cajones de la caja registradora.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Arturo Adonay, un hombre de negocios cuya pasión es ayudar a otros

La acción se hizo sin obtener su permiso por escrito, lo que viola una ley de Illinois que protege la información biométrica de los residentes.

El uso de los escáneres finalizó el 28 de febrero de 2018 en las tiendas Walmart y el 24 de abril de 2019 en las tiendas Sam’s Club.

El resultado de la demanda se aplica a los empleados actuales y anteriores de Walmart en el estado que utilizaron un escáner de palma para acceder a un sistema de reciclado de efectivo, sin proporcionar primero un consentimiento por escrito entre el 28 de enero de 2014 y cuando el minorista dejó de usar los escáneres.

El acuerdo de demanda colectiva recibió la aprobación preliminar del Tribunal de Circuito del Condado de Cook el mes pasado.

Cualquier persona que pueda ser elegible para el acuerdo será notificada por correo postal o electrónico y tendrá 90 días para presentar un reclamo.

La Ley de Privacidad de la Información Biométrica de Illinois requiere que las empresas obtengan permiso para recopilar y usar información biométrica y publicar una política por escrito que establezca un cronograma de cuánto tiempo conservaría esa información.

Otras empresas, como Facebook, enfrentan demandas colectivas por causas similares.

Redacción Negocios Now

Demanda colectiva contra Facebook de 1,6 millones de usuarios

Cerca de 1,6 millones de usuarios de Facebook de Illinois obtendrán, cada uno, alrededor de $350 dólares en una histórica demanda colectiva de $650 millones por presuntas violaciones de la ley de privacidad biométrica, según se reveló en un tribunal federal de California durante la audiencia de aprobación final de un acuerdo.
El pago individual se proyectó en aproximadamente $ 400 en noviembre, pero esa cantidad se redujo después de que se registraron unas 200,000 reclamaciones más en los últimos días antes de la fecha límite del 23 de noviembre pasado. El gigante de las redes sociales pagará a quienes presentaron reclamos, después de que se deduzcan los gastos del litigio.
Se espera que el juez federal de distrito James Donato, quien calificó el caso de un “acuerdo innovador en un área novedosa”, emita una orden de aprobación final en los próximos días, aunque los pagos aún podrían tardar meses. Se trata de dinero real que Facebook pagará para compensar los daños ocasionados a la privacidad, según registros periodísticos.
La Ley de Privacidad de la Información Biométrica de Illinois se encuentra entre las leyes más estrictas en los Estados Unidos, que establece que las empresas deben obtener permiso antes de utilizar tecnologías como el reconocimiento facial para identificar a los clientes.
El caso duró más de cinco años y el acuerdo incluyó alrededor de 7 millones de usuarios de Facebook en Illinois para quienes la red social creó y almacenó una plantilla de rostro después del 7 de junio de 2011. Para calificar como beneficiario de la demanda los usuarios tuvieron que vivir en el estado durante al menos seis meses durante los últimos nueve años.
En abril de 2015, el abogado de Chicago Jay Edelson presentó la demanda inicial en el Tribunal de Circuito del Condado de Cook en nombre del demandante Carlo Licata, alegando que el uso de etiquetas faciales por parte del gigante de las redes sociales sin consentimiento no estaba permitido por la ley de privacidad de Illinois.
La demanda se trasladó a la corte federal de Chicago y luego a la corte federal de California, donde obtuvo el estatus de acción de clase. En enero pasado, Facebook acordó resolver la demanda por $550 millones, pero el juez Donato rechazó el trato. Después de negociaciones posteriores se aumentó la cifra a $650 millones y el tribunal dio la aprobación preliminar en agosto.