A National Award-Winning Publication

Tribunal federal bloquea aumento en costo de ciudadanía

  Un tribunal federal en San Francisco bloqueó temporalmente un significativo aumento en el costo de la ciudadanía y de otras solicitudes de inmigración, estipuladas por la administración del presidente Trump.

  El Departamento de Seguridad Nacional emitió los aumentos de tarifas en julio y dijo que estaban destinados a ayudar a apuntalar a la agencia con problemas de efectivo que procesa la mayoría de las solicitudes de inmigración.

  Bajo los aumentos de tarifas propuestos, el costo de una solicitud de ciudadanía habría aumentado de $640  a $1,160, más del 80 por ciento.

  La mayoría de las exenciones de tarifas para inmigrantes de bajos ingresos se habrían eliminado con los cambios. Un grupo de organizaciones de defensa de los inmigrantes presentó una demanda para detener los cambios en las tarifas.

  El juez federal del distrito Jeffrey S. White del Distrito Norte de California emitió una orden judicial preliminar en todo el país, dictaminando que permitir que los cambios sigan adelante mientras continúa la demanda dañaría irreparablemente a los inmigrantes que no podían pagar las nuevas tarifas.

 “Si entra en vigor, evitará que los solicitantes vulnerables y de bajos ingresos soliciten beneficios de inmigración, bloqueará el acceso a las protecciones humanitarias y expondrá a las poblaciones a un peligro mayor”, escribió el juez White.

  Los cambios de tarifas no pudieron sostenerse en parte porque fueron emitidos por Chad Wolf, el secretario interino de Seguridad Nacional, encontró un juez de Estados Unidos.

  A menos que se apele su decisión, los aumentos de tarifas permanecerán en espera hasta que el juez llegue a un fallo completo en el caso.

  El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos “está revisando el fallo sobre la regla de tarifas y no tiene más comentarios en este momento”, dijo la agencia en un comunicado. 

  El gobierno generalmente aumenta las tarifas de inmigración cada dos o cuatro años para mantenerse al día con la inflación y el aumento de los costos. Pero los defensores de los inmigrantes argumentaron que los cambios de la administración Trump se estructuraron de tal manera que desalentarían a los inmigrantes de bajos ingresos de mudarse a Estados Unidos o de convertirse en ciudadanos estadounidenses.