A National Award-Winning Publication

General Motors aumenta inversión de autos eléctricos

Chevrolet Bolt EV

General Motors (GM) anunció el miércoles que incrementará a 35,000 millones de dólares la inversión en autos eléctricos y autónomos que tenía previsto destinar hasta 2025, un aumento del 75 por ciento de lo que había planeado en marzo del año pasado.

GM, el mayor fabricante de automóviles del país, se ha puesto la meta de producir solo vehículos de cero emisiones (VCE), conocidos como ZEV por sus siglas en inglés, que incluyen los eléctricos, para 2035.

“La adopción de vehículos eléctricos está aumentando y está llegando a un punto de inflexión. Queremos estar preparados para poder producir la capacidad que necesitamos para satisfacer la demanda”, dijo Paul Jacobson, director financiero de GM, en una conferencia telefónica con reporteros.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Trece pasos para comenzar un negocio

La empresa también anunció que incrementará la producción de las baterías para los autos y acelerará los planes para construir dos nuevas plantas, adicionales a las que ya están en construcción en Tennessee y Ohio.

GM tiene como objetivo ventas globales anuales de vehículos eléctricos de más de un millón de dólares para 2025, dijo la presidenta y directora ejecutiva de GM, Mary Barra.

El fabricante de vehículos actualmente tiene dos autos eléctricos: el Chevrolet Bolt EV y el Bolt EUV.

Redacción Negocios Now

Despidos y menos producción en planta de Ford en Chicago

Ford

Ford Motor confirmó sus planes para reducir la producción y despedir temporalmente a trabajadores en la planta de ensamblaje de Chicago, debido a la interrupción de los procesos de fabricación en todo el mundo a causa de la pandemia de Covid-19.

Con el anuncio el fabricante de automóviles confirmó cuatro plantas que sufrirán despidos o reducciones de turnos ante la escasez de piezas, particularmente de chips semiconductores, así como una más, en Ohio, con el fin de adaptar su producción a la demanda.

Los sitios que sufren escasez de piezas son: la planta de ensamblaje de Dearborn, en Michigan, que fabrica la camioneta F-150; la de Kansas City, en Kansas, también fabricante de la F-150. Además, la planta de Louisville, Kentucky, donde se produce el Ford Escape y el Lincoln Corsair; y la de Chicago, la cual arma el Explorer, Police Interceptor y Lincoln Aviator.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Economía y Covid-19, prioridades para estadounidenses 

En tanto, Ford planea reducir horas en la planta de ensamblaje de la ciudad de Sheffield, Ohio, que fabrica las camionetas Ford F-650 y F-750 además de las F-350/450/550 Super Duty Chassis Cab, E-Series Cutaway y Stripped Chassis. Estos recortes no están relacionados con la escasez de piezas sino con el ordenamiento de la producción, según aclaró en un comunicado.

Ford reveló que 300 de sus 1,800 trabajadores que construyen las camionetas F-650 y F-750 en Sheffield, ubicada al oeste de Cleveland, fueron despedidos durante las primeras dos semanas de enero, y habrá nuevos despidos la primera y última semana de febrero, ademas de una reducción de turnos. Confió en que la línea vuelva a funcionar a principio de marzo.

En cuanto a la planta de ensamblaje de Chicago, el gerente global de comunicaciones laborales y manufactura de Ford Kelli Felker explicó en el comunicado que se despedirán dos turnos la primera semana de febrero, con lo que la planta que emplea a 5,300 trabajadores reducirá a un turno sus operaciones.

La escasez de chips semiconductores afecta la producción de automóviles a nivel mundial debido a que esas piezas se utilizan para la automatización, la electrificación, la conectividad digital y la seguridad, desde la gestión informática del motor hasta la asistencia al conductor, como el frenado de emergencia. Además de su uso por fabricantes externos de computadoras.

 

Redacción Negocios Now

Nueva caída en ventas de autos en junio

En junio, las ventas de automóviles en Estados Unidos aumentaron para Hyundai y Fiat Chrysler, mientras que Ford, General Motors, Honda, Nissan, y Toyota reportaron caídas. En general la industria automotriz reportó su sexto descenso mensual consecutivo, con una caída de 2.6%. Sin embargo, la tasa anual ajustada por temporada superó de nuevo los 17 millones de vehículos por tercera vez.
Hyundai extendió su racha de meses ganadores a 11 con un aumento del 1.5 por ciento, y la FCA se levantó por un aumento del 45% en la marca Ram. Ford sufrió un descenso del 4.7% en junio, a pesar de una pequeña ganancia, General Motors tuvo una caída en sus ventas de 0.9%, en tanto, Tesla reportó un segundo trimestre récord, entregando más de 95, 200 vehículos a clientes en todo el mundo.

Las ventas de Honda cayeron un 7.3 por ciento, con un volumen a la baja de 6.3 % en Honda y 16 % en Acura, mientras que en Nissan, las entregas se deslizaron un 15 por ciento detrás de una caída del 15 % en la marca Nissan y una caída del 8 % en Infiniti.

Toyota por su parte tuvo su séptimo descenso mensual, de 3.5%, a pesar del éxito de su híbrido RAV4, debido a las caídas en los segmentos de automóviles y camiones. Otros ganadores entre las marcas pequeñas fueron: Subaru, que extendió su racha de ganancias superando las 60, 000 unidades en ventas en el último trimestre; Kia con un aumento de 0.4%, Mitsubishi y Volkswagen 9.6%.

Entre las marcas de lujo la mayoría reportaron ganancias. BMW con un crecimiento del 7.5% en junio, Mercedes 7.0%, 0,7 por ciento en Volvo 0.7%, Porsche 6.4 % y 137 % en Genesis de Hyundai. Las ventas cayeron 0.3 % en Audi, 20 % en Jaguar y 5.6 % en Land Rover.

En los primeros seis meses del año las ventas han bajado 2.4 por ciento, y algunos analistas ven un rebote en la segunda mitad del año, con el lanzamiento de camionetas ligeras nuevas y rediseñadas, así como un posible recorte de la tasa de interés de la Reserva Federal.

 

 

Trump: “Hay demasiados autos alemanes” en Estados Unidos

Trump amenazó con gravar las importaciones alemanas de automóviles con un 35 por ciento luego de comentar  al presidente francés Emmanuel Macron durante una reunión reciente en Washington que “hay  demasiados autos alemanes en los Estados Unidos”, informaron medios de prensa.

Los economistas dicen que a Trump le faltan dos puntos clave: los fabricantes de automóviles alemanes han abierto grandes fábricas en los Estados Unidos, reduciendo drásticamente su necesidad de importar automóviles y tambien el hecho de atacar a los fabricantes de automóviles alemanes, perjudicaría a los trabajadores estadounidenses y a la economía de los EE. UU.

 Según la Asociación Alemana de Fabricantes de Automóviles, la industria automotriz alemanas vendio 1,35 millones de vehículos en los Estados Unidos en 2017, alrededor del 8 por cieno de las ventas totales de automóviles del pais. De ellos,  494,000 se exportaron de Alemania a los Estados Unidos, un 25 por cinto menos que en 2013.

 La mayoría del resto se hizo en los Estados Unidos y en México, que tiene un acuerdo de libre comercio con los Estados Unidos. GM y Ford también fabrican automóviles en México para entregar a los Estados Unidos.

 

 

BMW: necesidad materiales para batería subirá 10 veces para 2025

(Bloomberg) – Las necesidades de BMW AG por materias primas para baterías de automóviles como el cobalto y el litio aumentarán 10 veces para mediados de la próxima década, lo que impulsará a la automotriz alemana a forjar acuerdos de largo plazo a medida que aumenta la escasez.

Los contratos de compra con plazos de cinco a 10 años están a punto de completarse, dijo el jefe de compras del fabricante a periodistas en Munich el viernes. Las preocupaciones sobre cuellos de botella en la oferta, especialmente para el cobalto, han provocado que las automotrices, incluyendo Volkswagen AG, intensifiquen los esfuerzos para asegurar tener suficiente inventario. BMW planea ofrecer 25 vehículos eléctricos para 2025, mientras que VW apunta a una línea de 300 modelos con baterías para 2030.

“Nos hemos estado enfocando intensamente en cómo administrar la oferta futura de cobalto por aproximadamente un año”, dijo Markus Duesmann, ejecutivo de compras de BMW. “Antes, no estaba claro cuán rápido se aceleraría la demanda”.

Los precios del cobalto, mineral que ayuda a conducir la electricidad y es comparativamente ligero, se han más que duplicado este año. Glencore Plc, el mayor productor del metal, dijo esta semana que tendrá tan poca oferta que los fabricantes de automóviles tendrán que recurrir a fuentes alternativas. Del mismo modo, el precio del litio se ha disparado.

“Para el año 2025, necesitaremos hasta 10 veces más materia prima de la que utilizamos en la actualidad”, dijo Duesmann, señalando que BMW, con sede en Munich, está preparado para vender este año un mínimo de 100.000 autos que estén parcialmente alimentados por la tecnología. “Hoy somos un fabricante líder de vehículos eléctricos, por lo que un aumento de 10 veces hasta 2025, para nosotros, es enorme”.

El rápido crecimiento del desarrollo del automóvil eléctrico resalta la urgencia de resolver el enigma de la oferta. Volkswagen invertirá más de 34.000 millones de euros (US$40.000 millones) en los próximos cinco años como parte de un impulso hacia los vehículos a batería y los sistemas de conducción autónoma. Daimler AG está gastando 10.000 millones de euros en 10 modelos a batería para el 2022. El auge de los automóviles eléctricos podría más que cuadruplicar la demanda de cobalto a más de 450.000 toneladas en 2030 desde menos de 100.000 toneladas el año pasado, según Bloomberg New Energy Finance.

“En los últimos tres o cuatro meses, hemos notado que otros fabricantes están considerando seriamente la oferta cobalto”, dijo Duesmann. “Se ha vuelto más agitado y ha cambiado mucho durante el año pasado, ya que muchos más están buscando ofertas”.

GM lucha contra eternos rivales en guerra de camionetas

Olvídese de los automóviles eléctricos con perspectivas poco claras de ganancias o los robotaxis que aún no existen. El verdadero enfrentamiento millonario entre los rivales de Detroit es por las camionetas, y está a punto de volverse sucio.

General Motors Co. y Fiat Chrysler Automobiles NV planean exhibir modelos de gran tamaño rediseñados en el salón del automóvil de Detroit en enero y comenzar a venderlos más adelante en el año. Ambos han estado intentando recuperar parte del ímpetu que su rival Ford Motor Co. ha generado con el reacondicionamiento de sus camionetas F-150 y Super Duty más grandes.

Lo que está en juego es enorme. Los tres fabricantes de automóviles de Detroit venden más de 2 millones de camionetas grandes al año en Estados Unidos, generando ingresos anuales de más de US$90.000 millones. Morningstar Inc. estima que las ganancias son de al menos US$10.000 por camioneta, e incluso más para los modelos de lujo, en comparación con los cerca de US$3.000 para los automóviles de pasajeros. Esa es la razón por la que las tres compañías invierten tanto en desarrollar sus camionetas, y luchan tanto por cada venta.

“Va a haber una guerra de camionetas este año”, dijo el analista de Morningstar David Whiston. “Hará que un mercado tremendamente competitivo sea aún más competitivo de lo que ha sido”.

Los tres grandes de Detroit darán la guerra de dos maneras. En primer lugar, Fiat Chrysler empezará a vender su nueva camioneta cerca de fines del primer trimestre, y GM comenzará a fabricar las nuevas camionetas Chevrolet Silverado y GMC Sierra en torno al comienzo del cuarto trimestre, señaló Dave Sullivan, titular de análisis de productos de la firma de investigación de mercado AutoPacific Inc.

Mientras preparan esos nuevos modelos, los fabricantes de automóviles continuarán ofreciendo descuentos para mover las camionetas más antiguas dentro de un mercado automotor más amplio en EE.UU. que se está contrayendo lentamente. En noviembre, Chevy de GM tuvo descuentos de US$5.343 en la Silverado, mientras que Ram de Fiat Chrysler ofreció un descuento promedio de alrededor de US$5.000. Las F-Series de Ford tienen descuentos de US$4.135, según datos de J.D. Power. Las camionetas de GM tienen precios más altos, por lo que sus descuentos son más pequeños en términos porcentuales que lo que ofrece Fiat Chrysler, sostuvo Jim Cain, portavoz de GM.

Los modelos recién diseñados normalmente tienen menor necesidad de descuentos y para fines de 2018 las tres compañías contarán con camionetas completamente nuevas o, en el caso de Ford, bastante nuevas, dijo Sullivan.

Renovación de GM

Sullivan dijo que los nuevos modelos de GM mostrarán un gran cambio en los aspectos básicos que convierten a las camionetas en una opción práctica, pero popular. Con cada nuevo modelo, GM ha estado añadiendo aluminio o acero liviano, eliminando muchísimos kilogramos de peso. Eso aumenta el ahorro de combustible y posiblemente ayudará a la capacidad de remolque, dijo.

El fabricante de automóviles más grande de EE.UU. no ha rediseñado sus camionetas a partir de cero desde 2007, aunque realizó muchas mejoras en 2013, señaló Sullivan, quien espera que los nuevos modelos Silverado y Sierra tengan control de frenado electrónico, que reduce el peso al eliminar piezas mecánicas. Habrá una opción para una base de fibra de carbono, que también es más liviano que el acero. Y GM probablemente tendrá una opción de motor diesel en las versiones 1500 de alto volumen, indicó.

“Este es el programa más grande en el que hemos visto trabajar a GM”, sostuvo Sullivan.

Renovación de Ram

Las camionetas Ram ocupan eternamente el tercer lugar en EE.UU., detrás de las F-Series y la Silverado. El diseño de Fiat Chrysler de la versión 1500 de gran volumen se dará a conocer en el salón del automóvil y comenzará su producción en el primer trimestre.

Existe un inconveniente en cuanto al esfuerzo de todos por obtener mejores precios de sus nuevas camionetas. Antes de que termine el próximo año, probablemente habrá una guerra de precios, dijo Sullivan.

Fiat Chrysler fabricará sus nuevas camionetas en una antigua planta de ensamblaje en Sterling Heights, Michigan, y producirá el modelo saliente Ram en una fábrica en Warren. Eso significa que la compañía tendrá una versión más antigua y de menor precio para vender a compradores de flotas y buscadores de gangas, incluso cuando el nuevo modelo llegue a los concesionarios, dijo Whiston.

Fiat Chrysler fabricará camionetas en ambas plantas “indefinidamente, en tanto veamos que las necesidades del mercado no están siendo satisfechas”, indicó el director ejecutivo de la firma, Sergio Marchionne, durante una conferencia telefónica en octubre.

“Va a ser un ejercicio interesante en 2018 cuando dejemos de operarla”, dijo Marchionne. “Mi expectativa es que operemos la antigua instalación al menos durante todo 2018″.