Sigue en caída el 737 MAX

Aun cuando en meses pasados la empresa Boeing anunció la venta de nuevos aviones 737 MAX, la compra de estas naves se registra a la baja debido a la suspensión en tierra en que se mantienen desde marzo pasado.

 

En el segundo trimestre las ventas de la compañía cayeron 54% respecto al año anterior, lo que refleja el costo de una puesta en tierra a nivel mundial del avión más vendido por Boeing, después de dos accidentes fatales, de acuerdo con información de analistas.

 

Al mismo tiempo, aumentaron las entregas de Airbus SE, lo que le dio al rival europeo de Boeing, la compañía estadounidense con sede en Chicago, la gran oportunidad de recuperar el liderazgo como mayor fabricante de aviones del mundo en 2019.

 

Boeing no ha entregado ningún avión MAX, ya que los reguladores prohibieron los vuelos comerciales el 13 de marzo, días después de que un avión de Ethiopian Airlines se accidentara. Durante el segundo trimestre Boeing vendió 24 aviones de un modelo 737 anterior, y 42 de sus 787 Dreamliner.

 

Las ventas de aviones comerciales de la empresa se han desacelerado debido a las tragedias y en medio del aumento de las tensiones comerciales entre los Estados Unidos y China, además de la incertidumbre económica.

 

El fabricante de aviones ha eliminado en el año 180 pedidos del 737 MAX debido a cancelaciones, conversiones y una regla contable. Mientras que Airbus firmó contratos para 145 aviones en junio, lo que colocó a la empresa en una situación positiva debido a que las cancelaciones habían superado previamente las nuevas ventas.

 

Pero si bien los pagos de los clientes se han desacelerado, Boeing aún está construyendo 737 en una escala mensual de 42 aviones y acumulando aviones completados en el área de Seattle y San Antonio. Los crecientes costos de inventario de aviones sin entregar superan los $ 3 mil millones por trimestre de Boeing, según estimaciones de Cowen & Co.

 

Se supone que el efectivo generado a partir de las ventas del 787 Dreamliner y por servicios prestados debería suavizar parte del golpe, sin embargo, la caída en los pedidos del 737 MAX mantiene debilitada a la empresa. La cotización de Boeing ha subido un 8% en lo que va del año, en comparación con el 46% de Airbus.

 

El fabricante Airbus, con sede en Toulouse, Francia, logró un impulso por el lanzamiento de una variante de su avión A321, que acumuló 44 pedidos en firme, y sus reservas en junio incluyeron 30 aviones A320 de un pedido realizado por Saudi Arabian Airlines, quien optó por no comprar hasta 50 de los aviones MAX de Boeing. Si Airbus supera a Boeing, sería la primera vez en siete años que lo logra.

 

Nacional

2019-07-17T21:11:18+00:00 Nacional, Negocios|