La empresa de hospedaje compartido Airbnb adaptó su servicio a la tendencia de viajes pos-pandemia que se registra en todo el mundo, la cual establece una preferencia de los viajeros por realizar viajes cortos y en su país de origen.

Debido a las prohibiciones que aún conservan ciertos países para el turismo foráneo, así como al temor a exponerse en lugares concurridos o poco seguros, los viajeros están aprovechando sus vacaciones de verano en sitios de descanso ubicados a corta distancia.

Es por eso que Airbnb promueve entre sus clientes las propiedades de sus anfitriones en sitios cercanos, con la campaña “Viajar cerca está de moda”, y mensajes como “Hay mucho qué descubrir. Desde casa o más cerca de lo que crees. A  pocos kilómetros en coche”. La promoción incluye alojamientos enteros, para disfrutar en soledad o exclusivamente con la familia.

La empresa con sede en San Francisco mantiene la venta de “experiencias en línea” con las que logró sostenerse y ayudar a sus anfitriones a contar con ingresos durante la pandemia de coronavirus, que golpeó con mayor fuerza al sector del ocio y la hospitalidad.

Se trata de actividades impartidas desde diversas partes del mundo, de hora y media en promedio, tan variadas como clases de todo tipo de cocina, baile, yoga, distintos deportes con profesionales, meditación con un monje japonés o con ovejas, sobre abejas, tortugas, de redacción de cuentos, astronomía, efectos sonoros de Hollywood, paseo con un doctor de la peste, sobre Jack el destripador, magia, comicidad, entre otros.

También apoya el movimiento Black Lives Matter a través de su campaña “Project Lighthouse”, una iniciativa lanzada en Estados Unidos para descubrir, medir y superar la discriminación en las reservaciones de Airbnb. Para este proyecto la empresa se asoció con organizaciones defensoras de los derechos civiles.

Desde 2016, dice, la empresa ha expulsado a 1.3 millones de usuarios de Airbnb por negarse a ofrecer a los demás un trato respetuoso y libre de prejuicios. No obstante, asegura que la discriminación sigue ocurriendo, por lo que implementará en sus servicios nuevas formas para combatirla.

None