Robots que redistribuyen el espacio de una vivienda

La tecnología mejora y transforma la vida cotidiana a ritmo acelerado, y un ejemplo de ello es el robot que mueve paredes en una vivienda por órdenes humanas para redistribuir el espacio habitable.

Esta innovación se estrena en una torre de apartamentos de 23 pisos recién terminada, ubicada en la Avenida Milwaukee, aquí en Chicago, que ofrece en arrendamiento 40 estudios con un robot como compañero mecánico incorporado, programado para mover una pared con el fin de agrandar el espacio habitable o crear un dormitorio y extender una cama oculta, cambiando la división del sitio, de acuerdo con reportes periodísticos.

El complejo Avenir, de 196 unidades, fue construido por el desarollador Stephane Rambaud y la empresa Tandem, quienes aclaran que el robot no es nada parecido a Rosie de los Jetsons (Robotina de los Supersónicos) que habla con los humanos y realiza los quehaceres domésticos, pero representa la tecnología del futuro y facilita la vida cotidiana.

El robot, que está integrado a la pared y se ve como estanterías y armarios incorporados, se maneja por el inquilino presionando un botón, usando una aplicación de teléfono o hablando con un altavoz inteligente. Todo se mueve con la pared (luces, enchufes eléctricos, ropa colgada en los armarios y adornos en los estantes), y ninguno de los aspectos mecánicos es visible, lo que ven los visitantes son muebles que se mueven por la habitación.

Los muros robóticos de Avenir se crearon por la empresa Ori, con sede en Boston, MA, y surgieron de un proyecto en el Laboratorio de Medios del Instituto de Tecnología de Massachusetts. Este es el primer edificio de Chicago diseñado desde el principio para tener sistemas robotizados en algunas unidades, pero no todos los estudios cuentan con estos robots.

Sin embargo, todos los inquilinos pagan el mismo precio por cualquier tipo de estudio, que tienen rentas de $ 1,445 a $ 2, 995 al mes, cerca de 30 estudios ya están arrendados, y las primeras mudanzas fueron el 16 de enero. Junto con la maximización del espacio, las unidades Ori minimizan costos iniciales de muebles ya que cuentan con lo esencial y solo se requiere de un sofá y un colchón para mudarse, además de platos y ropa de cama.

La unidad Ori no se cierra plana contra una pared, porque deja un espacio lo suficientemente grande como para que una persona no pueda ser aplastada adentro, un hueco que puede ser utilizado para colocar una mesita de noche de manera permanente. Las características de seguridad incluyen un sensor que detiene el movimiento de la unidad si un gato o un perro se interponen.

El edificio Avenir es una torre de vidrio con bordes negros distintivos, diseñada por el estudio de arquitectura de Chicago Antunovich Associates, y construida en un antiguo estacionamiento en 730 N. Milwaukee, esquina con Carpenter Street. NN

Nacional

2020-02-06T02:37:56+00:00 Nacional, Tecnología|