A National Award-Winning Publication
Search

Reserva Federal advierte sobre riesgos de recesión

Facebook
Twitter
LinkedIn

El presidente de la Fed, Jerome Powell enumera algunos factores que pudieran provocar una recesión, entre ellos “el tumulto” bancario.

  Si bien puede evitarse una recesión de la economía de Estados Unidos, hay factores que están atentado contra ese objetivo, entre ellos el tumulto del sector bancario.

  El presidente de la Reserva Federal Reserve (Fed), Jerome Powell, cree que la economía de EE.UU. puede evitar una recesión. 

  Según Powell, entre las causas de una posible recesión pudieran estar la tensión política, e incluso el clima.

  La advertencia tiene lugar en medio del hasta ahora fracaso de las negociaciones entre el Congreso y la Casa Blanca para elevar el techo de deuda del país.

   Enfrascado en una guerra política, los republicanos presentaron una demanda contra el presidente Joe Biden y la secretaría del Tesoro, Janet Yellen para que el Tesoro siga emitiendo deuda y se evite el impago del Gobierno.

    De no lograrse un acuerdo para subir el techo de deuda, las consecuencias para la economía estadounidense podrían ser graves.

 Una de ellas es el incumplimiento de pagos. Si el país no puede pedir prestado más dinero y no tiene suficientes ingresos para cubrir sus gastos, corre el riesgo de no poder pagar sus obligaciones financieras, como el pago de intereses de la deuda o los vencimientos de los bonos. Esto puede llevar al país a un incumplimiento de pagos o default, lo que genera una pérdida de confianza en su solvencia y puede desencadenar una crisis financiera.

Otro impacto sería el deterioro de la calificación crediticia: Al no cumplir con sus obligaciones de deuda, las agencias calificadoras de riesgo pueden rebajar su calificación crediticia, lo cual significa que el país se considera un deudor más riesgoso, aumentando los costos de endeudamiento futuros y reduciendo la confianza de los inversionistas.

Asimismo, al no poder  tomar nuevos préstamos, el país se verá obligado a depender únicamente de los ingresos fiscales existentes para cubrir sus gastos. Esto puede resultar en la necesidad de recortar el gasto público de manera significativa, lo que a su vez puede tener un impacto negativo en la economía y en los servicios públicos. 

El golpe también recaería sobre los inversionistas que percibirán un mayor riesgo de impago y exigirán tasas de interés más altas para prestar dinero al país, lo que aumentará aún más los costos de endeudamiento.

Powell matizó la situación al afirmar que la sorprendente resiliencia del mercado laboral allana el camino para un aterrizaje suave aún tras el mayor endurecimiento monetario en décadas. 

  “Es posible que esta vez sea realmente diferente”, declaró el jefe de la Reserva Federal a la prensa la semana pasada tras subir las tasas por décima ocasión seguida.  El actual escenario hace pensar a los analistas que la Fed debería mantener sus tasas más altas durante más tiempo para aplacar a los precios, la razón por la que los riesgos de recesión son tan altos. (Con información de Bloomberg).