A National Award-Winning Publication

¡Rahm, Rahm, Rahm … y se acabó!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

El alcalde Rahm Emanuel se quitó de encima una pesadilla política llamada Jesús “Chuy” García, al vencer de manera contundente al candidato latino, en una carrera electoral que quedó para la hsitoria.

García concendió la victoria a Emanuel, luego de que el alcalde lograra el 55.8 por ciento de los votos contra el 44.2 por ciento que alcanzó el candidato de origen mexicano, cuando ya se había contado el 76 por ciento de los prescintos.
El también comisionado del Condado de Cook llamó por teléfono a Emanuel para admitir su derrota.
García, quien se presentó como un progresista que obligó al exjefe de gabinete del presidente Barack Obama a disputar por primera vez una segunda vuelta en la historia política de la ciudad, movilizó a última hora a miles de voluntarios para buscar votos puerta a puerta.
El candidato nacido en Durango ganó como se esperaba en 12 de los 13 distritos hispanos, pero Emanuel igualmente le quitó un porcentaje importante de ese apoyo.
El voto latino representa el 14 por ciento del electorado estimado en 1,4 millón de personas, de las cuales un 40 por ciento se presentó a votar hoy.
Las primeras informaciones indican que Emanuel fue el preferido en los 18 distritos afroamericanos del sur y oeste de la ciudad, con un apoyo que fue fundamental para decidir la elección.
La victoria del Alcalde se hizo evidente desde el comienzo del escrutinio, donde impuso la diferencia de 56 a 44 que mantuvo hasta el final.
Con los primeros anuncios extraoficiales de la elección, los seguidores de Emanuel reunidos en un local sindical del oeste estallaron en vítores con el sonido de una banda de música en vivo.

El desempeño de García, sin embargo, no deja de sorprender al forzar al alcalde a desplegar todos los recursos a su alcance, incluido el apoyo del presidente Obama, para convencer al eletorado de que era la mejor opción para una ciudad complicada financieramente y con muchos programas en pleno desarrollo.

También fue significativo el contraste en los recursos de campaña. Mientras Rahm dispuso de $23 millones para promover su reeleccion, Garcia contó con apenas $6 millones.

No obstante el entusiasmo que despertó García entre los latinos, Rahm siempre fue el favorito de la contienda. (Negocios Now y Agencia EFE)

También puede leer