A National Award-Winning Publication

Prohibición federal limita el mercado de la marihuana

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Aun cuando la legalización de la marihuana avanza en Estados Unidos, y aproximadamente el 25% de su población vive en una entidad donde su consumo recreativo es legal, sus mercados se mantienen limitados debido a que a nivel federal sigue siendo prohibida.
 
Desde las elecciones intermedias del pasado 6 de noviembre son ya diez los estados donde está autorizado el consumo recreativo de la marihuana, permiso que beneficia a casi 80 millones de habitantes, mientras que en 32 de los 50 estados de la unión americana se permite su uso medicinal.
 
En las pasadas votaciones Michigan se convirtió en el décimo estado de la unión americana, y el primero en el Medio Oeste del país, en legalizar la marihuana recreativa, sumándose a Alaska, California, Colorado, Maine, Massachusetts, Nevada, Oregon, Washington, y Washington D.C. En el mismo proceso se aprobó su uso medicinal en los estados de Missouri y Utah.
 
De acuerdo con un informe de Arcview Market Research (el mayor grupo de inversionistas de cannabis con sede en California) se estima que en este año las ventas por marihuana en el país alcanzarán los $11 mil millones de dólares, y dentro de cuatro años rebasarán el doble de esa cifra.
 
Sin embargo, a pesar de la creciente apertura a través de los estados, la marihuana sigue siendo una droga ilegal ante el gobierno federal, por lo que su prohibición nacional mantiene aún alejados a los inversionistas, muchos de los cuales empezaron a incursionar en Canadá aprovechando su legalización en ese país el mes pasado.
 
Ante esta incertidumbre, empresas de Illinois, donde solo se permite su uso medicinal, ya empezaron a invertir en Canadá, como la compañía de bebidas alcohólicas Constellation Brands, con negocio de cerveza en Chicago, que invirtió en la canadiense Canopy Growth; Green Industries (GTI), la primera compañía de marihuana medicinal de Chicago que ingresó a la Bolsa de Valores de Canadá en junio; y Cresco, con sede en River North, que celebró el mes pasado un acuerdo con la canadiense Randsburg International Gold Corp, entre otras.
 
Illinois fue uno de los primeros estados en implementar un programa de cannabis medicinal con normas estrictas con las que lidiaron las empresas, por ejemplo, los pacientes debían cumplir estrictamente con una de las casi 40 condiciones para calificar. Las restricciones significaron también dificultades para encontrar bancos y compañías de seguros que trabajaran con un negocio de sus características.
 
La cantidad de pacientes que compran el medicamento en Illinois sigue siendo muy baja para algunos operadores, lo que se debe no a la ausencia de pacientes, sino a las restricciones impuestas por la ley estatal al crecimiento del programa.
 
Con J. B. Pritzker en el gobierno de Illinois se espera una legalización y despenalización de la marihuana como lo prometió en campaña, lo que podría ocurrir el próximo año, sumando al estado a las entidades que permiten la marihuana con fines recreativos.

Más en Negocios Now