Pritzker a Madigan:  “Si es cierto, renuncia”

El fiscal de distrito de Estados Unidos John Lausch anunció el viernes que la empresa de servicios públicos Commonwealth Edison (ComEd) acordó pagar una multa criminal de $ 200 millones de dólares y admitió sobornar a funcionarios estatales y locales, lo que involucra al presidente de la Cámara de Representantes, Michael Madigan.

La empresa acordó cooperar con investigadores federales, por lo que si se confirman las acusaciones contra el líder legislativo demócrata “Madigan debería renunciar, tiene que renunciar”, expresó el gobernador de Illinois J.B. Pritzker, el mismo día que se conoció la noticia.

“Estas acusaciones atacan el núcleo de lo que significa el servicio público… Si estas acusaciones de irregularidades por parte de Madigan son ciertas, no hay duda de que habrá traicionado la confianza pública y debe renunciar”, sentenció el gobernador.

En tanto, en un comunicado Michel Madigan confirmó que recibió citaciones federales que buscaban documentos relacionados con sus recomendaciones laborales, pero negó haber actuado mal.

Las acusaciones publicadas el viernes no mencionan específicamente a Madigan. En cambio, citan al “Funcionario Público A” que es Presidente de la Cámara de Representantes de Illinois, una posición que Michael Madigan ha ocupado durante décadas.

El fiscal Lausch dijo que su investigación es generalizada y que la cooperación de la compañía ha sido “fructífera” en sus esfuerzos continuos para erradicar la corrupción. La empresa reconoció que sus acciones para influir en Madigan comenzaron en 2011 y continuaron hasta 2019. En ese momento, ComEd se benefició de una legislación con un impacto considerable en la rentabilidad de la compañía.

Admitió que buscó influir y recompensar los esfuerzos del “Funcionario Público A” por ayudar a ComEd con respecto a la legislación relativa y sus negocios, así como a varios de sus aliados políticos y trabajadores, incluso cuando hicieron poco o ningún trabajo para el que supuestamente fueron contratados por la empresa.

En 2017, los legisladores aprobaron la Ley de Empleos de Energía Futura, que Madigan apoyó. En ese momento, el proveedor de energía nuclear Exelon, el padre de Commonwealth Edison, dijo que el destino de dos de sus centrales eléctricas estaba en juego, y si no se aprobaba el proyecto de ley las plantas cerrarían.

Los partidarios dijeron que el proyecto de ley 2814 del Senado fue un logro distintivo de las iniciativas de energía verde, mientras que los críticos lo calificaron como un rescate financiado por los contribuyentes de las dos centrales nucleares propiedad de Exelon.

En octubre, el entonces CEO de Exelon, Anne Pramaggiore, renunció abruptamente en medio de preguntas sobre la actividad de cabildeo de la compañía y la conexión con el ex senador estatal Martin Sandoval, quien se declaró culpable de aceptar sobornos para proteger a una compañía de cámaras de luz roja.

Noticias Relacionadas

Lo más leído

Suscríbete Hoy

Nos dedicamos a cubrir las noticas de ultima hora. Para brindarte las historias que más te importan.