A National Award-Winning Publication

Search
Close this search box.

Pierden las mujeres $61 ‘billones’ por brecha salarial

Facebook
Twitter
LinkedIn

Las trabajadoras estadounidenses llevan perdido un acumulado estimado en $61 mil millones de dólares debido a la brecha salarial de género y raza que persiste desde hace 60 años.

Redacción Negocios Now

El reporte reconoce que de ese tiempo a la fecha la seguridad económica de las mujeres mejoró mucho, “participan en el mercado laboral a tasas casi récord y la brecha salarial de género se reduce sustancialmente”. A pesar de esos avances significativos, experimentan consecuencias negativas, asegura.

“Las mujeres trabajadoras de hoy, y más agudamente, las negras y latinas, continúan ganando menos que sus contrapartes masculinas y experimentan las consecuencias negativas de una brecha salarial de género obstinada a lo largo de toda su vida laboral y hasta la jubilación”, dice.

El documento señala que si la brecha salarial de género continúa reduciéndose al ritmo que lleva, el promedio de mujeres trabajadoras logrará la paridad salarial con los hombres hasta el 2052 o 2056, lo que tomará aún más tiempo para las mujeres de color.

“Las mujeres y sus familias no pueden permitirse otros 30 años de sufrir las consecuencias económicas negativas de la brecha salarial, incluso la tasa de progreso no está garantizada”, advierte el análisis del CAP.

Si sumamos, en total hay una pérdida aproximada de $9,954 dólares en salarios por año para las trabajadoras de tiempo completo, y la brecha se amplía a $11,782 por año para las trabajadoras a tiempo parcial, Las mujeres tienen más probabilidades que sus homólogos masculinos de trabajar a tiempo parcial.

En 1963, explica, la mujer trabajadora a tiempo completo ganaba solo 59 centavos por cada dólar que recibía el hombre, mientras que en la suma de todos los trabajadores su paga era de 37 centavos. En 2021 el avance comparativo es de 84 centavos por cada dólar pagado al hombre, y 77 ctvs. en la suma general.

La brecha salarial de género afecta en mayor medida a las mujeres hispanas y negras. En 2021, estas trabajadoras a tiempo completo ganaban al año 57 centavos y 67 centavos, respectivamente, por cada dólar que recibían sus contrapartes masculinas, blancos no hispanos.

En la suma de todos los trabajadores, las mujeres latinas y negras ganaban 54 centavos y 64 centavos, respectivamente, por cada dólar pagado a los hombres blancos no hispanos. Muchas mujeres de color son el único sostén de sus familias, y la brecha salarial limita la seguridad económica de sus familias.