A National Award-Winning Publication

Pequeñas empresas superan la morosidad

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Durante la pandemia de Covid-19 las pequeñas empresas en Chicago han experimentado cierres y caídas en las ventas, sin embargo, la mayoría de ellas logró pagar sus facturas. Incluso en los sectores vulnerables, la morosidad, los incumplimientos y las quiebras no aumentaron drásticamente el año pasado.

En gran parte, estos negocios se mantuvieron a flote a través de los fondos de estímulo federal, despidos u otras medidas de reducción de costos, indulgencia de los acreedores y programas de ayuda locales, revela un estudio del Urban Institute (UI).

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Negocios Now anuncia la lista de “Los 26 de la 26? de 2022

No obstante, “las desigualdades preexistentes en la salud empresarial para los propietarios de color han continuado y sobrevivirán a la pandemia”, indica el análisis. El buen estado económico de las pequeñas empresas es fundamental para la recuperación inclusiva, precisa.

La investigación del UI, realizada durante 19 meses en un millón de empresas de ocho ciudades, 26,716 de ellas en Chicago, con al menos tres pagos comerciales a proveedores o acreedores adeudados por mes, confirmó que todos los negocios permanecen con obligaciones financieras.

Las quiebras en la ciudad también se han mantenido relativamente estables en alrededor del 0.6 por ciento. El apoyo de fondos federales, las medidas de reducción de costos, así como la tolerancia ayudaron a mantener a flote a las pequeñas empresas y retener empleados, dice.

Además, al momento del desembolso total, Chicago recibió un aproximado de 56,465 dólares por empleado de pequeña empresa en fondos del Programa de Protección de Cheques de Pago, una cantidad considerablemente mayor que el promedio nacional de 33,619 dólares.

El reporte de UI expone tres acciones que pueden tomar las autoridades de Chicago para aliviar la carga que aún arrastran los negocios pequeños: Apoyar a las instituciones financieras de desarrollo comunitario para ofrecer reducción de tasas de interés o préstamos que les permitan estabilizarse y volver a crecer.

Invertir en asistencia técnica específica y culturalmente relevante para pequeñas empresas, buscando formas de apoyar aún más a los empresarios de color y de muy pequeños negocios frente a desigualdades sistémicas y desafíos específicos en acceso a capital, redes de apoyo, tecnología y marketing.

Y equilibrar el apoyo a las pequeñas empresas con ayuda a los trabajadores desempleados: Chicago puede conectarlos con oportunidades y programas de asistencia, especialmente a empleados con salarios bajos en sectores muy afectados, como la alimentación y el alojamiento, artes y servicios personales. (Redacción Negocios Now)

También puede leer