A National Award-Winning Publication

Obama termina con política “pies secos, pies mojados” para los cubanos

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

El presidente Barack Obama puso fin a la política  de “Pies secos, pies mojados” que por 20 años ha otorgado residencia permanente de manera automática a los cubanos que pisan territorio estadounidense.

  En otra sorpresiva orden ejecutiva, Obama también eliminó un programa que incentivaba la deserción de  médicos cubanos.

  Ambas medidas tendrán un efecto inmediato.

 “Los cubanos que tratan de ingresar al país ilegalmente, que no califiquen para alivio humanitario, estarán sujetos a remoción, de acuerdo con las leyes y prioridades de Estados Unidos”, dijo el Presidente.

   La política de “pies secos, pies mojados” fue instrumentada por el presidente Bill Clinton en 1995, luego de un éxodo masivo de balseros el año anterior, y era una enmienda de la Ley de Ajuste Cubano, de 1966, que permitía al gobierno estadounidense otorgar la residencia permanente a los cubanos.

  Según la medida, todo cubano que tocara territorio estadounidense  podía permanecer en el pais -pies secos-, mientras quienes fueran interceptados en el mar -pies mojados-, eran devueltos a la Isla.

   La eliminación de esta ley que otorgaba un trato privilegiado a los cubanos ha sido un viejo reclamo de La Habana que acusaba a Washington de incentivar las salidas ilegales del país. En los últimos años, fue asimismo un llamado de varios gobiernos de países latinoamericanos que reciben inmigrantes cubanos en su tránsito a Estados Unidos.  

 Obama también ordenó la eliminación del llamado Cuban Medical Professional Parole (CMPP), una medida establecida por el presidente George W. Bush, y que daba asilo a todos los médicos cubanos que desertaron de la Isla. Desde un principio Cuba calificó la medida de un “robo de cerebro”.        

 Para el mandatario el CMPP no tiene sentido en el nuevo clima de distensión entre los dos países que restablecieron relaciones diplomáticas desde diciembre de 2014.

  “EE.UU y Cuba están trabajando juntos para combatir enfermedades que ponen en peligro la salud y las vidas de nuestros pueblos. Al dar tratamiento preferencial al personal médico cubano, el programa condicional para los médicos contradice esos esfuerzos, y arriesga causar daño al pueblo cubano”, dijo Obama.

  Con todo, aún no está claro que haría Trump al respecto, pues entre los miembros cubanos de su partido hay quien apoya la Ley de Ajuste y otros que han pedido eliminarla. (EFE y Redacción)

También puede leer