A National Award-Winning Publication
Search

Nuevo viaje turístico de Blue Origin al borde del espacio

El cohete turístico New Shepard de Blue Origin lanzó seis pasajeros al borde del espacio por primera vez después de una pausa de casi dos años
Facebook
Twitter
LinkedIn

Redacción Negocios Now   

El cohete turístico New Shepard de Blue Origin lanzó seis pasajeros al borde del espacio por primera vez después de una pausa de casi dos años, provocada por un fallido vuelo de prueba no tripulado. La misión NS-25 partió el domingo 19 de mayo y duró sólo 10 minutos en ir y regresar.

El cohete New Shepard y su cápsula despegaron a las 9:36 a. m. CT desde las instalaciones de la empresa Blue Origin, fundada por Jeff Bezos en un rancho privado en el oeste de Texas, y regresó a las 9:46 a.m. El precio de viajar unos minutos al espacio con Blue Origin es de $1,25 millones de dólares.

Los seis clientes eran: el capitalista de riesgo Mason Angel; Sylvain Chiron, fundador de la cervecería artesanal francesa Brasserie Mont-Blanc; el ingeniero de software y empresario Kenneth L. Hess; la contadora jubilada Carol Schaller; el aviador Gopi Thotakura; y Ed Dwight, un capitán retirado de la Fuerza Aérea de Estados Unidos.

Dwight, seleccionado por el presidente John F. Kennedy en 1961 para ser el primer candidato a astronauta negro del país, alcanzó el borde del espacio a la edad de 90 años, lo que lo convirtió en la persona de mayor edad en aventurarse a esas alturas, según un portavoz de Blue Origin.

Durante la misión, la tripulación se elevó a más de tres veces la velocidad del sonido, o más de 2,000 millas por hora, según la empresa. El cohete saltó la cápsula más allá de la línea Kármán, un área de 100 kilómetros (62 millas) sobre la superficie de la Tierra, reconocida como la altitud en la que comienza el espacio exterior.

“En el clímax del vuelo, los pasajeros experimentaron unos minutos de ingravidez y unas vistas impresionantes de la Tierra a través de las ventanas de la cabina”, se informó. El cohete propulsor aterrizó de forma segura un par de minutos antes que la cápsula.

A la fecha, este es el séptimo vuelo tripulado de Blue Origin.  El lanzamiento se produjo tras el éxito de una misión científica no tripulada en diciembre pasado, que fue el primer vuelo del programa New Shepard desde el accidente ocurrido más de un año antes.

El 12 de septiembre de 2022 estaba  previsto que un cohete New Shepard y una nave espacial lanzaran un lote de instrumentos científicos, en un minuto de vuelo el cohete soportó Max Q, un término aeroespacial que se refiere a un momento de máxima tensión en un vehículo.

Esta situación ocurre cuando el cohete se encuentra a una altitud relativamente baja, donde la atmósfera todavía es bastante espesa, pero la nave espacial se mueve a altas velocidades, creando un momento de intensa presión sobre el vehículo.

En ese momento, el cohete pareció emitir una enorme explosión de llamas. La cápsula New Shepard, que viajaba encima del cohete, inició su sistema de aborto del lanzamiento, encendiendo un pequeño motor para alejarse de forma segura del cohete averiado, logrando un aterrizaje en paracaídas.

Blue Origin reveló más tarde que la causa de la falla fue un problema con la boquilla del motor, un gran cono que dirige el escape en llamas hacia la parte inferior del cohete. Las computadoras a bordo detectaron con precisión la falla y apagaron el motor, por lo que el cohete se estrelló contra el suelo y quedó destruido.

La Administración Federal de Aviación (FAA) concluyó formalmente la investigación del percance el 27 de septiembre de 2023, describiendo 21 acciones correctivas que Blue Origin debía implementar antes de regresar al vuelo.

Los cambios y el exitoso vuelo de New Shephard en diciembre impulsaron a la compañía a reiniciar sus viajes turísticos al espacio. Los cohetes New Shepard habían realizado 22 misiones consecutivas con éxito, incluidas seis con pasajeros a bordo. Jeff Bezos voló a bordo del cohete en 2021.