A National Award-Winning Publication

Nueva política de Texas de devolver migrantes genera polémica

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

La nueva orden ejecutiva de Texas para devolver a la frontera con México a los migrantes que detienen ha generado el rechazo y la condena de organizaciones civiles, del gobierno del presidente Joe Bide y del propio mandatario de México, Andrés Manuel López Obrador.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, ordenó el jueves a la Guardia Nacional de Texas y al Departamento de Seguridad Pública de Texas (DPS) a detener y transportar a los indocumentados a los puertos de entrada.

“Es muy vulgar hacer eso, y no tiene fundamento legal, además, porque no le corresponde”, sostuvo López Obrado, que también calificó la medida de “inmoral” y que solo busca “sacar” votos.

También te puede interesar: Naturalización de inmigrantes beneficia a economías locales

Abbott dijo el jueves que la orden ejecutiva pretende “detener la empresa criminal que pone en peligro a nuestras comunidades”.


“A medida que los desafíos en la frontera continúan aumentando, Texas continuará tomando medidas para abordar los desafíos causados por la Administración Biden”, apuntó el gobernador republicano.

El decreto de Abbott también ha sido denunciado por varias organizaciones como la Asociación Estadounidense de Abogados de Inmigración (AILA).

“La estratagema política del gobernador es moralmente censurable e incuestionablemente ilegal”, declaró en un comunicado Jeremy McKinney, presidente de AILA.

“La Administración Biden debe responder rápidamente con litigios y recordarle al Gobernador Abbott que la Constitución establece claramente cómo se supone que debe funcionar nuestra república democrática”, agregó el abogado.

El anuncio de Abbott se produce dos días después de que varios condados del sur de Texas solicitaron al gobernador a declarar lo que ellos llaman “una “invasión” y lo instaran a usar poderes extraordinarios para detener y devolver a los migrantes a la frontera.

La portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, dijo por su parte que los estados no deberían estar tomando decisiones o entrometiéndose en eso. “Especialmente el gobernador de Texas Abbott, que tiene un historial de causar caos y confusión en la frontera”, sostuvo Jean-Pierre.

Redacción Negocios Now

 

También puede leer