A National Award-Winning Publication

Invierten en preparar fuerza de trabajo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Norman Ruano

El estado de Illinois está invirtiendo en preparar a la fuerza de trabajo que requiere la industria de la construcción con el objetivo de impulsar su crecimiento en momentos en que el sector enfrenta un agudo déficit con la pandemia del Covid-19.

En una entrevista con Negocios Now, Norman Ruano, subdirector del Departamento de Comercio y Oportunidades Económicas del Estado de Illinois, expresó el interés en traer equidad a la industria de la construcción, asegurando oportunidades, no solo para proyectos, sino también para empleos, con una representación equitativa de las mujeres, las minorías y los veteranos.

Norman Ruano

“El gobernador J.B. Pritzker tiene un compromiso serio con la industria de la construcción. En el estado. Hay dos iniciativas importantes que él promocionó y aprobó, una tiene que ver con una iniciativa por 45 mil millones de dólares en proyectos para construcción de hospitales, universidades y carreteras, proyectada a 5 o 10 años”, dijo Ruano.

Su segundo compromiso es asegurarse que esos productos de construcción tengan elementos de equidad e inclusión, garantizando que las mujeres, las minorías y los veteranos tengan acceso directo, no solo a las oportunidades para los contratistas de construir, sino también que los residentes de las comunidades puedan tener empleos, precisó Ruano.

Respecto a un tercer programa que está por implementarse, el funcionario explicó que se busca crear un modelo nuevo y eficiente de cómo lograr llegar a esa equidad en la industria de la construcción.

El primer programa refiere que todos los proyectos que el estado esté financiando y tengan un valor de más de 500,000 dólares requieran que 10 por ciento de las horas trabajadas se hagan por aprendices.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Los Happy Tamales de Imelda Hartley

El estado busca crear así una demanda en la industria de aprendices y de esta forma los contratistas y subcontratistas tengan que emplear gente para alcanzar ese requerimiento.

“Ese programa ya está operando, estamos velando mil 200 proyectos que se están ejecutando en todo el estado, valorados en casi dos mil millones de dólares”, dijo el funcionario.

Para el segundo programa cuentan con una oferta de 10 millones dólares, para dárselo al público: “Estamos esperando que en el último semestre de este año escojamos a las organizaciones que van a dar esa capacitación, para que en el primer semestre del próximo año estén operando y esperamos que en el segundo semestre tener graduados y empezar a conectarlos a las oportunidades de trabajo”.

El tercer programa contempla incentivos para los contratistas y subcontratistas que diversifiquen su fuerza laboral y se le van a otorgar créditos “si contratan y retienen a las personas”.

Estos créditos los podrán hacer efectivos cuando estén compitiendo por un proyecto del estado.

“Para ejecutar el programa ‘Apprentice Program Support’, tenemos aprobados 25 millones de dólares para los primeros dos años de operación y consideran 10 millones, ahora mismo al público”, agregó.

Los programas y apoyos los dan a conocer a la comunidad a través de la Hispanic American Construction Industry Association (HACIA, por sus siglas en inglés), además de otras instancias que atienden a contratistas, mujeres, afroamericanos y empresa como ABC; también los promueven a través de foros con asociaciones comunitarias.

La industria de la construcción no solo está afectada como otros sectores por el Covid-19, pero muchos se están retirando. “Hay muchos ‘baby boomers’ que trabajan en la industria y ya venían enfrentando el fenómeno de que muchos jóvenes que terminan la high school no tienen interés en la construcción, les interesa la tecnología u otras cosas”, aseguró Ruano.

“Es importante mencionar que los hombres y la comunidad latina en general tienen una muy alta representación en la construcción y a los jóvenes latinos todavía les interesa mucho porque sus papás, tíos y primos están empleados en esa sector”, subrayó.

Actualmente hay muchos empresarios en la industria de la construcción y miles de contratistas que empezaron como electricistas y carpinteros, entre otros oficios, y después abrieron sus propias empresas.

“El mensaje que yo estoy tratando de dar es de que no solo el programa está enfocado en capacitar a minorías, sino que también está enfocado en ayudar a contratistas minoritarios para que puedan tomar ventaja y hacer crecer sus negocios, además de ser más competitivos”, puntualizó Ruano.

Anilú Cabrera/Negocios Now

Más en Negocios Now