A National Award-Winning Publication

Manny Favela: McDonald supera los 2,220 restaurantes en Latinoamérica

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Mexicano de origen, Favela es actualmente uno de los latinos de mayor rango en el corporativo multinacional y un hombre clave para el crecimiento de McDonalds en Latinoamérica. Es responsable de las finanzas, las franquicias y el desarrollo de más de 2000 restaurantes de la cadena ubicados en varios países de la región.

En sus 25 años de experiencia en el Sistema de McDonalds, Manny se ha desempeñado como consejero y socio de negocio del presidente de la firma en América Latina. En manos de este contador de profesión, graduado en la Universidad de Illinois, está la responsabilidad de monitorear las finanzas generales y todo lo relativo al desenvolvimiento de los negocios, actuar proactivamente ante cualquier preocupación y desarrollar planes estratégicos para el corporativo en dicha franja geográfica.

Manny comenzó su carrera en McDonalds como auditor interno en 1990. De allí fue transferido al área internacional de negocios para especializarse más tarde en las operaciones financieras de Latinoamérica.

Negocios Now: ¿Cómo ha crecido McDonalds en América Latina desde que empezó a penetrar ese mercado, en 1992?

Manny Favela: Cuando McDonalds empezó en Latinoamérica tenía 130 restaurantes y sólo generaba $240 millones de dólares. Ahora tenemos 2.200 restaurantes que venden más de $5 mil millones de dólares. Cuando tomé este puesto, en 2004, la región estaba en crisis porque había problemas económicos en Brasil, Argentina y Venezuela. Después de eso, hicimos cambios en el modelo de negocio, y como la situación económica empezó a mejorar, ambos factores favorecieron el negocio muy rápido. En EE.UU., las personas pueden ir McDonalds, y si la economía se pone difícil, ésta puede ser una vía para ahorrar dinero. En los países latinoamericanos, es un lujo, pues los índices de pobreza son muy altos. Entonces nuestra compañía es una opción para la gente de la clase A y la B; menos, para la C, y muy pocas veces, para la D. Cuando la economía sufre en la región, McDonalds sufre. Los productos cuestan lo mismo en EE.UU. y en América Latina, porque muchos de ellos son importados. Entonces la calidad se mantiene, pero los precios son caros comparados con los salarios de la gente que vive en esos países.

Negocios Now: McDonalds es una compañía que se reinventa continuamente. ¿Cómo ha sido su proceso de reinvención en América Latina?

Manny Favela: La compañía trata de ser relevante, porque siempre ha sido líder. Hay que averiguar qué es lo que los clientes quieren, qué variedad están buscando… El enfoque siempre ha estado orientado a remodelar los restaurantes para hacerlos más contemporáneos. Para que sean relevantes para el cliente, se hacen ajustes, así la marca siempre será moderna y progresista.

Negocios Now: ¿Cuáles son los retos de la firma en la región?

Manny Favela: El principal reto es llegar a más gente. Como el servicio es caro para el habitante promedio, siempre tratamos de reducir costos y ofrecer menús más baratos para que la gente acceda a ellos. Si en los países de América Latina hay 300 millones de personas con un cierto nivel de pobreza, y no tuviéramos la manera de llegar a la gente más pobre, estaríamos excluyendo a más de la mitad de la población. Entonces la oportunidad de crecimiento tiene mucho que ver con la habilidad de poder llegar a esa gente. No sólo hay que llegar con los precios, sino también con relevancia porque las demandas de la población cambian según lo que la gente esté buscando. Hay que ofrecer la comida que quieren, los tamaños que quieren y con un precio que tenga sentido para ellos. Hay que balancear eso para que sea un negocio rentable para la gente.

Negocios Now: ¿Cómo avizoras el futuro de McDonalds en América Latina?

Manny Favela: Cuando hay momentos económicos difíciles, el crecimiento suele frenar en esos periodos, y cuando la situación económica mejora, entonces nuestro crecimiento se acelera. Si sacas una cuenta matemática, la idea de 2.200 restaurantes para 500 millones de personas que viven en la región te llevará a pensar que ese nivel de población fácilmente aguantaría 4.000 o 5.000 restaurantes sin problemas.

Negocios Now: ¿Qué nos puedes decir acerca del mercado hispano en los Estados Unidos?

Manny Favela: McDonalds representa gran parte del negocio hispano, no sólo por el número de latinos que viven en este país, sino también porque históricamente la lealtad del latino ha sido más fuerte que la del americano. Los restaurantes ubicados en áreas hispanas suelen tener mejores ventas que los que están en otras áreas. El hispano siempre ha sido un gran consumidor de McDonalds. Es una parte importante, y no sólo como clientes; los franquiciados hispanos también son muy importantes, pues contribuyen mucho con la empresa. Cuando tienes a un franquiciado hispano en una zona hispana tienes la mejor combinación. Porque la persona que opera el restaurante conoce bien qué está buscando el cliente latino. Y sabe cómo operar mejor su negocio.

Negocios Now: En cuanto a las franquicias, ¿cómo se comporta eso entre los hispanos? ¿Ellos tienen una oportunidad real?

Manny Favela: Realmente, el crecimiento de las franquicias hispanas ha sido fuerte. La compañía promueve la diversidad, ya que hay que representar a los clientes. Digamos, si un 15% de tus clientes son hispanos, es importante que existan franquiciados hispanos. Los McDonalds son parte de la vecindad. Hoy, el número de restaurantes hispanos es similar al número de clientes hispanos. Y en general, en los Estados Unidos hay entre 12 000 y 13 000 restaurantes.

Negocios Now: Después del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y EE.UU ¿Piensa McDonals en la Isla?

Manny Favela: Todo el mundo está alerta con Cuba. La idea es que, según se vayan dando los cambios y exista la confianza de poder proteger la marca, así crecerá el interés de la gente por desarrollarse en Cuba. Para hacer las cosas bien, hay que tener paciencia. La cosa no es de sí, sino de cuándo. Y la decisión es de cuándo es el tiempo oportuno para entrar. Cuando se den los cambios para poder operar de una manera normal, legal, con una buena presencia y un buen negocio, vamos para allá.

Más en Negocios Now