Ahora hay un límite para visitar el montículo del lanzador.

La Liga Nacional de Béisbol (MBL, por sus siglas en ingles) introdujo nuevas reglas que apuntan a acortar el tiempo de juego.

La demora de los juegos, que se han extendido más en  las últimas décadas, se ha convertido en un obstaculo en los propositos de la MBL de atraer los fanáticos más jóvenes.

Para la temporada 2018, la MBL introdujo cambios con la intención de aumentar la velocidad en el ritmo de juego, entre ellas poner un  límite para visitar el montículo del lanzador.

Hasta esta temporada, entrenadores, gerentes y otros jugadores podían consultar con su pitcher todo lo que quisieran. Ahora estarán limitados a solo seis visitas por juego de nueve entradas. A los equipos se les asignará una visita adicional al montículo por cada entrada adicional.

Hay algunas excepciones a lo que califica como una visita al montículo, de acuerdo con las nuevas reglas de la MLB, que incluyen:

A. Discusiones entre lanzadores y jugadores de posición que (i) ocurren entre bateadores en el curso normal del juego y no requieren que el jugador (s) de posición o el lanzador se reubiquen;
B. Visitas de los jugadores de posición al montículo para limpiar picos en condiciones de lluvia;
C. Visitas al montículo debido a una lesión o lesión potencial del lanzador; y
D. Visitas al montículo después del anuncio de una sustitución ofensiva.

La MLB también dijo que planea establecer límites de dos minutos para los descansos entre entradas y cambios de pitcheo.

Por el momento,. la  MLB no implementará un reloj de lanzamiento de 20 segundos o un temporizador entre bateadores, aunque el comisionado Rob Manfred indicó que esos pasos podrían considerarse en el futuro si los cambios del lunes no son suficientes.

“Tengo la esperanza de que los cambios que hagamos dirigidos al tiempo de inactividad eventualmente nos llevarán a un lugar donde nos sentimos cómodos con el ritmo de juego y la duración del juego”, dijo Manfred. “Pero si no, puede haber conversaciones sobre otros tipos de cambios que pueden ir más allá del tiempo de inactividad”.

New York