A National Award-Winning Publication

Una luz del progreso latino

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Luis Gutiérrez es tocayo de dos personajes locales del movimiento pro inmigrante: el congresista Luis Gutiérrez (D-Illinois) y el activista mexicano José Luis Gutiérrez.

Pero nuestro Luis Gutiérrez no piensa cambiarse el nombre.

“No se confundan: Yo soy el más joven; tengo 40 años”, dice en son de broma. “Cada quien tiene su espacio para desarrollar su talento, y el mío definitivamente no es la política”.

El espacio de este oriundo de Chicago criado en La Villita son las organizaciones sin ánimo de lucro.

En 1997, con sólo 24 años, gestó Latinos Progresando. En 1998 esta agrupación empezó a ayudar a los inmigrantes hispanos a navegar por el sistema migratorio de EEUU.

Quince años después, esta organización ubicada en el 3047 W. Cermark Rd.  que encabezada Gutiérrez ofrece servicio legal familiar.

“Ayudamos igual a un mexicano a solicitar su ciudadanía estadounidense, que a un guatemalteco a presentar una petición ante Inmigración para traer a su mamá de Guatemala a Estados Unidos, y a un joven a solicitar la Acción Diferida”, explica Gutiérrez.

Latinos Progresando también ofrece becas universitarias para jóvenes indocumentados, y un taller de teatro donde los jóvenes pueden “compartir sus experiencias inmigrantes”.

Además, Gutiérrez ha logrado aglutinar a 15 organizaciones sin ánimos de lucro bajo la red de apoyo Marshall Square Resource Network.

“Nos reunimos una vez al mes para hablar sobre los temas que nos afectan como comunidad y también para crecer como organizaciones”, dice Gutiérrez sobre la red formada en 2010.

En ese sentido, United Way les asesoró para recaudar más donaciones individuales, señala Gutiérrez.

La representante estatal Silvana Tabares (D-Distrito 21) y el concejal George Cárdenas (Distrito 12) se han reunido con la red “para informarnos sobre cómo nosotros, como organizaciones, podemos trabajar con las oficinas de ellos”, explica Gutiérrez.

La filantropía de Gutiérrez empezó a principio de los noventa, cuando un amigo lo invitó a participar como voluntario en un taller de ciudadanía en Piotrowski Park.

“Me sorprendió ver a tantos jóvenes voluntarios ayudando a llenar las solicitudes de ciudadanía a personas adultas”, dice Gutiérrez, “Esas personas adultas me recordaron a mis propios padres”.

“Eso me dió alegría… se me abrió el corazón”, agregó.

Originarios de México, los padres de Gutiérrez le dieron más que una educación  en administración de organizaciones sin fines de lucro en DePaul University. “Me enseñaron a respetar y a ayudar a los demás, como otras personas los ayudaron a ellos cuando llegaron a este país”, dice.

Eso, y aquella visita a Piotrowski Park, lo hicieron dejar su puesto de gerente en un Burger King para formar Latinos Progresando.

Pero en Latinos Progresando se dio cuenta que es un reto dirigir una fundación.

“No sólo se trata de darle ánimo a tu equipo de trabajo, sino además de hacer crecer a tu organización a base de donaciones. Eso es muy difícil”, recuerda.

Pero se dice bastante afortunado.

“Siempre he escuchado a otros decir, ‘La gente no da’. Esa jamás ha sido mi experiencia. Siempre ha habido alguien dispuesto a darnos la mano, como voluntario o con una donación”, dice.

En enero pasado, la fundación cumplió 15 años.

“Latinos Progresando no hubiera llegado a los 15 años de vida sin la ayuda de los voluntarios, de instituciones educativas, de la comunidad afroamericana y también de la blanca”, dijo Gutiérrez. “Somos el reflejo del esfuerzo de un Chicago unido”.

Así como Luis Gutiérrez y Latinos Progresando ayuda a los latinos con servicios legales, ComEd está comprometida a ayudar a sus clientes durante en dificultades financieras. Es por eso que mediante los programas ComEd CARE, ofrecemos un rango de programas de asistencia financiera para ayudar a clientes calificados con el pago de sus cuentas de electricidad y los apoyamos con programas de asistencia deenergía que los ayuda en esa necesidad.

Más en Negocios Now