Los padres mueren antes que las madres

En Estados Unidos las personas pierden a sus padres antes que a sus madres, situación que está vinculada a factores como la raza, el nivel educativo y el estado socioeconómico, afirma un análisis de la Oficina del Censo.

Las mujeres viven más tiempo, en promedio, que los hombres. Entre los estadounidenses en edades de 45 a 49 años el 26% ha perdido a su madre y el 45% a su padre, y 70% de las personas de 60 a 64 años tiene una madre fallecida, mientras que el 87% perdió a su padre, indica.

También existen diferencias por grupos raciales respecto al momento de la mortalidad de los padres. Entre los adultos de 25 a 34 años, el 15% de la población blanca y asiática ha perdido a uno o ambos padres. En contraste, el 17% de la población hispana y el 24% de la población negra han experimentado la muerte de un padre.

Incluso entre individuos de 55 a 64 años, donde la mayoría de todos los adultos han perdido a un padre, un porcentaje más alto de la población negra ha sufrido pérdida parental.

Factores socioeconómicos también influyen la pérdida de los padres. Un mayor porcentaje de personas de entre 25 y 54 años que viven en un hogar con un estándar nacional de pobreza han perdido a su padre, en comparación con los que viven en hogares más ricos que pierden a sus padres más tarde en la vida.

El 43% de las personas de 35 a 44 años de bajo nivel económico ha perdido a uno o ambos padres, y solo el 28% de quienes viven en hogares más acomodados. El Censo estadounidense destaca que la temprana mortalidad de los padres va acompañada de consecuencias psicológicas y materiales en las familias.

Nacional

2019-05-14T19:29:17+00:00 Nacional|