A National Award-Winning Publication

Los mercados de marihuana recreativa en Estados Unidos

Facebook
Twitter
LinkedIn

A punto de finalizar el primer mes en que el mercado de la marihuana recreativa empezó a funcionar, se prevé que la escasez de cannabis en Illinois continúe por un año o más, encareciendo el producto debido a las reglas y la existencia de tan solo 21 centros de cultivo autorizados para atender la demanda de la hierba medicinal y de entretenimiento.

El panorama de largas filas, escasez de productos y cierre de  tiendas no son extraños para los nuevos mercados de marihuana recreativa que han abierto en 11 estados y Washington D.C., pero en Illinois se prevé que continué por más tiempo debido a que tiene menos centros de abastecimiento que otras entidades donde su venta es legal.

El límite para los comercializadores se debe a que los productores de marihuana medicinal existentes insistieron en que podrían abastecer el mercado sin nuevas licencias de cultivo, a pesar de los estudios que demuestran lo contrario, de acuerdo con los analistas de esta nueva industria.

Un reporte de Business Insider expone la ruta seguida por los 11 estados en su adopción de la compra-venta de cannabis con fines recreativos, donde destaca que fue Illinois el primer estado en legalizar la posesión y comercialización de marihuana recreativa a través de la legislatura estatal en lugar de una iniciativa electoral. Los legisladores aprobaron en junio de 2019 un proyecto de ley y a partir del 1 de enero entró en vigencia.

Vermont se convirtió en el primer estado en legalizar la posesión de marihuana, pero no la venta, a través de su legislatura en 2018 en lugar de una iniciativa de votación. California fue quien primero legalizó la marihuana medicinal en 1996, y en el 2016 el uso y transporte de la hierba, “aunque lograr que los californianos compren hierba legal, en lugar de hacerlo en el mercado negro, ha sido el mayor desafío desde que entró en vigencia la ley”, dice.

A principios de 2015, Alaska, el estado más septentrional de los Estados Unidos, legalizó el uso, posesión y transporte de hasta una onza de marihuana, similar a una bolsa de sándwich llena, para uso recreativo. La primera tienda abrió sus puertas a fines de 2016, y ahora todas las que ofrecen esta venta son un atractivo para los turistas. Más de dos millones de personas visitan Alaska al año y gastan $ 2 mil millones.

Colorado, agrega el reporte, donde “hay más dispensarios de marihuana que Starbucks”, se unió a Washington para convertirse en los dos primeros estados en legalizar completamente la droga en 2012. De ese tiempo a la fecha, algunos condados y ciudades de Colorado han aprobado leyes más restrictivas sobre la compra y consumo.

Una iniciativa de votación en 2016 dio a los adultos de Maine el derecho de poseer hasta 2.5 onzas de marihuana, más del doble del límite en la mayoría de los otros estados, aunque su legislatura todavía define detalles de cómo y cuándo abrirán tiendas recreativas. Ese mismo año Massachusetts permitió a sus residentes transportar una onza de marihuana y cultivar hasta 12 plantas en sus hogares, mientras que sus primeras tiendas abrieron en 2018.

Los votantes convirtieron en 2018 a Michigan en el primer estado en el Medio Oeste en legalizar la venta de marihuana para adultos y posesión de hasta 2.5 onzas. La ley es más permisiva que otros estados con marihuana legal ya que la mayoría solo permite hasta una onza a la vez. Los dispensarios de marihuana en Michigan se abrieron oficialmente el 1 de diciembre del 2019.

En Nevada los residentes y turistas mayores de 21 años pueden comprar una onza de marihuana o un octavo de onza de comestibles o concentrados. Menos de dos semanas después de que comenzaran las ventas de hierba recreativa el 1 de julio de 2017, muchas tiendas se quedaron sin marihuana para vender. El estado ha ganado casi $ 20 millones en ingresos por impuestos a la marihuana desde el lanzamiento del mercado.

En Oregón sus habitantes disfrutan desde el 2015 del derecho de transportar una onza de hierba y cultivar hasta cuatro plantas en casa, mientras que las ventas en las tiendas superarán este año los $ 1 mil millones. En Washington, la capital del país, votaron abrumadoramente por legalizar la marihuana para uso de adultos en noviembre de 2014, y entró en vigencia en 2015.

Massachusetts abrió sus primeras tiendas de marihuana en noviembre de 2018, mientras que otros estados están considerando la legalización y los próximos podrían ser Nueva York y Nueva Jersey. A pesar del incremento del número de estados que permiten la venta y consumo de la marihuana recreativa, la hierba sigue siendo ilegal a nivel federal.

La prohibición de la marihuana comenzó hace aproximadamente 80 años cuando el gobierno federal prohibió la venta, el cultivo y el uso de la planta de cannabis, uno de los pocos temas candentes con amplio apoyo. Una encuesta reciente de Pew Research Center indica una aprobación a su legalización del 67% de los estadounidenses, con una caída de la oposición a la hierba del 52% en 2010 a solo el 32% en 2019.

Si bien el gobierno del presidente Trump no es amigo de las leyes de reforma de la marihuana, es probable que se den acciones en el Congreso, con una Cámara controlada por los demócratas, que alivien las cargas fiscales y las restricciones bancarias sobre las empresas de marihuana y amplíe el acceso a la marihuana medicinal este año, asegura el reporte de BI.

 

También puede leer