A National Award-Winning Publication

Los Gallos cantan en la 26   

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Salvador Hernández

 

Salvador Hernández no estaba muy convencido de salirse de México para radicarse en Chicago. Pero los astros se alinearon y aquí lo tienen por más de 50 años afincado como un próspero comerciante.

Estaba en México, en la capital, con unos 15 años, y empezó a  trabajar con un tío que tenía un restaurante que se llamaba Los Gallos. Fregaba platos y de ahí no pasó.

Por esa razón se lanzó en solitario al negocio y estableció un puesto de tacos en el DF, cuando apenas tenía 17 años. De ahí que se llevara luego a Chicago el nombre de Los Gallos.

Posteriormente vendió su puesto de tacos y se fue a trabajar en pulque en México con su papá y su hermano. Mayor, quienes se encargaban del tema.

De visita en Jalisco una hermana que tenía su esposo en Chicago decidió emigrar definitivamente y fue cuando su padre lo animó a marcharse. Salvador terminó por convencerse y se instaló en la ciudad de los vientos. El pasado 9 de junio cumplió 50 años aquí.

Llegaron sobrinos y familiares y el negocio se hizo próspero.

En 1978 arrancó en el 2548 W Lawndale en un lugar muy chiquito. Ahí duraron un año y luego se cambiaron a la 4223 de la 26 hasta 1985. Compraron entonces la panadería 4209 y pusieron una taquería, que acto seguido se afincó otra posición en la Archer y luego un tercer establecimiento.

Ya en total Salvador tiene tres restaurantes Los Gallos prósperos y bien establecidos en Chicago, aunque tiene también negocios en México, aunque no relacionados con la comida.

Se siente particularmente orgulloso de la calidad de sus restaurantes, de los que destaca la carne al jugo, un secreto bien guardado. Otro de sus tesoros es su familia, con dos hijos y una hija.

Más en Negocios Now

Lo más reciente

Edición digital

Recent Tweets
Suscríbete Hoy
Nos dedicamos a cubrir las noticas de ultima hora. Para brindarte las historias que más te importan.