A National Award-Winning Publication

Latinos celebran confirmación de jueza afroamericana

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

La comunidad hispana celebra la histórica confirmación de Ketanji Brown Jackson como la primera jueza afroamericana en la Corte Suprema al recordar la nominación de 2009 de Sonia Sotomayor, la primera hispana del mayor tribunal del país.

“Ambas designaciones añaden más diversidad y, con el incremento de personas en la comunidad latina que se auto identifican como afro descendientes, recibimos con beneplácito la confirmación”, afirmó Frankie Miranda, presidente de la Federación Hispana.

Es “otro paso adelante hacia la representación equitativa en diferentes niveles de la sociedad”, dijo el activista.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Alianza Digital de Pequeños Negocios publica herramientas empresariales

La que será la primera jueza afroamericana del Tribunal Supremo posee pericia, temperamento judicial y experiencia en una miríada de asuntos legales que afectan a la raza negra, latinos y otras comunidades de color, añadió Miranda.

Comparó la confirmación de Brown Jackson con la de Sotomayor, de origen puertorriqueño y la primer mujer hispana postulada para el Supremo, durante el Gobierno de Barack Obama (2009-2017), un afroamericano.

Para la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Elegidos y Designados (NALEO, en inglés), la confirmación es una muestra de la realidad racial y étnica del país.

“A medida que nuestro país continúa logrando hitos en representación y diversidad, contamos con la dedicación de la jueza Jackson para promover la diversidad racial y étnica en la profesión legal y la instamos a reclutar y contratar latinos calificados para que formen parte de su personal”, señaló en un comunicado.

UnidosUS, una de las organizaciones latinas mayores y más antiguas de Estados Unidos, aseguró que la nueva jueza “garantizará que todos los estadounidenses, sin importar su raza o antecedentes, estén mejor representados en la corte más alta”.

La coalición de funcionarios electos latinos de Illinois, encabezada por el congresista Jesús “Chuy” García, indicó que es crucial una jueza de minorías porque llevará una “nueva perspectiva”.

“La Corte Suprema considera casos sobre temas fundamentales para las comunidades negras y latinas, como inmigración, justicia penal, derechos de voto y mucho más”, señaló en un comunicado.

El Supremo “tiene un largo camino por recorrer para representar plenamente a nuestras comunidades y cumplir la promesa de ‘igualdad de justicia ante la ley’, pero esta confirmación nos da la esperanza de que sea posible”, expresó Wade Henderson, director de la coalición The Leadership Conference on Civil and Human Rights, que reúne 230 organizaciones.

Brown Jackson es la quinta mujer y la primera de raza negra que conformará el Supremo en sus 232 años de historia.

Su confirmación lleva a cuatro, por primera vez, la cifra de mujeres en el tribunal de nueve jueces, y esto “es importante porque el Supremo tiene por delante, ahora mismo, decisiones que continúan afectando a nuestras comunidades, a las mujeres de minorías con escasos recursos”, dijo a Efe Miranda, de la Federación Hispana.

La designación más reciente para el Supremo, la de la jueza Amy Coney Barrett, de 50 años, complació a los sectores más conservadores de Estados Unidos tanto como la de Brown Jackson, de 51, satisface hoy a los liberales.

Dadas las edades de ambas mujeres, puede esperarse que su presencia y sus decisiones afecten a Estados Unidos por décadas.

Sin embargo, Miranda recordó que “el Tribunal Supremo seguirá siendo conservador”.

“Empero, los magistrados más jóvenes ayudan con una perspectiva diferente de la de otros jueces que están casi al final de sus carreras”, agregó.

“El país y las necesidades de los ciudadanos han cambiado. Habrá una perspectiva fresca, joven, tomarán en cuenta las necesidades de las mujeres afectadas por decisiones tradicionalmente hechas en cortes con mayoría de hombres”, concluyó.

“Es un momento notable en la historia de Estados Unidos, uno que debió darse hace mucho tiempo en los tribunales para reflejar mejor la diversidad de nuestra nación”, manifestó por su parte Nicole Melaku, directora ejecutiva de National Partnership for New Americans. (EFE)

También puede leer