A National Award-Winning Publication

‘La gentrificación es como el fuego’

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Algunos vecinos del noroeste de la ciudad aseguran que la gentrificación “amenaza” con borrar la identidad étnica de sus barrios.
“La gentrificación es como el fuego: puede cocinar o quemar la casa con él”, reconoce Hipólito “Paul” Roldán, presidente y CEO de Hispanic Housing Development Corporation, organización sin fines de lucro.
“Pero nosotros tenemos la forma de mitigar la gentrificación”, agrega.
Por definición, la gentrificación es cuando la “gente rica” se muda a los barrios de minorías y termina haciendo que los vecinos se vayan de estos barrios.
Hispanic Housing fue fundada en 1975 para elevar la calidad de vida de los barrios de Chicago a través de la construcción de vivienda asequible y de calidad. Desde su fundación, ha ofrecido más de 384 millones de dólares en desarrollo a través de 51 proyectos distintos en los barrios de Chicago.
Cicero and George Elderly Apartments es el proyecto número 52 de Hispanic Housing. Las obras de este proyecto arrancaron el 14 de noviembre en el barrio de Belmont Cragin.
El edificio de seis pisos busca ofrecer vivienda asequible para las personas de la tercera edad de bajos ingresos del noroeste de la ciudad, informaron funcionarios de Hispanic Housing. Unos 61 de los 70 apartamentos estarán disponibles para ancianos con ingresos entre el 30 y el 60 por ciento del ingreso medio de la zona, agregaron.
El ingreso per cápita de Belmont Cragin, donde el 37 por ciento de los residentes es menor de 18 años o mayor de 64, ronda los 15 mil 500 dólares, según el portal City of Chicago con base en datos del Censo.
“Al utilizar los recursos federales para nivelar el terreno de la vivienda al ofrecer alquiler asequible a vecinos de bajo ingreso, es posible mitigar la gentrificación”, explica Roldán.
El edificio que se construye en 4800 W. George Street  tiene el respaldo del alcalde Rahm Emanuel y Ray Suárez, concejal del precinto 31 y quien también es titular del comité municipal de vivienda y bienes raíces.
El proyecto tiene una financiación de poco más de 21 millones de dólares, de los cuales 4 millones proceden del distrito TIF Belmont Cicero, indicó Hispanic Housing.
Roldán afirma que ha sido “buena experiencia”  trabajar con el alcalde y con el concejal  desde que arrancó este proyecto.
“Suárez ha sido bastante paciente durante estos tres años”, dijo.  “Ha sido mucho trabajo reunir todos los requisitos para este proyecto”.
La construcción tardará un año en concluir, señaló Roldán, pero la labor de marketing empezará cuatro meses antes, es decir a mediados de 2015.
Pero, en su experiencia, una vez que se reciben las solicitudes de vivienda “es frustante” tener que rechazar a mucha gente.
“Tenemos mucha demanda, y sólo podemos satisfacer a parte de esa demanda”, dijo.
Tropico Construction Corporation, entidad con fines de lucro de Hispanic Housing, erige esta obra sobre 75 mil pies cuadrados que incluirá un sistema de retención de agua, sala de ejercicios, terraza, y lavandería, así como aparatos electrodomésticos certificados para ahorrar energía.
“Tropico fue una extensión lógica de Hispanic Housing, pues el 80 por ciento de los costos de un proyecto se van en construcción”, explica Roldán.
Así, mientras Hispanic Housing  se enfoca en la misión de construir viviendas asequibles de calidad, Tropico garantiza que los proyectos se concluyan dentro del plazo establecido y cumplan los estándares de calidad en parte gracias al mercado libre.
Roldán cita a Logan Square como un ejemplo de cómo se puede mitigar la gentrificación.
“Ahora mismo Logan Square es la comunidad de mayor apogeo de la ciudad. Las rentas se han disparado, pero nuestras viviendas ahí siguen siendo asequibles”, dice.
Desde 1980, Hispanic Housing ha rehabilitado cerca de 800 unidades habitacionales en el barrio del noroeste.
Uno de esos proyectos, el multifamiliar categoría sección 8 Diversey Square Apartments I, le ha valido a Hispanic Housing el premio Neighborhood Network Center Award de 2009, que concede el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano, o HUD, de EEUU.
“No es fácil de hacer. Pero es posible de hacerlo”, dice Roldán

También puede leer